Viernes, 28 de abril de 2017

Los medallones del lienzo real de la Plaza Mayor

    La noticia es, que parece ser que se va a retirar el medallón de Franco de la Plaza Mayor. Francisco Franco (1.936-1.975). Al principio de la Guerra Civil, Franco eligió Salamanca como cuartel general. Lo instaló en el Palacio Episcopal. La Plaza Mayor acogió los primeros actos del...


Las pornaes y el Lunes de Aguas

  Hacía tiempo que no nos venía una Semana Santa tan agradable y sonriente como la que terminamos de disfrutar. La buena temperatura ha presidido todos los actos: los religiosos, los profanos y los paseos al campo: esos que trazamos, de mañana, en busca de verdor, de paz natural y de silencio...

El campo comienza a tener sed

  Lo compruebo cada mañana, cuando salgo a darme una vuelta por los aledaños de la ciudad. Y es una pena porque la cosecha se presentaba con esperanza, y, para más “inri”, no tiene síntomas de llover. Y el otro día, mientras yo contemplaba como el campo empieza a ponerse lacio, en una calle...

La Semana Santa de ayer y de hoy

    Hace varios años que no participo en la Semana Santa de mi pueblo. La culpa la tiene el tiempo, que, por esas fechas, suele ser inestable, y la incertidumbre siempre retrae y debilita nuestra voluntad. La Semana Santa macoterana mantiene lo tradicional en lo esencial, es evidente que...

Pasé la tarde en el huerto de Melibea

El miércoles de la tarde me invitó a pasar un rato de sosiego en el huerto de Melibea. El ambiente era acogedor,  saludable  y verde, e, incluso, me tuve que colocar entre  sol y sombra, porque, si me ponía de plano a la estrella, me sofocaba, y si me colocaba a la sombra, me aconsejaba poner la...

Un huevo, para dos

  Cuando yo era chico, pues, yo también llegué a ser chico de pequeño, mi madre nos freía un huevo a mi hermano y a mí, que pringábamos al unísono, ya que ninguno de los dos éramos ciegos, como sucedió en el pasaje de las uvas de “Lazarillo”. Otros lo pasaron peor, porque su madre les decía:...

Pasé la tarde con la alondra

Hacía tiempo: muchos años, que yo no pasaba una tarde, pateando los campos de Macotera. Hacía tiempo que no escuchaba el canto alegre de la alondra ni el canto corto y ronco de la codorniz ni el grillar de los grillos. Hacía tiempo que no atrochaba el sembrado, ni teñía de verde las zapatillas. ...

Nuestros juegos eran de balde

No te extrañe: nosotros jugábamos de balde, porque la calle, las plazas y cantones, el juego de pelota, las eras, detrás de la iglesia, el porquero y demás sitios eran de todos y para todos. Eran, como se dice hoy, lugares públicos.  Los niños andábamos y corríamos por ellos, como Pedro por su...

Hablé con los niños en sueños

Aunque estoy jubilado, el sueño profundo me saca la vena profesional y me introduce, de cuando en cuando, en la escuela, y me rodea de niños. Los niños de mi escuela figurada no se sientan en pupitres, les gusta más sentarse en el suelo y rodearme, y a mí me gusta que se acerquen a mí. Dicen que...

Carnavales, carnestolendas o antruejo

De tres formas diferentes, se nombran los tres días de asueto, que preceden al miércoles de ceniza. Tradición que viene de largo, con raíces paganas, que tenían como protagonista a Baco, dios del vino: unas fiestas que, en sus inicios, tuvieron carácter sagrado, pero, con el tiempo, se...

Todo, un puro cuento

En un lugar de la Hispania, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo, vivía una dama que se pasaba el día wasapeando, era tal su obsesión, que empalmaba la salida del sol con la salida del día siguiente. No dormía ni se enteraba de lo que ocurría a su alrededor. Su marido...

El lobo y la paloma

  Lo cuenta así un medio de Salamanca   “El Consejo de Gobierno de la Junta dio luz verde, este jueves, al acuerdo de contratación, por importe de 1,1 millones de euros, del seguro de responsabilidad por los daños y perjuicios causados por el lobo al sur del río Duero. La...

Despoblado, despoblación y repoblación: una realidad preocupante

  Tres vocablos, que tuvieron su auge en la Edad Media, y que, poco a poco, van recuperando actualidad  a marchas forzadas. Y no hay día, en que los medios no saquen a colación estos tres términos. Los pueblos se despueblan e incluso las ciudades, pues, solo la ciudad de Salamanca, desde enero a ...

Las Candelas y la desazón de san Blas

Estas dos fiestas abren el portón del mes de febrero. Y, cuando se acercan, se me escapan los refranes que soltaba mi abuela: “Por san Antón, la buena ave pon; por la Candelaria, la buena y la mala”. Y aquel otro que pone por testigo a san Blas: “Por san Blas, una menos y otra más”: merman las...

Las cuatro esquinas y mi infancia

Mi amigo Antonio es forastero, de la tierra de “María Santísima”, pero afincado en pueblo, a temporadas, pues su mujer es de nuestro terruño. Y me cuenta que se ha hecho bien aquí, y que le gusta vivir sus costumbres, recorrer sus campos, conocer sus plantas, las especies de animales propias del...

Tiempo de matanzas: el caldo baldo

Escuchaba a Fernando Delgado, hace cuantá, en su programa domin­guero de la SER. Al otro lado del teléfono, el dueño de un mesón de las cercanías de Segovia leía el menú de su desayuno típico: caldo obtenido de la cocción de las mor­cillas, morcilla, hígado... Al caldo de morcillas le dio un...

Tradiciones: San Antón

  Dejamos atrás a los Reyes Magos.  Y, al poco rato, llega san Antón. Una festividad muy señera en el calendario litúrgico, pues san Antón era y es el protector de los animales, y los animales, en aquel entonces, eran un recurso imprescindible para toda tarea, que se desarrollaba en el pueblo,...

Torres Villarroel, sacristán de Macotera

  Nos preguntamos: ¿Quién es ese personaje, para que nos sintamos tan orgullosos de que fuese sacristán de Macotera durante veinte años, y, en Salamanca, le hayan dedicado una avenida? Les respondo: don Diego Torres Villarroel fue un escritor salmantino, uno de los personajes más famosos del...

Mi reloj de sol

Ayer, jueves,  al contemplar la cabalgata de Reyes, que partía de La Alamedilla, se me removió la ilusión. Lo de mi ilusión infantil fue una falacia, porque, conmigo, los magos se han estirado más bien poco en la vida; pero quizás mi intento de ser cada día más bueno haya conmovido a los reyes de ...

Pasado mañana, nace un niño nuevo: el 2017

Cada año nace un niño nuevo, a cuyo alumbramiento asistimos todos con grandes alharacas y albricias, sumergidos en burbujas de champán, y embadurnados de confetis y de músicas celestiales y profanas. Suena el villancico, el alboroto y la alegría, y los grandes deseos y los sueños y las...

Una cuna de cartón

(Me lo ha mandado mi pariente y paisano, Antonio Blázquez Madrid, y quiero compartirlo contigo) En el vestíbulo apagado de la sucursal bancaria, el niño recién nacido tiritaba bajo los periódicos que tapaban su cuerpo desnudo. Tumbada a su lado, sobre el suelo sucio, una mujer joven y...

La soledad en Navidad

El anciano animaba la lumbre de burrajos con la punta de las tenazas. Se inclinaba sobre sus rodillas e intentaba, inútilmente, aumentar el calor de la estancia con los cuatro cachos de ascuas y las cuatro puntas de palos, que se escondían, distraídamente, entre la ceniza. Muchos años tenían...

Al habla con Melchor, el confitero "El turrón de piñón y el mazapán"

  Me comenta un compañero de pupitre: “Cada día, se aprende una cosa nueva”. Precisamente, yo me levanto, cada día, para aprender esa cosa nueva. Y con esta intención, me he puesto al habla con Melchor Salinero, un macoterano, que nació con el oficio de confitero, aprendido de cuna: oficio que...

Las turroneras, pregoneras de la Navidad

El tiempo no da tregua, anda y anda sin descanso, y, de la noche a la mañana, nos despereza con las luces navideñas, colgadas de los balcones y farolas, y con los árboles de calles y plazas, asperjados con gotas de escarcha transparente. Yo me digo que, ante la premura de los ciclos, es mejor...

Macotera, pueblo de curas y monjas

Se encontraba mi amigo Gene, rellenando las casillas de un crucigrama en su mesa camilla por tierras catalanas, y, entre las cuestiones, que le planteaba el rompecabezas, figuraba la siguiente: “¿Cuál es el pueblo más levítico de España? Gene no tenía ni idea, y siguió con el juego, rellenando...

¿Por qué se castiga la voz de la conciencia?

Estos días de mes de noviembre, como sucedió con los avatares del anterior, me han dejado  perplejo y descolocado; por un lado, con las conjuras del PSOE; por otro, con el cuadro de ministros reiterado, salvo alguna novedad, como premio a los servicios prestados y a la fidelidad leal al jefe....

Ya están las castañeras en su garito

  Vienen por los Santos, como las cigüeñas por san Blas. Antaño, aparecían sentadas en su silla de espadaña, ataviadas con sus sayas, pañuelo cruzao y mandil negro o pajizo, y con sus medias y alpargatas también negras, y que asomaban su nariz por el hueco, que dejaba su pañuelo de la cabeza...

La mariseca rebelde

Esta mañana gris y lluviosa, me he levantado un tanto desorientado, como extraño, como si no fuera yo, ni el día de mi santo. Y me he preguntado ¿soy ya tan viejo? Nada más llegar de mi paseo, me miré en el espejo; me vi igual que ayer, pero yo creo que, de donde procede “esto de sin estar en...

Caín y Abel, Harpagón y la Babia

Estos días de atrás, los medios de comunicación nos han enseñado los avances de los espectáculos tragicómicos más renombrados en cartelera, de los últimos tiempos, a nivel nacional e internacional, porque también han trascendido fuera de nuestras fronteras. Y estas exhibiciones me han dejado en un...

Caín y  Abel, Harpagón y la “Babia”

Estos días de atrás, los medios de comunicación nos han enseñado los avances de los espectáculos tragicómicos más renombrados en cartelera, de los últimos tiempos, a nivel nacional e internacional, porque también han trascendido fuera de nuestras fronteras. Y estas exhibiciones me han dejado en un...

Hoy, como ayer y como todos los días

Hacía frío esta mañana, cuando salí a dar mi paseo diario por los senderos de la Aldehuela. Todavía asomaban sus cabezas las atracciones de la feria, y las caravanas guardaban un silencio absoluto, y, aún conservaban el orden, que les habían trazado los municipales. Nadie se asomaba a sus...