Connecting Europe Express, la vuelta a Europa sobre raíles que deja a Salamanca viendo pasar el tren

Un recorrido desde la periferia hasta el corazón de Europa, para enfatizar el papel del ferrocarril en los planes económicos y medioambientales de la UE

Reivindicación al paso del Connecting Europe Express por la estación Vialia de Salamanca

El tren especial Connecting Europe Express salió ayer 2 de septiembre de la estación lisboeta de Oriente, emprendiendo un viaje de 35 días durante el cual atravesará 26 países y parará en más de 100 ciudades, con llegada a París prevista para el 7 de octubre.

Este viaje ferroviario de más de 20.000 kilómetros ha sido organizado para “destacar el ferrocarril como uno de los medios de transporte más sostenibles, innovadores y seguros”, dice la Comisión Europea, impulsora de la iniciativa.

En el Año Europeo del Ferrocarril, la Comisión quiere “la concienciación sobre los beneficios del transporte ferroviario”, llamando la atención sobre el papel del tren en la transición energética que deberán realizar los países miembro en la movilidad y en la economía para conseguir la neutralidad carbónica en 2050.

La partida del tren de Lisboa a primera hora de la tarde fue acompañada por el ministro portugués de Transportes y Vivienda, Pedro Nuno Santos, y la comisaria europea de Transportes, Adina Valean, junto con otros políticos europeos, técnicos de la UE, prensa y personas vinculadas con los operadores ferroviarios.

Tras hacer noche en la ciudad lusa de Covilhã, el convoy ha continuado hoy trayecto por Vilar Formoso, donde ha cambiado de locomotora, y Salamanca, donde no se ha detenido. Sí lo ha hecho en Medina del Campo (Valladolid) y Villalba (Madrid) para llegar en esta segunda jornada a la estación Príncipe Pío de Madrid, desde donde partirá mañana 4 de septiembre hacia Hendaya (Francia).

Al paso por la Salamanca, el Connecting Europe Express ha encontrado las reivindicaciones de la Plataforma Salmantina en Defensa del Ferrocarril y sindicatos ferroviarios que exhibían una pancarta y reclamaban la retoma de todos los servicios ferroviarios nacionales e internacionales con las características anteriores a la pandemia, así como la finalización de las obras de electrificación entre la capital y Fuentes de Oñoro, el único tramo aún por electrificar entre Lisboa y la frontera con Francia.

La composición que da servicio al proyecto #ConnectingEuropeExpress desde Lisboa hasta la frontera francesa está formada por seis vagones de la empresa española Talgo. La composición mudará en el recorrido por los diferentes países, no solo debido a la diferencia de ancho de vía de la península ibérica y de los países nórdicos con respecto a la utilizada en el resto de Europa, sino también porque cada país ofrecerá alguna singularidad de sus vagones al proyecto.

En las localidades que acogen la llegada y partida del Tren Connecting Europe Express está prevista la realización de actividades dirigidas a la ciudadanía. Ayer en Lisboa se celebraron dos debates abiertos al público En ellos se habló de Alta Velocidad y sobre el “papel verde” del ferrocarril en los nuevos planes de movilidad de la UE, contando con la participación de la comisaria Adina Valean y del secretario de Estado portugués de Movilidad, Eduardo Pinheiro.  

El aumento de la competencia que se prevé entre el transporte aéreo, rodado, marítimo y ferroviario, tanto en relación al transporte de pasajeros como para el de mercancías, fue objeto de debate en dicha iniciativa, así como la democratización de los vehículos electrificados o los biocombustibles avanzados.

En opinión de la comisaria Adina Valean, expresada en el transcurso del debate, la multimodalidad es una oportunidad para la eficiencia en el transporte de mercancías. Respecto a la liberalización del mercado ferroviario, con empresas privadas prestando servicios que hasta ahora únicamente daba el sector público, la comisaria cree que contribuirá a la mejora y al desarrollo del ferrocarril.

España y Portugal en el desafío europeo de movilidad


El simbólico viaje del Connecting Europe Express no deja de ser una muestra del fortalecimiento que la Comisión Europea desea para la red ferroviaria en el continente, vinculado a los objetivos del Green Deal (Pacto Verde Europeo).

La actividad de los puertos portugueses se traduce en el dinamismo de la flota portuguesa de camiones, siendo la carretera la opción principal para colocar las mercancías en el interior de Europa. El ministro portugués de Transportes, Pedro Nuno Santos, ha afirmado al respecto que “queremos sacar camiones de las carreteras”.

La incorporación de peajes en autovías y carreteras convencionales españolas anunciada por el Gobierno repercutirá en el aumento de costes para las empresas exportadoras por vía rodada.

La unión del Puerto de Sines con Madrid a través de Badajoz y la del Puerto de Leixões (Oporto) con Vigo, son dos enlaces ferroviarios internacionales en fase de empoderamiento. Pero la realidad es que la mayor parte de mercancías que salen actualmente de Portugal hacia el centro del continente, lo hace por el puesto fronterizo de Vilar Formoso-Fuentes de Oñoro, dirigiéndose hacia Irún.

Las plataformas intermodales previstas en Guarda y Medina del Campo antes de finales de 2023, cuya construcción ha sido anunciada y está apoyada directamente por la Administración de los Puertos del Douro, Leixões, Viana do Castelo y Aveiro, podría suponer que la plataforma ZALDESA perdiese interés estratégico por la lentitud con que se han desarrollado sus diferentes fases, siendo superada Salamanca en el liderazgo que hace décadas protagonizó en la articulación de este mecanismo de puerto seco con el Puerto de Leixões.

Los trenes nocturnos que pasaban por Salamanca, encallados al más alto nivel

El asunto de los trenes nocturnos que pasaban por Salamanca diariamente, uniéndola con Lisboa, con Hendaya y con Madrid, el Sud y el Lusitania Express, continúa encallado. Ha llegado ya a nivel de los respectivos ministerios, español y portugués, dado que las dos operadoras involucradas en el servicio, Comboios de Portugal y Renfe, no se han puesto de acuerdo durante estos meses.

Recordemos que el 17 de marzo de 2020 fue la última vez que la estación de Vialia de Salamanca acogió la llegada de ambos trenes en ambos sentidos y en una sola composición, como era habitual. El Sud y el Lusitania fueron suspendidos con motivo de las restricciones a la movilidad derivadas de la pandemia de Covid-19 y no se recuperaron una vez reabiertas las fronteras entre ambos países.

Comboios de Portugal apuesta por retomar el servicio mientras que Renfe está decidida a darlo por terminado, aprovechando la coyuntura, con base en los malos resultados económicos de estos trenes.

En el ámbito de los trenes nocturnos, la comisaria Adina Valean, afirmaba ayer en Lisboa que la Unión ve con buenos ojos su contribución a la movilidad entre países, pero no se contempla la posibilidad de ser ayudados con subvenciones.

#ConnectingEuropeExpress es una toma de conciencia a nivel europeo sobre los desafíos energéticos, que pone el énfasis en el ferrocarril para ayudar a conseguir la reducción del 55% de gases de efecto invernadero producidos por el transporte, que actualmente representan un cuarto del total de emisiones.

El Connecting Europe Express continúa ya su viaje sobre raíles hacia el corazón de Europa.

  • La comisaria europea de Movilidad, Adina Valean, momentos antes de la partida de Lisboa