Martes, 18 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El doctor Néstor García Canclini recibirá un homenaje de la Asociación Española de...
DESCENDIENTE DE MIEZA, VISITÓ LA LOCALIDAD EN 2012

El doctor Néstor García Canclini recibirá un homenaje de la Asociación Española de...

COMARCA
Actualizado 24/08/2020
Redacción

Tendrá lugar en Valencia entre el 28 y 30 de octubre con motivo de la celebración del VII Congreso Internacional de AEIC

La Asociación Española de Investigadores en Comunicación (AEIC) decidió el pasado 14 de noviembre de 2019, de acuerdo con sus Estatutos y reglamentos, otorgar el Homenaje Internacional a toda una vida de investigación en comunicación al doctor Néstor García Canclini.

En el VII Congreso Internacional de AEIC, que se iba a celebrar en Valencia entre los días 7 y 10 del pasado mes de julio, y que ha sido aplazado al mes de octubre por la incidencia de la covid-19, entre los días 28 y 30 de ese mes, se le hará este homenaje mediante la entrega de un regalo simbólico y una laudatio a cargo de un miembro de la asociación, seguida de una intervención del homenajeado. Además, se propondrá su nombramiento como Socio de Honor.

En este congreso se otorgaran, además, dos homenajes nacionales a los doctores Margarita Ledo Andión y Ramón Zallo Elguezábal.

* * *

Premio de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) -Telefónica (2012)

Visita a Mieza

Las primeras noticias que tuve de la existencia de Néstor García Canclini se remontan al año 2012, cuando una relación epistolar, vía email, con un primo común (más suyo que mío, ellos son carnales y conmigo la relación es de segundos), me dio cuenta de su existencia y de su elevado prestigio profesional y científico.

El doctor Néstor García Canclini recibirá un homenaje de la Asociación Española de... | Imagen 1

Néstor y Manolo escuchan atentos detalles de la vida en Mieza

El doctor Néstor García Canclini recibirá un homenaje de la Asociación Española de... | Imagen 2

Luisa, Manolo, Néstor, Santiago y Luis conversando en el mirador de la Code

El doctor Néstor García Canclini recibirá un homenaje de la Asociación Española de... | Imagen 3

Un momento de la comida familiar

El doctor Néstor García Canclini recibirá un homenaje de la Asociación Española de... | Imagen 4

García Canclini y el grupo de familiares charlando durante la sobremesa

Hace años ya que la peripecia de indagar el pasado de nuestra familia, cargado de emigrantes aventure­ros, necesitados todos de encontrar el lugar y los medios con los que sobrevivir y ali­mentar a los su­yos, los nacidos y los por nacer, me llevó a manejar con amplitud los medios telemáticos. En este tiempo, la disponibilidad de información en Internet ha ido aumentando y la exploración resulta cada vez más gratificante. Hace ya ocho o nueve años que contacté, gracias a su inquietud por tener noticias de sus antepasados de Mieza, con Carlos Alberto Gar­cía, un familiar argentino radicado en La Plata, nieto de Dionisio, tío abuelo mío por ser hermano de Valentín, mi abuelo materno. Somos, por lo tanto, primos segundos.

En los días finales del verano de 2012, Carlos Al­berto me había informado de que otro familiar nuestro, también nieto de Dionisio y primo carnal suyo, Néstor García Canclini, también de La Plata, pero exiliado en Mé­xico desde los tiempos de la dictadura de Videla, iba a recibir en Salamanca, de manos de los, entonces, príncipes (Felipe y Leticia), un premio que le había concedido la Fun­dación Telefónica. Me decía, además, que Néstor tenía intención de acercarse a conocer Mieza, el pueblo de los abuelos.

Carlos Alberto había hablado de Néstor tiempo atrás, y el hecho de que éste fuera un antro­pólogo de prestigio hizo que me interesara por su creación intelectual y leyera dos de sus libros, Lectores, espectadores e internautas y La sociedad sin relato (luego he leído otros tres: La globalización imaginada, Las cuatro ciudades de México y la que hasta ahora es su única novela, Pistas falsas).

No había tenido urgencia en contactar con Nés­tor, pero el anuncio de su venida a Sala­manca y el deseo de conocer el pueblo de los abuelos activaron mi interés y busqué el modo de que nos coordinára­mos. No fue difícil porque la página web de su actividad pro­fesional facilitaba el contacto. Así que primero por email y luego, una vez él ya en España, por teléfono, con­certamos el encuentro en Mieza el día 8 de septiembre de 2012, para lo que viajé desde Bar­celona al mismo tiempo que mi sobrino Luis y mi prima Luisa viajaban desde Madrid, mi her­mano Luis y Estrella desde la sierra de Francia y yo recogía a mi her­mano Vicente al pasar por Zamora. Así fue que en Mieza, cuando llegó Néstor acompa­ñado de su amigo Manuel Gu­tiérrez Estévez (cate­drático de Antropología de América en la Universi­dad Complutense de Madrid), a eso de las doce de la mañana, ya los esperábamos junto con algunos fami­liares más en la plaza de la Constitución; esa plaza de Mieza que conserva su nombre invariable desde 1812 cuando se aprobó la constitución de Cádiz, La Pepa; tal vez un caso único en España. Cumplía trescientos años el nombre de la plaza precisamente en ese tiempo en que García Canclini nos visitaba.

Era, como digo, el 8 de septiembre, día grande de las Fiestas del Toro de Mieza, y, en consecuencia, esa plaza se vio, durante todo el día, extraordinariamente concurrida de gentes del pueblo y de tantas otras que, como nosotros, como también Canclini, veníamos a recuperar las raíces, o a alimentarlas, más bien.

Néstor y Manuel pasaron el día con nosotros. En El Porvenir de Casimiro y Flora nos juntamos a comer once o doce personas, visitamos el mirador de La Code, charlamos quedamente en los espacios de la cafetería de La Casa del Cura, tuvimos un contacto interesante con Marta Ruiz ?miezuca y catalana, hoy ya antropóloga?, y disfrutamos del día grande de las fiestas de Mieza. Aunque, tal vez, para dos antropólogos hubiera sido mejor visitar el pueblo en un día ordinario y sin fiesta, como comentó Manuel ? o Manolo, que así lo llamaba Néstor y así lo llamamos todos?, personaje cercano y agradable que también dejó buen recuerdo.

De aquel encuentro resta un texto, Viaje a los límites, de diez páginas, ilustrado con fotografías, en el que Néstor reflejaba sus impresiones y el relato de esos días de su venida a España. Para todos nosotros ese encuentro fue un mo­mento excepcional, sobre todo por ser algo extraor­dinario que nuestros padres hubieran querido dis­frutar. De aquel día queda también una buena colec­ción de fotografías, algunas de las cua­les incluyo aquí, y de las que es autor Luis Fernández Vázquez.

Santiago Fernández

Barcelona, agosto 2020

Comentarios...