Lunes, 23 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Reabrir el Tren del Duero hasta la frontera salmantina le costará a Portugal 75 millones de euros
X
TRANSPORTES

Reabrir el Tren del Duero hasta la frontera salmantina le costará a Portugal 75 millones de euros

PORTUGAL
Actualizado 04/05/2022 17:19
Raquel Martín-Garay

El estudio técnico y medioambiental realizado por Infraestructuras de Portugal cuantifica la rehabilitación y electrificación de los últimos 28 km de la vía

En el ámbito del grupo de trabajo creado hace ahora un año en Portugal, con el fin de analizar la viabilidad de reapertura del Tren del Duero hasta la frontera con Salamanca, Infraestructuras de Portugal, S.A. (IP) ha presentado al resto de entidades del grupo los resultados del estudio técnico y medioambiental que se comprometió a desarrollar.

La conclusión de este trabajo es que “la rehabilitación de la vía entre Pocinho y Barca d´Alva es viable desde el punto de vista técnico y medioambiental”. Pero no solo eso, IP subraya en el documento que “la ejecución de este proyecto conlleva aspectos muy positivos para el refuerzo de la competitividad, la cohesión territorial y el desarrollo sostenible de este territorio”.

Estima la inversión económica del proyecto en 74,7 millones de euros, la mayor parte destinada a la rehabilitación de la vía propiamente dicha, pero también a las intervenciones en estabilización y seguridad del entorno natural por el que trascurre, la implementación del sistema de telecomunicaciones y señalización, la electrificación, la recuperación de puentes y túneles y la rehabilitación de las cuatro estaciones que hay en el trayecto.

El documento con las conclusiones, pormenores técnicos y valoración económica de la reapertura ha sido presentado a las otras instituciones del grupo de trabajo, que firmaron el acuerdo de colaboración: la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Norte (CCDR Norte), los municipios de Peso da Régua y Vila Nova de Foz Côa y la entidad Turismo Porto y Norte de Portugal.

Los 28 km de vía existentes entre la estación de Pocinho y la de Barca de Alva, en la misma frontera con las Arribes salmantinas, completarían la totalidad de la Línea del Duero, Oporto-Barca d´Alva, con los 199 km con que fue abierta en 1887. El tramo final fue desactivado en 1988. El lado español del Tren del Duero cerró en 1985.

El estudio destaca el consenso social en la región portuguesa sobre esta reapertura y resalta que con la intervención se pretende conseguir “una operación ferroviaria eficaz, ambientalmente sostenible, capaz de ofrecer servicios de calidad y atraer clientes. El uso turístico de la Linha do Douro es, actualmente, una realidad importante para la región, y esta extensión hasta Barca d´Alva reforzaría aún más esta vertiente. De igual forma, podría incidir en la creación de empleo en esta zona actualmente muy despoblada”, justifican los autores del estudio.

Para ello, según prosigue el análisis, es necesaria una inversión orientada a la operatividad, el medioambiente y la seguridad, dado “el potencial de la extensión de esta vía férrea principalmente para el transporte de pasajeros, que mejorará la movilidad y hará crecer el turismo”. Pero también alude al beneficio que la habilitación para el transporte de mercancías creará para las empresas del sector agroalimentario, sobre todo, las fincas vitivinícolas del Douro.

No se esconde que el condicionante más importante de la obra es el valor paisajístico y patrimonial de este tramo. Este trozo ferroviario trascurre por la margen izquierda del río Duero y atraviesa un entorno de especial protección, declarado doblemente Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco: el Alto Duero Vinatero y los Grabados Rupestres del Côa. Además, se inserta en el Parque Natural Douro Internacional y la zona de especial protección del Valle del Águeda, así como en la Reserva de la Biosfera Meseta Ibérica.

Por todo ello, el estudio se detiene ampliamente a analizar todos los pormenores relativos al impacto sobre la flora, la fauna y el entorno natural en general, no solo de la reactivación del tren sino también de los trabajos de rehabilitación, como la remoción y estabilización del terreno o las labores de desbroce. Presupuesta estas labores de geotecnia en 11 millones de euros.

El documento indica que “la línea férrea que atraviesa este escenario natural lo torna único”, habla del uso y disfrute del que podrían participar los pasajeros y concluye que todos los desafíos medioambientales son superables.

No solo pasajeros, también mercancías

El estudio estima una velocidad en el trayecto entre los 70 y los 100 km/h, lo que permitiría ahorrar unos 30 minutos en comparación con el actual trayecto por carretera.

Se mantendría la vía única balastada de ancho ibérico, pero electrificada. La electrificación de los 28 km es prepuestada en siete millones de euros.

La IP denomina la totalidad de la Linha do Douro “obra fundamental de la ingeniería portuguesa, que debemos ponderar como patrimonio a preservar y aprovechar”.

Además de las ventajas para la movilidad de los habitantes y de los muchos visitantes que recibe anualmente la región, se posiciona como una vía alternativa para dar salida a las materias primas de la zona, pensando, muy especialmente, en las numerosas fincas vitivinícolas.

Para ello, se hace indispensable asegurar la capacidad de carga de la vía, sobre todo, de los cuatro puentes existentes en el tramo, tres de ellos, metálicos. Y la intervención en los dos túneles del trayecto. Como es obvio, tratándose de una entidad técnica, se detiene a analizar con rigor cada pormenor y acaba por presupuestar en seis millones de euros la intervención en túneles y puentes.

Los sistemas de telecomunicaciones y de señalización serían controlados remotamente desde la central de operaciones de Oporto.

Otro punto importante sería la rehabilitación de los edificios de las cuatro estaciones: los apeaderos de Côa y Castelo Melhor y las estaciones de Almendra y Barca d´Alva. A ésta última dedica un apartado especial, ya que, al tratarse de una estación que fue, en su tiempo, aduana internacional y puesto fronterizo, tiene varios edificios. La recuperación de todos ellos está incluida en el presupuesto.

El guiño internacional

Aunque se trata de un análisis referido a los últimos 28 km de la línea, precisamente por detenerse en la frontera, el estudio no elude la referencia al impacto que podría tener la extensión en territorio español de la línea en el aumento de estos efectos positivos para la globalidad de la región transfronteriza.

“Con un eventual enlace internacional, la subregión analizada formaría parte de un eje turístico compuesto por cuatro destinos clasificados por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad: Oporto, Alto Duero Vinatero, Grabados Rupestres del Valle del Côa y Siega Verde así como Salamanca”, sugiere el estudio de IP.

Asimismo, el documento recoge que “este tipo de inversión, que procura el desarrollo regional, reúne un consenso generalizado a nivel europeo”.

El cuándo

El estudio ahora concluido estaba previsto en el Plan Nacional de Inversiones 2030, presentado por el Gobierno portugués a comienzos de 2019 y que contiene los principales objetivos de la inversión económica para la década. Sin embargo, es el estudio de viabilidad lo que está previsto en el PNI 2030, no la ejecución de la obra.

En este programa sí está contemplada la electrificación del tramo ferroviario anterior, Régua-Pocinho, pero todavía no se ha ejecutado la electrificación entre Marco de Canaveses y Régua, recogida ya en el PNI 2020 y que debería haber estado concluida al final de la década pasada.

El parecer a favor de la reapertura del Tren del Duero hasta Barca d´Alva por parte del ministro de Infraestructuras de Portugal, Pedro Nuno Santos, ha sido manifestado en múltiples ocasiones, aludiendo a los logros ambientales y a la visibilidad turística internacional que esta infraestructura otorga al Duero y que está en consonancia con la estrategia de movilidad del Gobierno.

Del mismo modo, la ministra de Cohesión Territorial, Ana Abrunhosa, se ha implicado personalmente en que la reapertura salga adelante, declarando, respecto a la ampliación hasta Salamanca que "cuando el Gobierno español entienda que la reapertura del ferrocarril del Duero va a ser una realidad, tendremos otros argumentos para convencerlo".

Y ha implicado a su Ministerio, apoyando la presentación pública del grupo de trabajo que analizaría la reapertura, ocurrido en la primavera de 2021. En aquella ocasión, se afirmó que esta rehabilitación ferroviaria tenía "un elevado potencial", independientemente de lo que sucediera en la parte española de la vía.

En el documento del estudio ahora presentado por IP se dice que “el enlace ferroviario Pocinho-Barca d´Alva contribuye a la concretización de las políticas y objetivos de desarrollo territorial…Comunicando los territorios del litoral con el interior”.

La cartera de Trasportes y la de Cohesión Territorial permanecen en manos de los mismos titulares, tras los cambios en el ejecutivo portugués surgidos de las últimas elecciones.

El coste de la rehabilitación del tramo Pocinho-Barca d´Alva fue estimado en 43 millones de euros en un primer estudio no tan pormenorizado, realizado en 2016 por Infraestructuras de Portugal, que contaba con obtener el apoyo de fondos europeos en un alto porcentaje.

Los resultados ahora presentados por IP se enmarcan en los estudios del grupo de trabajo creado en abril de 2021, como consecuencia del consenso nacional a favor de la reapertura del Tren del Duero hasta la frontera, manifestado en la votación por unanimidad en el Parlamento portugués en marzo de 2021.

Comentarios...