Sábado, 29 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Más de 200 personas reciben ayuda de primera necesidad en Ciudad Rodrigo y su comarca, superando...
X
Ciudad Rodrigo , Ayuda a personas vulnerables

Más de 200 personas reciben ayuda de primera necesidad en Ciudad Rodrigo y su comarca, superando...

CIUDAD RODRIGO
Actualizado 08/04/2020
A.M.P.

Ayuntamiento, Cáritas, Cruz Roja y Conferencias de San Vicente de Paúl, atienden necesidades básicas y psicológicas que se acentúan según avanzan los días de alarma sanitaria

Según van pasando jornadas de obligado confinamiento, se desatan necesidades en familias y personas vulnerables a la crisis sanitaria, a la que le seguirá otra económica. Desde los primeros días de confinamiento, se puso en marcha la maquinaria social y política para ayudar a los más necesitados y ayudar a superar estos momentos por los que toda la sociedad está pasando.

A través del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, se creó una bolsa de empleo de voluntariado en el que en este momento están activos 54 voluntarios a los que atienden a 31 familias (70-80 personas) en Ciudad Rodrigo y su comarca, a la que hay que sumar la colaboración de organizaciones como Cáritas, Cruz Roja y Conferencias de San Vicente de Paul, las cuales son las entidades locales que van de la mano con eficacia directa y conocedora de cada problema.

Según el alcalde de Ciudad Rodrigo Marcos Iglesias, la actuación del Ayuntamiento se basa principalmente en atender a personas que están solas o sin familiares cercanos, y a los más vulnerables. Existe también una red de voluntarios que hacen mascarillas y protectores con láminas de acetato, que unidas a cascos de obra, están siendo repartidas por la Policía Local que también se está volcando de una forma magna, incluso muchas de estas máscaras son fabricadas por los propios Policías locales.

A través del Ayuntamiento se está ayudando entre otras muchas cosas a pagar vía telemática o con tarjeta de crédito, ya que muchas personas carecen de estos conocimientos o están en aislamiento y no pueden acudir a la compra. Según el primer edil, también se ha habilitado el pabellón de deportes de la Avda. Conde de Foxá para acoger personas que no tengan hogar, en el cual por el momento solo ha sido acogido por insistencia del Ayuntamiento y San Vicente de Paul el popular Conrado, el eterno maletilla, muy querido y conocido por todos los mirobrigenses. Además de gestionar ayudas que llegan por parte de Junta de Castilla y León y Diputación y hacer gestiones a través de Regtsa con el aplazamiento del pago de impuestos.

Conferencias San Vicente de Paúl.

Otro voluntariado silencioso que está cerca de la pobreza mirobrigense y comarcana, son los voluntarios de las Conferencias de San Vicente de Paúl, presididas en este rincón de España por Joaquín Sánchez (Tato Galerías). La institución local está formada por 14 voluntarios que con un trabajo discreto, junto a Manos unidas, son la mano derecha del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo en esta crisis del COVID-19, ayudando a los más pobres con una atención sobre 10-15 familias (50-70 personas) con problemas de salud, apoyo moral, pago de recibos de luz, suministro de medicamentos, y sobre todo con el abastecimiento de cisco o picón, utilizado para los antiguos braseros muy comunes en zonas rurales, extrarradio o viviendas antiguas.

En cuanto a las acciones benéficas en la comarca no son muchas en las que intervienen ya que según José Angel Alvira, miembro de esta ONG, la población en la comarca es muy generosa entre ella, y no es tan esencial la presencia de sus voluntarios, en comparación con las grandes urbes.

Cruz Roja

La institución humanitaria Cruz Roja cuenta con sede en Ciudad Rodrigo, por lo que también conoce de primera mano las carencias y necesidades de sus propios vecinos. Cuentan en toda la provincia con más de un centenar de voluntarios. Tras la alarma sanitara se ha visto en la obligación que el voluntariado mayor de 55 años no preste su servicio en la calle y ayuden con llamadas de seguimiento de apoyo psicológico, en cuanto a nivel local según el coordinador de la Asamblea de Ciudad Rodrigo, Julio Antonio León, a pie de calle existen turnos de 4 voluntarios para el suministro de alimentos que atienden aproximadamente a unas 15 familias (30-40 personas). El resto de voluntarios están desde sus casas dando atención psicológica a más de 1.000 personas.

Cabe matizar que muchas de estas llamadas son a socios de Cruz Roja para saber el estado de los mismos, una labor según el responsable de comunicación provincial Juan Antonio Pérez Vega, muy agradecida al encontrase los propios voluntarios mayores de 55 años muy preocupados y en estado de nervios por no poder estar a pie de calle ayudando, aunque sí haciendo labores telemáticas no por ello de menos utilidad.

Cáritas

La organización oficial de la Iglesia católica bajo el nombre de Cáritas Diocesana de Ciudad Rodrigo, muy sensible a las personas con necesidad, está haciendo una labor encomiable durante esta crisis sanitaria.

Según datos ofrecidos por sus responsables locales, todas las intervenciones se realizan vía telefónica en los números 923 46 06 93 y 682 32 20 58 al suspenderse todas las actividades presenciales, lo cual prestan su servicio a través del teletrabajo siempre que se pueda.

Los servicios de acogida y reparto de alimentos se coordinan directamente con el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, apoyando desde que empezó la crisis sanitaria a una 50-60 personas/familias con ayudas con importes económicos hasta el momento más de 6.000 euros, que van destinados principalmente a transferencias bancarias con el fin de atender pagos de recibos de luz, gas, alquileres, alimentación, u otras necesidades de primera mano.

En cuanto al empleo, están en contacto con más de 40 personas ofreciendo información laboral, intermediando en 10 ofertas de trabajo de las cuales 6 de ellas ya están trabajando en los puestos que las residencias de Ciudad Rodrigo y su comarca ha demandado durante los últimos días.

La infancia y los mayores, son puntos sensibles en nuestra sociedad, por lo cual Carítas acompaña a una veintena de niños con apoyo escolar y actividades lúdicas vía telefónica e internet, sin olvidar a los más mayores, otra veintena a los que voluntarios llaman periódicamente para resolverle dudas o darle apoyo.

EL voluntariado más joven al igual que otras organizaciones, son los que están a pie de calle realizando compras a personas mayores y vulnerables que no pueden salir de casa, quedando los voluntarios mayores ejerciendo trabajos que se pueden realizar a distancia mencionados anteriormente.

Comentarios...