Hoy 1 de julio entra en vigor el descuento en los telepeajes portugueses

La ley preveía el 50%, sin embargo, una plataforma acusa al Gobierno de haber revocado los descuentos anteriores y ser de poco más del 30%

Los descuentos en los peajes de las autovías portuguesas A22 (Algarve), A23 (Beira Interior), A24 (Interior Norte) y A25 (Beira Alta/Beira Litoral) recogidos en la Ley de Presupuestos del Estado portugués para 2021 entran en vigor, como estaba previsto, este 1 de julio, y así aparece publicado en el Diário da República de ayer 30 de junio.

Como informaba SALAMANCA AL DÍA-PORTUGAL en diciembre de 2020, el descuento finalmente consensuado e introducido en la Ley 75-B/2020 de 31 de diciembre de Presupuestos del Estado, recogía una reducción del 50% en los peajes de estas vías rápidas, del que se beneficiarían todo tipo de vehículos portugueses y extranjeros a partir del 1 de julio de 2021: turismos, vehículos para el transporte colectivo de pasajeros y vehículos de transporte de mercancías, siendo el descuento del 75% en el caso de los vehículos eléctricos.

Sin embargo, la Plataforma para la Reposición de las SCUT´s en la A23 y la A25 (Plataforma para la Reposición de las carreteras sin coste para el usuario) ha denunciado hoy que el descuento recogido en el Diário da República no se va a aplicar sobre el precio actual, sino en relación al precio original de estos peajes en el momento de su creación en 2011, sin reconocer las reducciones efectuadas estos últimos años, que quedarían revocadas.

Así pues, denuncia Luís Garra, coordinador de la Unión de Sindicatos de Castelo Branco y miembro de la Plataforma, el descuento real no será del 50% sino de, aproximadamente, el 30%, según los casos. Recordemos que ya se había conseguido una reducción del 15% en agosto de 2017 y una segunda del 30% en enero de 2019, ésta únicamente destinada al transporte de mercancías.

La Plataforma por la Reposición de las SCUT´s ha advertido hoy, en un nuevo acto de protesta organizado en la A23 cerca de Covilhã, que estará vigilante para que el Gobierno cumpla lo recogido en la ley, que es una reducción del 50% sobre el precio actual, y que continuarán con su labor reivindicativa hasta conseguir la completa abolición de los peajes en estas vías y el regreso a la situación anterior a 2011, para lo que insisten en solicitar al Gobierno la fijación de un calendario de reducciones.

La reducción progresiva hasta la supresión de los peajes en la A23 y la A25 fue públicamente asumida por el primer ministro António Costa en julio de 2017, durante una reunión de trabajo con empresarios de la región celebrada en Covilhã.

Asimismo, la ministra de Cohesión Territorial, Ana Abrunhosa, mantuvo el compromiso en un debate en el Parlamento portugués en 2020, en el que la oposición le acusó de haberse comprometido antes de tener el visto bueno del Ministerio de Hacienda. En aquella ocasión, la ministra afirmó que se mantendría también el calendario de reducciones, promesa finalmente incumplida, ya que, según ese calendario, el descuento que hoy entra en vigor debería haberlo hecho hace justo un año, en julio de 2020.


A finales de 2020 hubo un intento por parte del Gobierno portugués de dar marcha atrás respecto a la aplicación de más reducciones en estas vías, argumentando razones de viabilidad económica. En aquel momento, el Gobierno afirmó que dejaría de ingresar entre 120 y 150 millones de euros en 2021 en el caso de aplicarse esta nueva reducción. Pero finalmente el descuento fue recogido en la Ley de Presupuestos. Actualmente, en estas carreteras se triplica la cantidad que se recaudaba en el momento de implantación del telepeaje en 2011, cuando ni el sistema de pago ni el de control estaban perfeccionados.

Las carreteras A25 (Vilar Formoso-Albergaria-a-Velha) y A23 (Guarda-Torres Novas) son de las más caras de Portugal. Circular por ellas cuesta unos siete céntimos el kilómetro. Trascurren en su mayor parte por el interior del país, el territorio más deprimido de Portugal. Son las más utilizadas por los salmantinos, bien para transitar por el interior fronterizo, bien cuando se dirigen hacia el litoral centro y norte (Aveiro, Oporto) o hacia Lisboa y el litoral centro-sur.

A pesar de las mejoras introducidas en los métodos de pago, el telepeaje portugués sigue resultando poco accesible para los salmantinos, por desconocimiento, por falta de hábito o por desidia, y no es infrecuente que reciban “sustos” en sus domicilios en forma de multas.

Las carreteras que vertebran el interior de Portugal, uniéndolo a España y al resto de Europa, fueron construidas con fondos europeos, tendentes a mitigar el subdesarrollo en movilidad de estas regiones.

La Plataforma por la Reposición de las SCUT´s en la A23 y la A25 es un movimiento cívico surgido a mediados de 2017 e integrado por siete entidades de la sociedad civil de los distritos de Guarda y Castelo Branco: la Asociación Empresarial de la Beira Baixa, la Unión de Sindicatos de Castelo Branco, la Comisión de Usuarios contra los Peajes en la A23, el Movimiento de Empresarios por la Supervivencia del Interior, la Asociación Empresarial de la región de Guarda, la Comisión de Usuarios de la A25 y la Unión de Sindicatos de Guarda.

Las nuevas tarifas que hoy, 1 de julio, entran en vigor aún no se reflejan en los paneles situados al lado de los arcos de control de telepeaje.