Viernes, 28 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El montaje circense ‘Kimera’ da el pistoletazo a los espectáculos ‘callejeros’ de esta...
X
CIUDAD RODRIGO , MARTES DE FERIA

El montaje circense ‘Kimera’ da el pistoletazo a los espectáculos ‘callejeros’ de esta...

FERIA DE TEATRO
Actualizado 25/08/2020
David Rodríguez

La representación tuvo lugar en los Jardines de Bolonia, cerrados al tránsito para que solo accediesen los espectadores

Como se ha venido explicando desde que se presentó la Feria a finales del mes de junio, en esta 23ª edición se ha decidido que no haya espectáculos itinerantes, ya que, aunque están permitidos por la normativa actual, fácilmente se desbordaría el seguimiento de los mismos como ocurre todos los años. De igual modo, los espectáculos 'callejeros' son muy diferentes a lo habitual, limitados a un único emplazamiento, los antiguos Jardines de Bolonia, donde además el acceso está totalmente controlado.

En este sentido, se han instalado de forma permanente vallas para impedir el paso tanto junto al Cuerpo de Guardia del Registro como en la confluencia del Paseo Fernando Arrabal con la Rúa del Sol, mismos lugares donde se controla la entrada de público en el momento de las funciones. Otra de las novedades es que estas citas callejeras son de pago (aunque sólo cuesta 1? por espectador) para que todos tengan la obligación de sacar entrada y así saber quién ha asistido a cada espectáculo en caso de que haya algún problema sanitario posterior.

Eso sí, como no se le pueden poner puertas al campo, el primer montaje de esta edición en los Jardines de Bolonia fue seguido por algunos espectadores desde la vecina muralla, e incluso desde ventanas de pisos superiores de edificios dentro de murallas que permiten contemplar lo que ocurre en Bolonia, desde la lejanía del Revellín de San Andrés, o desde una azotea de un edificio del inicio de la Ronda de San Pelayo.

Evidentemente, esos espectadores más lejanos solo pudieron ver parcialmente el espectáculo, un montaje de tono circense titulado Kimera (palabra que significa ilusión que se considera real o posible) que está ambientado en un muelle de carga, donde tres artistas realizan varios números (sobre todo de malabares) antes de empezar a utilizar la gran estructura montada en el centro de la pista de Bolonia, a cuyos pies había un músico.

Este montaje, que corre a cargo de La Banda Teatro-Circo, es un recreación "muy libre" de la novela La nieta del señor Linh en lenguaje de circo, conjugándose la mirada, el cuerpo, la destreza y la habilidad para plantear una mirada a la sociedad actual focalizada en la fragilidad de las pequeñas cosas que hacen grandes a las personas.

Comentarios...