Jueves, 20 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La Parroquia de San Cristóbal celebra la Octava de Corpus con una breve procesión
CIUDAD RODRIGO , PARROQUIA DE SAN CRISTÓBAL

La Parroquia de San Cristóbal celebra la Octava de Corpus con una breve procesión

SOCIEDAD
Actualizado 13/06/2021
David Rodríguez

En la misma fueron protagonistas los niños que han recibido la Primera Comunión durante esta primavera en la Parroquia

Como marca la tradición en Ciudad Rodrigo, la Parroquia de San Cristóbal celebró en la mañana del domingo la festividad del Corpus Christi una semana después de que tuviera lugar la celebración principal en el centro histórico mirobrigense, que este año se limitó por culpa de la pandemia del coronavirus a una solemne eucaristía en la Catedral de Santa María presidida por el Administrador Apostólico de la Diócesis Civitatense, Jesús García Burillo.

En el caso de la Parroquia de San Cristóbal, la celebración de la denominada Octava de Corpus también se vio influenciada por la pandemia, de tal modo que no se llevó a cabo la habitual procesión por las calles del barrio de San Cristóbal (por las calles Lorenza Iglesias, Laguna, Avenida de Béjar, Cárcabas y San Cristóbal). Sin embargo, esta Octava de Corpus no se quedó sin procesión, ya que hubo un breve recorrido por el entorno del propio templo.

Ese recorrido se produjo a la conclusión de la única misa dominical en la Parroquia, y consistió en la salida por la puerta lateral del templo en dirección a la puerta principal, en cuyas escaleras se había instalado un pequeño altar (con varios niños de corta edad alrededor sujetados por familiares) donde fue colocada la custodia del Santísimo Sacramento por parte del párroco de San Cristóbal, Rafael Caño, quién había presidido la misa previa, con la compañía de Domingo Peinado.

En ese breve recorrido los grandes protagonistas fueron nueve de los niños que han recibido este año la Primera Comunión en San Cristóbal (faltaron algunos), que se volvieron a poner sus trajes y vestidos para acompañar al Santísimo, a quienes arrojaron pétalos durante el trayecto. Esta breve procesión únicamente fue contemplada por los familiares de los niños de Comunión, debiendo esperar el resto de fieles en el interior del templo a que regresase el Santísimo, para evitar cualquier riesgo epidémico.

Comentarios...