Miércoles, 28 de septiembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Córdoba: La belleza milenaria de una forja cultural e histórica
X
Free tour Cordoba

Córdoba: La belleza milenaria de una forja cultural e histórica

SOCIEDAD
Actualizado 13/03/2020
Sergi Garcia

Los free tours consisten en unas rutas programadas, en este caso por Córdoba, con las que simplificar y complementar visitas a lugares de interés junto con sus debidas explicaciones históricas

Transgresor crisol de las culturas romana, árabe y católica, la ciudad de Córdoba es un espacio destinado a ser habitado por la belleza imperecederamente. La ciudad que más títulos posee de Patrimonio de la Humanidad es un afluente de espectáculos, ferias, museos y, en definitiva, historia viva de los que disfrutar intensamente. Especialmente, si cabe la posibilidad de realizar un buen free tour.

Los ecos del pasado que retruenan en presente

Existen en el mundo ciudades cuya historia todavía cimbrea en su carne arquitectónica a través del eco tácito del pasado. Metrópolis de calles vibrantes de vida donde el sabor de lo antiguo aún rezuma de las grietas con las que el paso del tiempo lacera la persistencia. Estos lugares, como la ciudad de Córdoba, son un crisol de culturas clave que en su zénit ofrecieron para la posteridad la herencia de una historia viva. Una historia de la que formar parte, incardinándose en ella mediante recorridos que desvelan los entresijos de su génesis social, cultural y, en definitiva, humana.

Córdoba se erige en el mapa castellano de grandeza e hito histórico como una de las ciudades más intensas de su tiempo viejo. Gozando de una concatenación de tintes romanos y arabescos en su piedra y su costumbre que hoy todavía late al rojo vivo. Penetrar en el viviente mausoleo de la historia cordobesa es un viaje a través de la vida misma con la que dejarse maravillar por la pasión humana. Un rincón donde el turismo cultural destaca por su espíritu catártico y contemplativo. Con el que apuntarse a un free tour por córdoba se convierte en una experiencia vital jamás desestimable.

Los free tours consisten en unas rutas programadas, en este caso por Córdoba, con las que simplificar y complementar visitas a lugares de interés junto con sus debidas explicaciones históricas. Existiendo free tours históricos, desgranando la historia de la ciudad de Córdoba a través de sus calles, monumentos y lugares emblemáticos, o tours nocturnos con los que disfrutar del espectáculo nocturno en la belleza cordobesa. Ambas, elecciones de gran y grata importancia, dado que comprender el pasado de la proeza humana también ayuda a comprender nuestra propia contemporaneidad.

Mucho más que turismo: Del dualismo a la magnificencia

Cierto es que la principal actividad turística del ser humano consiste en trasladarse de un espacio común, al que se vinculan el estrés, el cansancio y las preocupaciones como fórmula detonante, a un espacio distinto y, preferiblemente, relajante. Sin embargo, las derivas culturales de unos días de descanso fortifican el conocimiento y, por lo tanto, añaden al turismo un plus de emocionante saber. Y aunque el mejor turismo radica en la aleatoriedad de un recorrido libre que se desplace peinando todo rincón de un sitio, la ampliación del gozo de viajar a través del tiempo con un tour es más que constatable.

En Córdoba existe una gran cantidad de actividades que llevar a cabo. Desde callejear descubriendo su universo, con algunas paradas en espacios religiosos y bares donde gozar de su gastronomía. Hasta asistir a eventos culturales y folklóricos tales como las Ferias o Semana Santa. La mezquita y catedral de Córdoba es un claro ejemplo de cómo la dualidad nutre y ha nutrido siempre el legado y el talante humano. Despertando dudas hoy en día sobre su posible compartición entre católicos y musulmanes, es un lugar clave y emblemático con el que entender, más allá de la arquitectura, las diferencias y harmonías de la humanidad.

Y es que la ciudad de Córdoba bebe de un pasado vertebrado por un trino eterno donde confluyen las culturas romana, arabesca y católica. Una ciudad cuya importancia la demuestran su condición de capital de la Hispania Ulterior en la República romana, así como capital del Emirato de Córdoba durante la ocupación musulmana. Del mismo modo que durante la Edad Media la ciudad de Córdoba acogió grandes hitos de las letras y la ciencia, como hechos predecesores del Renacimiento europeo. No es de extrañar, por lo tanto, que Córdoba sea la ciudad que más títulos Patrimonio de la Humanidad ha recibido por la Unesco.

La humanidad como patrimonio

Córdoba cuenta con cuatro declaraciones de Patrimonio de la Humanidad, un hecho que cimenta su profunda y gran belleza. Uno de ellos es el Centro histórico, que cuenta con un gran catálogo vestigial de las épocas culturales que lo conforman. Un casco antiguo hermoso y vasto con el que observar la disolución del espacio moderno a medida que el cuerpo se cala en la antigüedad de su anatomía. Un recorrido útil para conocer la historia a pie de calle, anonadarse ante la belleza de lo duradero y vagar por la entraña, la sapiencia y la reminiscencia de lo antiguo.

Cuanto a arquitecturas monumentales de gran relevancia, la mencionada Mezquita de Córdoba se erige como una unión de estilos barroco, gótico y renacentista, así como de resumen de la evolución del estilo omeya en España. Siendo el monumento más importante del Occidente islámico. Añadido a ello, una tercera declaración de patrimonio es para la Ciudad Califal de Medina Azahara. Sede del califato de Córdoba a mediados del s. X que sirvió como meca de la ciencia y los avances musulmanes de su tiempo, así como espectáculo de gran riqueza y notoriedad política.

Pero dejando a un lado, no con menos importancia, los monumentos y la arquitectura cordobesa, los eventos festivos son en Córdoba un gran espectáculo. De hecho, la Fiesta de los Patios de Córdoba, cuya finalidad consiste en elaborar una hermosa decoración para los patios colectivos, es también patrimonio. Algo que sirve como recordatorio de que la belleza de todo un pueblo no radica únicamente en aquello físico que ha dejado. Sino que también reluce en las costumbres y tradiciones que dotan a ese mismo pueblo de su identidad.

Comentarios...