Miércoles, 28 de septiembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La Diócesis de Ciudad Rodrigo cumple este jueves 1 año sin Obispo
X
CIUDAD RODRIGO , DIÓCESIS

La Diócesis de Ciudad Rodrigo cumple este jueves 1 año sin Obispo

SOCIEDAD
Actualizado 15/01/2020
David Rodríguez

El próximo lunes estará en la ciudad el Nuncio del Papa en España, quién es el encargado de proponer los nombramientos de Obispos

Este jueves 16 de enero se cumple exactamente un largo año desde que la Sede Episcopal de Ciudad Rodrigo se encuentra Vacante, tras aceptar el Papa Francisco la renuncia a la misma del que había sido Obispo Civitatense desde abril de 2011, Raúl Berzosa, quién ya llevaba algo más de medio año fuera de Miróbriga producto de un retiro temporal por motivos personales que le concedió el propio Pontífice.

Como todos los civitatenses recordarán, ese retiro fue anunciado por sorpresa en junio de 2018, marchándose de forma repentina Raúl Berzosa de la Diócesis hacia un monasterio benedictino francés como se supo posteriormente. Al no haber renunciado, fue designado para quedarse al frente de la Diócesis un Administrador Apostólico con Sede Plena, Francisco Gil Hellín (Arzobispo de Burgos de 2002 a 2015), quién tenía un trato personal con Berzosa.

Hace ahora un año, se inició la situación actual: al mismo tiempo que se daba a conocer la renuncia de Berzosa, era designado como Administrador Apostólico de la Diócesis Jesús García Burillo, Obispo emérito de Ávila (había dejado esta Diócesis en noviembre de 2018 al llegar a la edad de jubilación), en este caso con Sede Vacante, a la espera de que El Vaticano nombre un nuevo prelado, algo que todavía no se ha producido, lo que no hace sino incrementar la incertidumbre sobre el futuro de la Diócesis.

Precisamente, para evitar esas incertidumbres, Berzosa fue designado como Obispo de Ciudad Rodrigo en febrero de 2011 el mismo día que se anunciaba el traslado de Atilano Rodríguez a la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara. De momento, el tiempo sin Obispo supera ya al que hubo entre el nombramiento de Julián López como Obispo de León (19 marzo de 2002) y la llegada de Atilano Rodríguez como relevo a la Diócesis Civitatense (26 febrero de 2003).

De hecho, el período que la Diócesis lleva sin Obispo es el mayor desde la Normalización Diocesana acaecida en 1949 (desde 1843 hasta ese año, Ciudad Rodrigo no tuvo Obispos, sino Administradores). Por detrás de los 11 meses mencionados entre la marcha de Julián López y la llegada de Atilano Rodríguez, están los 7 meses que hubo que esperar a que el ya mencionado Julián López fuera nombrado Obispo de Ciudad Rodrigo (15 de julio de 1994) tras la marcha de Antonio Ceballos Atienza a Cádiz (10 de diciembre de 1993).

El anterior Vicario General, Tomás Muñoz Porras, comentaba en enero de 2019 que, al llevar la Diócesis ya 7 meses sin un Obispo presencial en Miróbriga, confiaba en que el nombramiento de uno nuevo pudiera ser más rápido, pero de momento hay que seguir esperando, en un tiempo en el que El Vaticano debe empezar a hacer, por diversas circunstancias, numerosos nombramientos de Obispos para España. Por ejemplo, están también vacantes las Diócesis de Zamora, Astorga y Coria-Cáceres (entre las ya mencionadas, Ciudad Rodrigo es la que lleva más tiempo sin Obispo), mientras que a lo largo de este año 2020 llegan a la edad de jubilación eclesiástica, entre otros, los Obispos de Salamanca y León.

Hay que recordar que, pese a que el cargo de Administrador Apostólico es transitorio, y por ende no se suelen 'tocar' muchas cosas, Jesús García Burillo ha renovado los principales cargos de la Curia Diocesana, cambiando al Vicario General (José María Rodríguez-Veleiro por Tomás Muñoz Porras), el Vicario de Pastoral (Gabriel Ángel Cid en lugar de José Manuel Vidriales) y al Rector del Seminario (Anselmo Matilla Santos por Juan Carlos Sánchez). En el año que lleva al frente de la Diócesis, Jesús García Burillo ha destacado por su afabilidad y por su notable involucración en todas las actividades que lleva a cabo la propia Diócesis.

Precisamente, él mismo ha conseguido que el próximo lunes esté en Ciudad Rodrigo para presidir los actos del Día de San Sebastián el nuevo Nuncio del Papa en España (y Andorra), Bernardito Auza, quién es el encargado de proponer a El Vaticano los nombramientos de obispos. De este modo, su visita del lunes es muy trascendente para el futuro de la Diócesis. De hecho, los sacerdotes diocesanos están animando a los fieles en las misas que están presidiendo estos días a acudir sin falta el lunes a los citados actos para que se vea una Diócesis lo más viva posible.

Comentarios...