Lunes, 08 de agosto de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La pandemia hizo que solo hubiera 7 bodas por la Iglesia en 2020 en toda la Diócesis
X

La pandemia hizo que solo hubiera 7 bodas por la Iglesia en 2020 en toda la Diócesis

SOCIEDAD
Actualizado 07/11/2021
David Rodríguez

También se redujo de forma drástica el número de bautizos, aguantando las confirmaciones y las primeras comuniones

La Iglesia Católica está conmemorando este domingo 7 de noviembre el Día de la Iglesia Diocesana 2021, con el cual se celebra que "somos una Iglesia y tenemos una fe conjunta", según señaló el pasado jueves el Administrador Apostólico de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, Jesús García Burillo, durante la presentación de la memoria económica de la Diócesis Civitatense correspondiente al ejercicio 2020.

Al mismo tiempo que se ha ofrecido ese balance de las cuentas, la Diócesis también ha hecho público el resumen de los diversos apartados de su actividad: celebrativa, educativa, pastoral y evangelizadora, caritativa y asistencial, y hasta cultural, durante el año pasado, que obviamente se vio marcado por completo por la pandemia del coronavirus, especialmente en algunas cuestiones de la actividad celebrativa, que se redujeron drásticamente.

El ejemplo más claro es el de los matrimonios: a lo largo del año 2020 únicamente se llegaron a celebrar 7 enlaces por la Iglesia en todo el territorio diocesano, cuando el año anterior, 2019, se celebraron 37, momento en que ya hubo un bajón respecto a años anteriores, porque en 2018 hubo 68 bodas religiosas, 77 en 2016, 75 en 2015, y 53 en 2014; estando en todo caso esas cifras ya muy alejadas de las 137 bodas por la Iglesia que hubo en el año 2010 en la Diócesis.

También sufrieron una importante bajada en 2020 los bautizos, con sólo 47 celebraciones de este tipo, después de que en los dos años anteriores hubiera aproximadamente el triple: 141 niños bautizados en 2019 y 143 en 2018, años en los que se registró un incremento respecto a años previos (122 en 2016 y 126 en 2015), y no siendo el descenso tan brusco (teniendo en cuenta además la despoblación y el descenso de la natalidad) respecto a la cifra del año 2010, cuando hubo un total de 201.

En lo que se refiere al Sacramento de la Confirmación, lo recibieron 79 jóvenes durante el año 2020, menos que los 104 del año 2019, pero más que los 76 del año 2018 (alejados en todo caso de los 125 del año 2016, y los 174 del año 2010). El único Sacramento que mantuvo sus datos durante el año de la pandemia fueron las Primeras Comuniones, ya que comulgaron 130 niños en el territorio diocesano, después de que en los dos años previos lo hubieran hecho 139 y 143 chavales, cifras claramente superiores a los 103 que lo hicieron en los años 2015 y 2016 (aunque muy alejadas ?en ello tiene que ver el descenso de la natalidad- de los 251 del año 2010).

Respecto a la actividad pastoral y evangelizadora de la Diócesis Civitatense, en estos momentos se cuenta con 52 sacerdotes (en 2010 había 69, con lo cual la cifra actual indica el alto grado de envejecimiento del colectivo) para atender 121 parroquias (113 de ellas consideradas 'rurales'). Asimismo, hay 75 religiosas y religiosos, con 32 monjas de clausura repartidas por 3 monasterios (el de las Carmelitas de Ciudad Rodrigo, el del Zarzoso y el de las Agustinas de San Felices de los Gallegos). Respecto al año anterior, se ha perdido a 3 sacerdotes y a 4 monjas de clausura.

Este apartado de la actividad pastoral y evangelizadora se completa con 120 catequistas y los misioneros que tiene la Diócesis repartidos por el mundo, cuyo número se viene reduciendo, contándose en estos momentos con 36 (frente a los 54 del balance del año 2019).

En materia caritativa y asistencial, clave en el año de la pandemia, la Diócesis atendió a un total de 1.101 personas en 43 centros. Entre ellos destacan los 34 centros "para mitigar la pobreza", donde se prestó ayuda a 334 personas. En dos centros para promover el trabajo se ayudó a 295 personas; en los centros de rehabilitación para drogodependientes, a 49; en un centro de asistencia a emigrantes y refugiados, 89; y en las 6 casas/residencias para ancianos, enfermos crónicos y personas con discapacidad, 334 (frente a los 418 del año previo). El balance también recoge que Cáritas Diocesana cuenta con 67 voluntarios, y la Delegación de Manos Unidas con 20.

El balance diocesano se completa con la actividad cultural, donde se recuerda que hay 3 bienes inmuebles de interés cultural, y con la actividad educativa, con 295 alumnos matriculados en los dos centros católicos existentes, el Colegio Misioneras de la Providencia-Santa Teresa (que es concertado) y el Seminario Diocesano San Cayetano (hace dos años sumaban 316).

Comentarios...