Domingo, 26 de mayo de 2019

“¿Los turistas españoles comenzarán a venir en camión a Portugal?”

La anunciada reducción del 30% ha entrado en vigor el pasado 1 de enero, destinada solo a los vehículos de mercancías

La Plataforma por la Abolición de los Peajes en la A23 (Guarda-Torres Novas) y la A25 (Vilar Formoso-Aveiro) ha calificado como “limosna” las reducciones en los peajes que han entrado en vigor el día 1 de enero en estas autovías portuguesas: un 30%, aplicable a los vehículos de mercancías nacionales y extranjeros, y un 25% adicional para los vehículos nacionales de mercancías pertenecientes a empresas cuya sede fiscal se encuentre en territorios de baja densidad poblacional, como es el caso de la Beira Interior portuguesa.

Como conclusión a la primera reunión del año, celebrada el pasado viernes, la Plataforma ha calificado como “insultantes” las palabras del ministro de Infraestructuras de Portugal, Pedro Marques, cuando ha dicho que estas medidas “mantendrán y crearán más empleo y más oportunidades” en estas regiones. La Plataforma por la Abolición de los Peajes en la A23 y la A25 las considera, sin embargo, unas palabras sin fundamento económico y que demuestran el desconocimiento de la situación real que viven los trabajadores y empresas de la zona, que tienen una carga adicional y cotidiana con los peajes.

En la mencionada reunión, un empresario del sector turístico de la región lanzó una pregunta tan retórica como irónica: “¿comenzarán a partir de ahora los turistas portugueses y españoles a venir a la Serra da Estrela en camiones para tener un descuento en los peajes?”. El sistema de peajes electrónico implantado en 2011 ha castigado especialmente al sector turístico y a las empresas de transporte de esta parte del país. 

La Plataforma para la Reposición de las antiguas SCUTS portuguesas en la A23 y la A25, también llamada Plataforma por la Abolición de los Peajes, es una asociación formada por siete entidades, representantes de la sociedad civil del distrito de Guarda y Castelo Branco: la Asociación Empresarial de la Beira Baixa, la Unión de Sindicatos de Castelo Branco, la Comisión de Usuarios contra los Peajes en la A23, el Movimiento de Empresarios por la Supervivencia del Interior, la Asociación Empresarial de la región de Guarda, la Comisión de Usuarios de la A25 y la Unión de Sindicatos de Guarda.

Según sus representantes, ya consiguieron una reducción del 15% aplicable a todo tipo de vehículos en agosto de 2017. Después de las movilizaciones llevadas a cabo durante los meses centrales del año 2018, lograron el compromiso del gobierno portugués de reducir un 30% los peajes en estas autovías para los vehículos pesados, que recientemente ha entrado en vigor.  Ahora la plataforma mantiene su lucha para que las reducciones continúen y se hagan extensivas a todo tipo de vehículos, a la vez que se lamentan de que el ministro de Infraestructuras no les haya recibido todavía, aunque llevan solicitándolo casi tres años. 

Las autovías A23 y A25 son las más utilizadas por los salmantinos que transitan por Portugal, pues son la puerta de entrada en el país desde la antigua frontera de Fuentes de Oñoro-Vilar Formoso.