Viernes, 28 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La tradición arriera llena de color la matanza de Guijuelo
X
xxxV edición

La tradición arriera llena de color la matanza de Guijuelo

LOCAL
Actualizado 15/02/2020
Kiko Robles

La experta en vino Almudena Alberca, el chef César Boal y el torero Emilio de Justo fueron nombrados matanceros de honor

Guijuelo ha rendido un año más el homenaje a sus antepasados con la matanza arriera. Los predecesores de la industria en la villa, los arrieros, que comerciaban con sus carros con todo tipo de bienes, han estado representados por los actuales arrieros de Fuenterroblo, comandados por el padre Blas y que han llegado desde la cercana localidad a bordo de media docena de estos vehículos tirados por carros y sus correspondientes burros.

No han faltado las personalidades, desde el organizador, Jesús Merino, el alcalde de la villa, Roberto Martín y el presidente de la Cámara de Pinhel, Rui Ventura, que ha acudido a la villa para participar en los actos de la III Feria Gastronómica de la Matanza. Como maestros de ceremonias han estado presentes el habitual Willy Rubio y el actor Mariano Venancio. Finalmente, han sido nombrados los matanceros de honor. En primer lugar Almudena Alberca, experta en vino y poseedora del prestigioso título 'Master of Wine' ha defendido el vino como perfecto compañero del jamón: "Hay grandes vinos en España, y muchos de ellos hacen perfecta pareja con el jamón de Guijuelo, pero me quedo con un Ribera del Duero para un sabroso maridaje". También sobre gastronomía habló César Boal, cocinero y presidente de Los Maestres de Cocina de Castilla y León, "Castilla y León es la comunidad con mayor número de figuras de calidad. Debemos apostar por ellas, especialmente desde su producción, como se hace aquí en Guijuelo". Finalmente, el torero Emilio de Justo recibió la camisa y boina de matancero, señalando que la defensa de las tradiciones es vital hoy en día: "Estoy encantado de venir hoy y de participar en la feria taurina el próximo mes de agosto. Guijuelo es un pueblo que defiende la tradición y es vital para seguir conservando nuestra cultura".

El cerdo, llegado de Cespedosa de la explotación de Faustino Prieto, de nuevo recordado durante la jornada, fue sacrificado oculto al público, como indica la legislación y se procedió al despiece por parte de los matarifes. La jornada contó con la colaboración de las Águedas, que ofrecieron las habituales desgustaciones de dulces típicos, aguardiente y las sabrosas chichas.

Comentarios...