Una palabra amable puede calentar tres meses de invierno

Proverbio japonés