Miércoles, 26 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El Martes Chico debuta en julio con algunos puestos menos, igual volumen de público y mucho calor
MARTES CHICO 2018

El Martes Chico debuta en julio con algunos puestos menos, igual volumen de público y mucho calor

SOCIEDAD
Actualizado 31/07/2018
Fran Domínguez (CULTORO)

CIUDAD RODRIGO | Las calles del entorno comercial de La Glorieta albergaron durante la mañana cerca de 160 puestos

El Martes Chico creado de forma 'improvisada' en 2015, siendo un éxito desde el primer momento, ha dado este año el salto al mes de julio, al dejarle su fecha en el calendario, el primer martes de agosto, a su hermano, el Martes Mayor, para que éste no cayese en el calendario el 14 de agosto, un día que ya de por sí va a haber mucho ajetreo comercial al tratarse de la víspera del día de fiesta por excelencia en toda España.

Cuando se anunció el adelanto, algunos temieron que pudiera repercutir negativamente en la celebración, provocando que hubiera menos puestos y público. Sin embargo, el Martes Chico goza de tan buena salud que apenas se ha notado, manteniéndose al menos en el bloque matinal el mismo volumen de público (o incluso un poco más que el año pasado).

De hecho, en horario coincidente, puntos del centro histórico de gran ajetreo los martes como el mercado de la Plazuela del Buen Alcalde tenían también un buen movimiento, estando por cierto a tope de puestos (al inicio de la galería hay una serie de imágenes de este mercado para mantener la 'tradición' en torno a esta jornada que tenemos en Ciudad Rodrigo Al Día).

En lo que se refiere a los puestos desplegados por el entorno comercial de La Glorieta, este año ha habido algunos menos que el año pasado. Concretamente, frente a los 175 inscritos del año pasado, en esta ocasión se han apuntado 160, de los cuales 33 han sido puestos debutantes en la celebración (10 de Ciudad Rodrigo y 23 de fuera de la ciudad).

En el global, de los 160 participantes, 85 han sido de Miróbriga, de los cuales 74 corresponden a establecimientos de comercio y artesanía: 49 de la zona comercial de La Glorieta, 15 de otros puntos de la ciudad y 10 artesanos. Junto a ellos ha habido 5 puestos de niños y 6 de bares. En comparativa con el año pasado, la variación más significativa se da entre los artesanos, ya que el año pasado hubo 26. Los otros 75 participantes en el Martes Chico han llegado de fuera (de otros puntos de la provincia de Salamanca, de Cáceres, Badajoz, Valladolid y Ávila), trayendo todos ellos diferentes tipos de artesanía, incluida la alimentaria.

El Martes Chico debuta en julio con algunos puestos menos, igual volumen de público y mucho calor   | Imagen 1Entre todos esos puestos desplegados por las calles Lorenza Iglesias, Laguna, San Fernando, Santa Clara, Valera, Cárcabas, Avenida de Béjar y Peramato, hubo como siempre stands especiales, como los de Cruz Roja (con un imponente despliegue de ambulancias al inicio de la calle Santa Clara), Manos Unidas, la Asociación Mirobrigense de Diabetes, un Rastrillo de Mercado Justo, la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de la comarca de Ciudad Rodrigo (ARCIU), Farinato Race o Farinato Sound. De igual modo, tuvieron montados en la calle Lorenza Iglesias sus stands las Madres Carmelitas, donde se vendieron dulces artesanos hechos por ellas, y la Asociación Amanecer, que estuvo realizando encaje de bolillos.

Además, hubo bastante animación callejera. Un año más, los establecimientos de la zona han arrimado el hombro para contratar a la Charanga Manliao, que estuvo recorriendo las calles de 12.00 a 16.00 horas, haciendo paradas en los bares. Por otro lado, en la calle Peramato sonó el ritmo de la zumba, las sevillanas y el flamenco de la mano de la Asociación Muévete, que también llevó a cabo a media mañana su ya clásica guerra de globos de agua, muy agradecida ya que la mañana se fue poniendo muy calurosa (quizás la que más en lo que va de verano).

Mientras, en el Parque de La Glorieta la animación la pusieron los niños, con varios puestos regentados por ellos, y especialmente por una serie de hinchables de la empresa Arte Charro Espectáculos, que estuvieron muy concurridos durante toda la mañana. Dentro del Parque, estuvo firmando libros Pilar Salazar González, algo que hizo asimismo en la calle Lorenza Iglesias el exalcalde de Ciudad Rodrigo Miguel Cid Cebrián.

Además, como animador de todo el Martes Chico -aunque sin entrar en la zona donde se desarrolló- estuvo Tato Galerías con su autobús de la felicidad. De igual modo recorrió las calles el tren turístico que ya se estuvo moviendo en la noche del lunes, con la novedad de que durante la mañana contó con integrantes del programa Turismo Miróbriga para explicar los monumentos.

El Martes Chico debuta en julio con algunos puestos menos, igual volumen de público y mucho calor   | Imagen 2Este programa llevó a cabo otras dos acciones durante la mañana del Martes Chico: una serie de actividades infantiles de su proyecto Miróbriga Kids en el Parque de La Glorieta, y un stand de información turística a las puertas de la Oficina Municipal de Desarrollo. Fue precisamente justo ahí donde comenzó la tradicional visita a media mañana de las autoridades.

Por parte de la Corporación Municipal, participaron Juan Tomás Muñoz, Domingo Benito, Joaquín Pellicer, Soraya Mangas, Alejandra Méndez, Manuel Choya, Marcos Iglesias, José Manuel Jerez, Miguel Matías Rubio y Jesús Sánchez Agudo. Además, estuvieron el procurador David Castaño y el diputado provincial Manuel Hernández, ambos de Ciudadanos.

Al inicio del recorrido, hicieron unas declaraciones ante los medios Juan Tomás Muñoz, Soraya Mangas y Domingo Benito, siendo lo más interesante lo que dijo este último: "constatamos que la apuesta que hicimos al inicio de la legislatura por descentralizar la actividad comercial y festiva es exitosa y está consolidado en poco tiempo; no cabe en la cabeza de nadie que pueda desaparecer", señalando que es "el 4º Martes Chico de muchos que vendrán con independencia de quién esté" (hay que recordar que este es el último Martes Chico de la presente legislatura).

Concluida la visita por todas las calles, las autoridades se detuvieron a tomar una caña todos juntos en el Bar Camarosa, antes de irse cada uno por su cuenta a seguir disfrutando del Martes Chico, cuya parte comercial llegó a su final entre las 14.00 y las 15.00 horas (en ese tramo se recogieron la mayoría de los puestos).

Comentarios...