Jueves, 14 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

UPA-COAG denuncia la situación límite del sector cunícola  

La Alianza advierte de las maniobras que hay para acabar con las explotaciones independientes e impulsar granjas en modelo de integración con un tamaño mucho mayor 

Desde 2014, apenas ha habido 5 meses en los que los precios se situaron por encima de costes / CORRAL

La Alianza UPA-COAG denuncia la situación límite en la que se encuentran las aproximadamente 200 explotaciones cunícolas que hay en Castilla  y León debido a la crisis de precios acumulada desde hace tiempo y que no permite cubrir ni los costes de producción.

Esta organización recuerda que el precio medio del conejo actualmente está en 1,40 €/kg vivo, frente a un precio medio de 1,57 €/kg en 2015 y 1,77 €/kg en 2014. Mientras tanto, los costes de producción se sitúan de media entre 1,80-1,85 euros/kg vivo.

Según datos de nuestra organización desde 2014, apenas ha habido 5 meses en los que los precios se situaron por encima de costes, por lo que desde hace tiempo los productores se ven obligados a vender a pérdidas, lo que ha provocado una grave falta de liquidez en las explotaciones y el cierre de centenares de granjas por todo el país y varias decenas en nuestra comunidad autónoma.

Además los productores con explotaciones independientes están sufriendo un doble castigo como consecuencia del control de grandes mataderos que operan en el sector cunícola, y que tienen como objetivo asfixiar económicamente a las pequeñas y medianas explotaciones para quedarse únicamente con las de mayor capacidad.

Son los propios mataderos los que, utilizando argumentos como que sobra un alto porcentaje de la producción de conejo o que los rendimientos  de las canales son bajos, impulsan el modelo de  granjas de integración amenazando con dejar de recoger la producción de las explotaciones independientes.

Estas advertencias responden a una maniobra diseñada por alguna de las grandes empresas del sector que respondiendo a un modelo  economicista busca asfixiar a los productores independientes, que son los que asientan población en el medio rural pero que para ellos son los que sobran en su afán de afianzar un auténtico oligopolio en el sector.

La Alianza UPA-COAG reclama al Ministerio de Agricultura, que a través de la AICA, investigue  posibles prácticas ilegales en la cadena de valor (venta a pérdidas) en relación a este sector productor, y que vigile  también la banalización que sufre la carne de conejo en los lineales de las cadenas de distribución. De igual modo, tal y como ocurre con otros sectores, reclamamos un plan de apoyo para los cunicultores que llevan en un situación de precios ruinosos desde hace años, y que además en algunos casos sufren una presión insoportable por parte de los mataderos porque  su método de producción no interesa.