Jueves, 06 de octubre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La Diócesis suspende las catequesis y recomienda no acudir a misa
X
DIÓCESIS DE CIUDAD RODRIGO

La Diócesis suspende las catequesis y recomienda no acudir a misa

SOCIEDAD
Actualizado 13/03/2020
David Rodríguez

La Catedral queda cerrada al turismo y se anima a rezar "para que Dios nos conceda la superación pronta de esta pandemia"

La Diócesis de Ciudad Rodrigo difundió durante la mañana del viernes un listado de medidas temporales de prevención que han adoptado en aras de "salvaguardar el bien común y la defensa de todos los miembros de nuestra comunidad diocesana, evitando el mayor número posible de ocasiones de contagio" del coronavirus. En primer lugar, la Diócesis ha ordenado interrumpir las catequesis, tanto de niños como de adultos.

En cuanto a la celebración de las eucaristías, la Diócesis indica que "se pueden mantener las celebraciones habituales", pero recomienda seguir la misa por los medios de comunicación (es decir, a través de las emisiones por televisión y radio).

De hecho, se expone que "es aconsejable" que personas con enfermedades crónicas, debilitadas o con riesgo potencial, los ancianos y los niños, y quienes conviven con ellos o los cuidan, se abstengan de acudir a misa por el momento. Según comunica la Diócesis, mientras dure esta situación, "quedan dispensados del precepto dominical quienes no pudieran participar presencialmente por estos motivos".

En aquellas misas que sí se celebren, no se debe sobrepasar un tercio del aforo de los templos, y se deberá guardar un metro de distancia entre los fieles. Mientras, aquellos que quieran confesarse, podrán hacerlo, pero "con las oportunas medidas de seguridad". Estas medidas se unen a las ya tomadas con anterioridad: retirada del agua bendita de las pilas, no darse la mano durante la paz, comulgar en la mano, o no tener contacto con imágenes de culto.

En torno a las actividades pastorales, quedan pospuestas todas aquellas que no sean urgentes o estrictamente necesarias, y también se suspenden las celebraciones públicas de la Cuaresma como Vía Crucis, retiros, conferencias y charlas cuaresmales.

Durante las próximas semanas, la Catedral de Santa María sólo abrirá para el culto (es decir, se suspenden las visitas turísticas), mientras que en el Palacio Episcopal se trabajará a puerta cerrada, de tal modo que aquellos sacerdotes y fieles que necesiten de algún servicio diocesano deberán realizar su consulta en primera instancia por teléfono o correo electrónico.

En el comunicado, la Diócesis muestra su agradecimiento a los sacerdotes por atender esas recomendaciones, y a las Cofradías de la Diócesis "por su ejemplar respuesta en este delicado tiempo", y transmite su apoyo a las autoridades civiles y su gratitud al personal sanitario. Por último, se pide a la comunidad cristiana que se una en oración "implorando la intercesión de la Santísima Virgen María, para que Dios no conceda la superación pronta de esta pandemia".

Comentarios...