Sábado, 24 de agosto de 2019

Confaes y los sindicatos de Castilla y León se suman a la lucha contra los peajes portugueses

Nueva acción de protesta en la frontera de Vilar Formoso para simbolizar la voluntad de la Plataforma por la Abolición de los Peajes de integrar a la sociedad salmantina en su reivindicación

El presidente de Confaes, Juan Manuel Gómez, junto con representantes empresariales y sindicales de España y Portugal/ Martín-Garay

En la mañana de hoy la Plataforma por la abolición de los Peajes en la A23 y la A25 portuguesas ha desarrollado una nueva acción de protesta. Esta vez, el lugar elegido ha sido Vilar Formoso, simbólica localidad de frontera, pues hoy se pretendía escenificar la extensión que esta plataforma quiere hacer hacia el lado español, para que empresarios, sindicatos y ciudadanos salmantinos y de otras zonas perjudicadas, se impliquen en su reivindicación. Su fin es conseguir que el gobierno portugués reduzca progresivamente, hasta su completa eliminación, los peajes en estas dos autovías portuguesas, las que unen España y Portugal a través de la frontera de Fuentes de Oñoro-Vilar Formoso.

Entre doscientas cincuenta y trescientas personas, según la organización, se han congregado junto al edificio del Centro de Desarrollo Transfronterizo (CEDET) en Vilar Formoso. Entre ellos, una centena procedente de CCOO y UGT de Castilla y León. También han estado presentes el presidente de la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos (CONFAES), Juan Manuel Gómez y su secretario general, Bernabé Cascón.

La acción reivindicativa ha adoptado la fórmula de tribuna abierta, por lo que todos los representantes sindicales, empresariales y de plataformas ciudadanas presentes en Vilar Formoso han podido manifestar sus razones para apoyar a esta plataforma portuguesa, nacida en 2017, cuyo fin es la reducción progresiva de los peajes en la A23 y la A25 portuguesas hasta su completa desaparición.

Han puesto de manifiesto el impacto que los peajes han ocasionado en la economía de las empresas, que ven gravada la circulación de sus mercancías; en los trabajadores españoles y portugueses que se desplazan cada día por motivos laborales a estas zonas y en el flujo de turistas hacia ambos países.

Juan Manuel Gómez, que dijo que CONFAES había sido invitada a asistir por las asociaciones empresariales de Guarda y Castelo Branco, se dirigió a los impulsores de esta lucha, afirmando “nos tendréis de vuestro lado, os apoyamos y os damos fuerza”. Según el presidente de CONFAES, la economía de diversos sectores salmantinos como el turismo, el transporte o el comercio, se ve perjudicada por el establecimiento del actual sistema de peajes, que entró en vigor en 2011, tanto en las transacciones comerciales hacia Portugal, como a la hora de recibir la visita de más portugueses.  

Ana María Vallejo, de la ejecutiva regional de Comisiones Obreras, ubicada en Valladolid, ha manifestado para Salamanca al Día que ésta es la primera vez que participan en las acciones de protesta de esta plataforma, pero que siempre estarán disponibles para apoyar este objetivo. “En cuanto nos propusieron venir aquí dijimos que sí”. Los consejos sindicales interregionales de Castilla y León y los de las Beiras y Nordeste de Portugal trabajan en varios proyectos conjuntos, según afirma Ana Mª Vallejo, como ofrecer información y asesoramiento a las personas que van a trabajar a Portugal y viceversa.

En el acto estaban presentes varios alcaldes portugueses del interior, como el presidente de la cámara municipal de Almeida, António Machado, de Vila Franca das Naves o el presidente de Sabugal, António Robalo. Algunos habitantes de Vilar Formoso también acompañaban la iniciativa. Varios intervinientes animaron a más ayuntamientos españoles y portugueses de la región a sumarse a esta reivindicación.

La Plataforma para la Abolición de los Peajes, también denominada Plataforma por la Reposición de las SCUT´s, por el nombre que estas vías recibían en Portugal antes de pasar a tener peajes (Estradas sem Custo para o Utilizador), es una organización civil que aúna la voluntad de siete organizaciones empresariales, sindicales y ciudadanas de los distritos de Castelo Branco y Guarda que se han puesto de acuerdo para exigir al gobierno portugués un proceso de reducciones progresivas en las tasas de circulación por estas dos autovías, teniendo como fin último su completa eliminación.

Ya han conseguido la reducción de un 15% aplicable a todo tipo de vehículos y un 30% aplicable a los vehículos de mercancías, acumulando algún descuento más si la empresa tiene su sede social en el interior de Portugal.

“Cuando aprobaron la reducción del 15% pensaban que nos íbamos a conformar; cuando aplicaron otra reducción, pero sólo para empresas de transporte, pensaban que nos dividirían, pero aquí continuamos juntos, empresarios y sindicatos, no nos vamos a frenar ni a perder la unión, cada vez somos más”, declaró Luís Garra, coordinador de la Agrupación de Sindicatos de Castelo Branco.

Esta nueva acción de la Plataforma por la Abolición de los Peajes coincide con la campaña a las elecciones europeas, lo que también ha sido aprovechado por los participantes para recordar que estas vías se construyeron en los noventa con financiación de la Unión Europea, con el objetivo de aminorar la interioridad y el empobrecimiento de estas regiones, por lo que se concibieron sin coste para el usuario.

Una infraestructura ferroviaria deficiente hace que prácticamente no haya alternativa al transporte rodado en los distritos de Guarda y Castelo Branco, tanto cuando se viaja hacia la costa, como cuando se viene hacia España.

Todos los intervinientes en esta tribuna pública hicieron hincapié en que los peajes empeoran la situación económica y social existente en estas zonas deprimidas de ambos lados del interior peninsular. La deslocalización de las empresas, el descenso de visitantes, la marcha de población en edad de trabajar, el aumento de la contaminación o el incremento de la siniestralidad en las carreteras secundarias alternativas, son las realidades sobre las que la Plataforma cree que han incidido los peajes desde 2011.

Luís Veiga, empresario portugués del sector turístico y presidente de ‘Empresarios por el Interior’ relató para Salamanca al Día que esta organización encargó en 2011 a una consultora un estudio sobre el sector empresarial de Guarda y Castelo Branco, cuya conclusión fue que los peajes son una de las variables que más impacto negativo ha producido en la economía, acabando por repercutirse en el consumidor final.

La Plataforma ha recordado que el primer ministro portugués, António Costa, de visita en Covilhã en el verano de 2017, se comprometió públicamente y en privado a abolir los peajes.

João Paulo Catarino, el secretario de estado portugués para la Valorización del Interior, comentó para Salamanca al Día hace unas semanas que el gobierno portugués no tenía previsto aprobar una nueva reducción de los peajes en esta legislatura. En Portugal hay elecciones generales el próximo 1 de octubre.  

La Plataforma por la Reposición de las SCUT´s en la A-23 y A-25, nació a mediados de 2017 mediante la unión de siete entidades pertenecientes a los distritos de Guarda y Castelo Branco. Está formada por la Asociación Empresarial de la Beira Baixa, la Unión de Sindicatos de Castelo Branco, la Comisión de Usuarios contra los Peajes en la A-23, el Movimiento de Empresarios por la Supervivencia del Interior, la Asociación Empresarial de la región de Guarda, la Comisión de Usuarios de la A-25 y la Unión de Sindicatos de Guarda.

Ver más imágenes: