Reducción del 50% en los peajes de la A23 y la A25 portuguesas

A partir del 1 de julio de 2021, aplicable a todo tipo de vehículos de titularidad nacional o extranjera. Será del 75% para los vehículos eléctricos

La A23 portuguesa (Guarda-Torres Novas)

El Presupuesto de Estado portugués para 2021 ha recogido finalmente una reducción del 50% en los peajes de las vías rápidas A23, A24 y A25, con efectos desde el 1 de julio de 2021. Se beneficiarán de esta reducción todo tipo de vehículos: turismos, transporte colectivo de pasajeros y transporte de mercancías, tanto de titularidad nacional como extranjera. La reducción será del 75% en el caso de vehículos eléctricos.

La reducción progresiva de los peajes hasta su completa eliminación es una demanda de la sociedad civil apoyada por un conjunto de ayuntamientos, asociaciones empresariales, sindicales y vecinales de la Beira Interior, la Beira Baixa y la Beira Litoral, visibles principalmente a través de la Plataforma por la Reposición de las SCUTS, las antiguas carreteras portuguesas sin coste para el usuario (SCUT). Estas vías comenzaron a ser gravadas con peajes de forma electrónica a partir de 2011.

Esta nueva medida sobre los peajes es el resultado de la votación en el Parlamento portugués de una de las alegaciones efectuadas al Presupuesto de Estado 2021, aprobado provisionalmente a finales de octubre y que ha sido definitivamente refrendado el 26 de noviembre.

La nueva reducción, que entrará en vigor a partir del próximo verano (1 de julio 2021), satisface a la población residente en la zona y es un alivio en cuanto a los costes derivados de su movilidad diaria, pero también supone un incentivo para la llegada de visitantes de otras regiones de Portugal y de las provincias vecinas de España, como es el caso de Salamanca.

Organizaciones empresariales y sindicales de Salamanca participaron en la jornada de movilización celebrada en Vilar Formoso en mayo de 2019

No obstante, la Plataforma por la Reposición de las antiguas SCUTS en la A23 y A25 afirma en un comunicado que no cejará en su lucha hasta conseguir la abolición completa de peajes en estas carreteras, considerando ésta una de las mejores medidas financieras para compensar las desventajas derivadas de la interioridad de las regiones fronterizas, como es la despoblación.

“La lucha va a continuar hasta que la reposición de las autovías sin coste sea una realidad antes de que acabe la actual legislatura”, manifiesta la Plataforma en el referido comunicado, tendiendo al Gobierno la mano para seguir conversando sobre este asunto, en particular, con la ministra de Cohesión Territorial, Ana Abrunhosa, a la que reprochan no haber cumplido la palabra dada en mayo en el Parlamento, cuando anunció que se practicarían nuevas reducciones a partir del verano 2020, que finalmente no fueron aplicadas.


La naturaleza privada de alguna de las concesionarias del servicio, como es el caso de la española GLOBALVIA, -que obligaría a una negoción entre la empresa y el gobierno portugués-, así como la pérdida de ingresos por parte del Estado en tiempos de pandemia, eran alguno de los argumentos que el Gobierno esgrimía para optar por otro tipo de descuentos no directos.

Son muchos los salmantinos usuarios de la A25 (Vilar Formoso-Aveiro), pues es la principal vía de acceso al país, para llegar al litoral más próximo a Salamanca y para dirigirse a la ciudad de Oporto. Igualmente, muy utilizada es la A23 (Guarda-Torres Novas) en los viajes hacia Lisboa. La A24 une el norte de Viseu con la frontera en Ourense. Es decir, básicamente son las carreteras que dan salida a las Beiras (centro de Portugal) hacia Castilla y León, desde donde enlazan con Francia y el resto de Europa.

El Gobierno portugués ha afirmado que con estas reducciones dejará de ingresar entre 120 y 150 millones de euros en 2021.

La medida sobre los peajes que inicialmente recogía el borrador del Presupuesto de Estado contemplaba una reducción progresiva según otro modelo, a partir de un cierto número de utilizaciones y días de viaje.

Con ningún voto en contra salvo los de los diputados del Partido Socialista, -el partido del Gobierno-, la petición fue aprobada y forma parte del Presupuesto de Estado portugués para 2021.

La abolición de los peajes en las autovías del interior fue una promesa electoral formulada por el primer ministro Costa en una visita a Covilhã durante la campaña de las legislativas de 2017.

La Plataforma por la Reposición de las SCUTS ha venido desarrollando diversas acciones reivindicativas que consiguieron, primeramente, una reducción del 15% en agosto de 2017 y una segunda del 30% en vigor desde el 1 de enero de 2019, pero solo destinada al transporte de mercancías.

De la nueva medida se beneficiarán todo tipo de vehículos, tanto de titularidad nacional como extranjera.

La Plataforma por la Reposición de las SCUTS en la A23 y la A25 es un movimiento cívico integrado por siete entidades de la sociedad civil de los distritos de Guarda y Castelo Branco: la Asociación Empresarial de la Beira Baixa, la Unión de Sindicatos de Castelo Branco, la Comisión de Usuarios contra los Peajes en la A23, el Movimiento de Empresarios por la Supervivencia del Interior, la Asociación Empresarial de la región de Guarda, la Comisión de Usuarios de la A25 y la Unión de Sindicatos de Guarda.