Una plataforma denuncia que la bajada de peajes en el interior portugués no se está ejecutando según lo anunciado

En lugar del 50% se estaría practicando el 30% y la reducción del 75% para vehículos eléctricos no se estaría aplicando

La Plataforma por la Reposición de las SCUTs, la entidad cívica portuguesa que defiende la reducción progresiva de los peajes en las vías rápidas portuguesas A23 y A25, hasta su completa abolición, ha vuelto a reunirse el 9 de septiembre para decidir las medidas de protesta a desarrollar por el último descuento en las tasas, que entró en vigor el pasado 1 de julio, con cuya forma de aplicación no están de acuerdo. 

La bajada contemplada en el Despacho nº 138-D/2021 de 30 de junio, es del 50% para los vehículos de uso particular, pero en lugar de aplicarse sobre las tasas existentes a 1 de julio, se retrotrae a las tasas existentes a finales del año 2011, cuando comenzó el sistema de telepeajes en estas vías, sin acumular los descuentos aplicados durante los últimos años. Esto hace que el descuento, en realidad, sea de poco más del 30% después del redondeo, aseguran desde la Plataforma por la Reposición de las SCUTs en la A23 y la A25.

La Plataforma por la Reposición de las SCUTs (carreteras sin coste para el usuario, por sus siglas en portugués, Sem Custos para o Utilizador) es un movimiento que aglutina siete asociaciones empresariales, sindicales y ciudadanas de los distritos de Guarda y Castelo Branco. Viene realizando diversas acciones desde su creación en 2017, con el objetivo de presionar al Gobierno portugués a la supresión de peajes en estas vías, que unen el litoral y el interior del país hasta la frontera con España por la provincia de Salamanca.

Las carreteras A23 (Guarda-Torres Novas) y A25 (Vilar Formoso-Albergaria) conectan el interior fronterizo con Lisboa y con la costa centro-norte (Aveiro), respectivamente.  

Recordemos que se había aplicado una reducción del 15% en agosto de 2017, para todo tipo de vehículos, y una segunda del 30% en enero de 2019, ésta únicamente destinada al transporte de mercancías.

El nuevo descuento, vigente desde el 1 de julio pasado, fue presentado como una bajada del 50% para los vehículos clase 1, pero la Plataforma denuncia que ha sido apenas del 30% sobre los precios existentes a esa fecha. Por eso, exigen la modificación del Despacho nº 138-D/2021 de 30 de junio, que venía a concretar la reducción de tasas ya recogida en los Presupuestos del Estado portugués para 2021, por la Ley 75-B/2020 de 31 de diciembre.

Esta ley, a su vez, modifica el Decreto-Ley de noviembre de 2011 por el que se inició el sistema de telepeajes en estas vías del interior de Portugal. Modifica sus cuantías, aplicando una reducción del 50% sobre esos valores iniciales, dejando sin efecto la reducción del 15% vigente desde 2017 para la generalidad de vehículos.

Ya lo pusieron de manifiesto en julio, en el momento de su entrada en vigor, y vuelven a señalarlo ahora. Apuntan, además, que la reducción del 75% destinada a los vehículos eléctricos en el mencionado Despacho 138-D/2020, no se está aplicando.

Por otro lado, desde la Plataforma subrayan que los descuentos destinados a los vehículos de las clases 2, 3 y 4 afectos al transporte profesional de pasajeros y mercancías sí se están ejecutando conforme al método previsto, que sigue un criterio de tramos horarios.

Las multas que llegan a Salamanca

Desde hace ya algunos años están llegando a los domicilios salmantinos multas por peajes no pagados en las carreteras portuguesas adscritas a la modalidad de telepeaje.

Ya sea por falta de información o por confusión sobre ésta, -a pesar de que el sistema se implantó hace ya casi diez años-, o porque una de las modalidades más utilizadas, que es la vinculación de la tarjeta de débito o crédito a la matrícula en el Puesto de Atención a Vehículos Extranjeros del Alto de Leomil, a 11 km de Vilar Formoso, no siempre funciona o no se consigue completar la vinculación, el caso es que algunos salmantinos continúan viajando a Portugal sin adherirse a ninguna modalidad de pago.

La emisión de las multas que llegan a Salamanca corre ahora a cargo de una empresa con sede social en el Reino Unido, llamada Euro Parking Collection (EPC), con la que Globalvia, concesionaria del servicio, tiene subcontratadas las notificaciones. La española Globalvia emite las multas por peajes impagados en la A23 y la A25, entre otras carreteras portuguesas sujetas a este tipo de peajes.

El grupo Globalvia nació en 2007 para reunir en una sola entidad todos los activos en concesión de infraestructuras que tenían FCC y Caja Madrid (en la actualidad Bankia), según aparece descrito en la biografía de este grupo empresarial.

Las multas son emitidas, por tanto, por Globalvia a través de alguna de sus empresas en Portugal, como Portvias u Operestradas XXI, son notificadas por la británica Euro Parking Collection, llegan al domicilio con matasellos de Malmö (Suecia) y los multados deben realizar el pago a la filial alemana de un banco nórdico, el Skandinaviska Enskilda Banken AB (SEB), en concreto, a la SEB Germany.

Todo este conjunto de empresas concesionarias, emisoras, comunicadoras y recaudadoras de nacionalidad diversa, alguna externa a la Unión Europea, ha hecho desconfiar a los salmantinos, que están consultando con asociaciones de defensa del consumidor la legalidad de estas sanciones, basándose en el uso y cesión de datos de carácter personal entre empresas y entre organismos públicos.

En mayo de 2019, CONFAES, UGT y CCOO Castilla y León apoyaron la abolición de peajes en estas dos vías portuguesas en un acto de protesta celebrado en la localidad fronteriza de Vilar Formoso. Luís Garra, miembro de la Plataforma, asegura para SALAMANCA al DÍA en PORTUGAL, que los contactos sobre este asunto entre las organizaciones empresariales de Guarda y Castelo Branco con sus homólogos de Salamanca, así como los de los sindicatos portugueses y castellano-leoneses, se mantienen.  


Garra, perteneciente también al sindicato CGTP en Castelo Branco, afirma que los peajes portugueses fueron objeto de tratamiento este año en el Congreso de CCOO Castilla y León.

El Portugal interior, los peajes y las próximas elecciones municipales

La Plataforma por la Reposición de las SCUTs señala en comunicado que va a invitar a todos los candidatos a las municipales del próximo 26 de septiembre a formalizar su apoyo a la abolición de los peajes en la A23 y la A25, tanto para la modificación del Despacho en cuestión y aplicación efectiva del 50%, como para la calendarización de los descuentos, con la meta puesta en su completa eliminación antes del fin de 2023.

El Ministerio de Estado y Hacienda portugués había puesto trabas a la ejecución de los compromisos gubernamentales adquiridos, particularmente por parte del primer ministro, António Costa, y por la ministra de Cohesión Territorial, Ana Abrunhosa, que habían apoyado públicamente la paulatina reducción de los peajes en el interior como medida de discriminación positiva, tendente a paliar las considerables asimetrías socioeconómicas y demográficas existentes en Portugal entre las regiones costeras y las interiores.

Dado que el partido del Gobierno es el Partido Socialista (PS), SALAMANCA AL DÍA en PORTUGAL ha preguntado a Luís Garra, miembro de la Plataforma, si esperan también la adhesión de los candidatos por el PS a los municipios de los distritos de Guarda y Castelo Branco. Luís Garra no duda que también van a manifestar públicamente su apoyo a estos fines, aunque suponga alguna contradicción con la política del Gobierno de su mismo partido. “Se comprometerán, también los del Partido Socialista, pues una cosa es la política local y otra la estatal”, matiza Garra.

Entre las conclusiones de la última reunión celebrada por la Plataforma, se insiste en la exención de tasas para los residentes en el interior; una nueva reducción del 50% sobre las tarifas que estuvieran en vigor a 31 de diciembre de 2021, destinada a todo tipo de vehículos; y la eliminación de los peajes en la A23 y la A25 al final de la actual legislatura, prevista para el otoño de 2023.

La última reducción se ha aplicado a todas las vías que enlazan el interior portugués con España: en el Algarve con Andalucía (A22), en la Beira Baixa, Beira Interior y Tras-os-Montes con Castilla y León (A23, A25 y A4, respectivamente) y en la Beira Alta hasta la frontera con Galicia (A24). Pero los peajes del litoral también han sido objeto de reducción bajo esta última normativa, como algunos tramos de la Costa da Prata, del área metropolitana de Oporto y del Litoral Norte. 

En la entrevista que la secretaria de Estado para la Valorización del Interior, Isabel Ferreira, concedió a SALAMANCA al DIA en PORTUGAL en febrero de 2020, días antes del Consejo de Ministros extraordinario dedicado específicamente al Interior y celebrado en Bragança, afirmó que la reducción de los peajes en las vías que vertebran el interior portugués y lo unen a España se contemplaba como una de las medidas previstas dentro de los incentivos para fijar población y recursos, así como para favorecer la migración de personas y empresas hacia el interior.

Los peajes y la transición energética

En cuanto a las nuevas políticas disuasorias del uso de las carreteras, amparadas en la necesidad de alcanzar los objetivos del Green Deal europeo, desde una perspectiva punitiva, que castiga al que contamina y por las que se pretende gravar con peajes algunas carreteras hasta ahora de libre uso en algunos países de la UE, como es el caso de lo anunciado por el Gobierno de España, Luís Garra es claro: “El tren en el interior de Portugal aún no constituye una alternativa. No hay correspondencia de horarios, ni suficientes frecuencias ni es competitivo, ni por prestaciones ni por precios”.

Según el sindicalista, ni la línea férrea de la Beira Alta ni la de la Beira Baixa, que atraviesan la región, suponen una alternativa realista a la carretera en la actualidad. “Cuando lo sean, entonces, hablaremos”, asevera Luís Garra.

Otra de las reivindicaciones de la Plataforma es que no se está aplicando el descuento del 75% a los vehículos eléctricos, recogido en el referido Despacho de 30 de junio, y que debería ser efectivo desde el pasado 1 de julio.

Hay tres ministerios portugueses con competencias en esta materia: el ministerio de Estado y Hacienda, el de Infraestructuras y Vivienda y el de Cohesión Territorial. Los tres ministros firmaron el Despacho nº 138-D/2020 de 30 de junio.

La Plataforma por la Reposición de las SCUTs en la A23 y la A25 nació en 2017, aunando los intereses de siete organizaciones empresariales, sindicales y ciudadanas de la Beira Interior: la Asociación Empresarial de la Beira Baixa, la Unión de Sindicatos de Castelo Branco, la Comisión de Usuarios contra los Peajes en la A23, el Movimiento de Empresarios por la Supervivencia del Interior, la Asociación Empresarial de la región de Guarda, la Comisión de Usuarios de la A25 y la Unión de Sindicatos de Guarda.

Información general sobre peajes portugueses en www.portugaltolls.com