, 23 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El Vaticano retoma el baile de obispos en España con Ciudad Rodrigo aún a la espera
DIÓCESIS DE CIUDAD RODRIGO , FUTURO

El Vaticano retoma el baile de obispos en España con Ciudad Rodrigo aún a la espera

SOCIEDAD
Actualizado 06/10/2020
David Rodríguez

Se va acercando la temida fecha de jubilación del Obispo de la Diócesis de Salamanca, con la cual Ciudad Rodrigo podría fusionarse

Después del arreón dado entre finales de primavera y principios del verano, con tres nombramientos en menos de un mes (para las Diócesis de Astorga, Huelva y Canarias), que parecía que iba a continuar pero que se detuvo, parece que ahora sí ha comenzado (tras el encuentro de hace unos días del Papa Francisco con la cúpula de la Conferencia Episcopal Española) el esperado gran baile de obispos y arzobispos en España para ir cubriendo los Obispados de todas las diócesis que ya están o van a quedar próximamente vacantes, por cuestiones de edad o por traslados a otras sedes.

En este sentido, en la mañana del martes El Vaticano oficializó tres nombramientos de una tacada: el de Mario Iceta Gavicagogeascoa, hasta ahora Obispo de Bilbao, como nuevo Arzobispo de Burgos; el de Manuel Escribano Subías, hasta ahora Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, como nuevo Arzobispo de Zaragoza; y el de Javier Vilanova Pellisa, hasta ahora rector del Seminario Mayor Interdiocesano de Cataluña, como Obispo Auxiliar de la Archidiócesis de Barcelona (designándole por primera vez como Obispo).

En los casos de los nombramientos para Burgos y Zaragoza se producen al haber cumplido los anteriores arzobispos la edad máxima de 75 años para continuar en el cargo: el que era Arzobispo de Burgos, Fidel Herráez Vegas, lo hizo en julio de 2019; y el que era Arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez Zamora, en enero de 2019, apenas 12 días después de que Raúl Berzosa presentase su renuncia a continuar como Obispo de la Diócesis de Ciudad Rodrigo.

De este modo, la Diócesis Civitatense ve como se siguen resolviendo relevos que llevan menos tiempos pendientes, con una única salvedad, la del Arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez Pérez, que cumplió la edad preceptiva en abril de 2017, pero que aún se mantiene en el cargo al haber estado como presidente de la Conferencia Episcopal Española hasta el pasado mes de marzo.

Junto a Ciudad Rodrigo, y a las que se han quedado sin Obispo en la mañana del martes, Bilbao y Calahorra y La Calzada-Logroño, se encuentran sin prelado las diócesis de Zamora (desde septiembre de 2019, por fallecimiento del anterior), Coria-Cáceres (desde diciembre de 2019, por traslado del anterior), Ibiza (desde enero de 2020, también por traslado) y Asdonia-Jerez (desde julio de 2020, asimismo por traslado). Junto a Ricardo Blázquez, también esperan un relevo por motivos de edad los obispos de Tarazona (cumplió los 75 años en julio de 2019) y León (Julián López lo hizo en abril de 2020), así como el Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro Sierra, que alcanzó en mayo la edad de jubilación eclesiástica.

A ese Club de prelados con 75 años se unirán en las próximas semanas el Arzobispo de Sevilla, el Arzobispo de Valencia (en ambos casos, el 15 de octubre) y el Obispo de Salamanca (el 4 de noviembre), siendo la renuncia por edad de éste último muy significativa, ya que está sobre la mesa el rumor de que una vez alcance la edad de jubilación eclesiástica será nombrado un nuevo Obispo que se haría cargo de las Diócesis de Ciudad Rodrigo y Salamanca.

Junto al nombre que se difundió en febrero de José San José Prisco, en los medios especializados en información religiosa sólo se ha rumoreado como otra posible opción para la Diócesis Civitatense el actual Obispo Auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, para quién se apuntaban eso sí como destinos más probables Zamora o Burgos, quedando ya cubierto éste último en la mañana del martes.

Comentarios...