Martes, 25 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
José Ramón Cid muestra en público su original colección de Aleluyas
EXPOSICIÓN

José Ramón Cid muestra en público su original colección de Aleluyas

SOCIEDAD
Actualizado 22/09/2017
David Rodríguez

CIUDAD RODRIGO | Compuestos la mayoría por 48 viñetas, servían para plasmar todo tipo de cuestiones

El Palacio de Los Águila de Ciudad Rodrigo acoge desde última hora de la mañana del viernes, y hasta el día de Nochevieja, una nueva exposición que permite seguir descubriendo el rico patrimonio material que ha ido atesorando a lo largo de su vida José Ramón Cid Cebrián. En esta ocasión, muestra su colección de Aleluyas, unos documentos llenos de viñetas que tocaban temas variados.

Según explicó el propio José Ramón Cid en el acto de inauguración, los Aleluyas nacieron en el siglo XVII, aunque en la exposición se muestran ejemplares de los siglos XVIII, XIX y XX (y uno del XXI). Los Aleluyas se enmarcan en el género de la 'literatura de cordel', ya que se colgaban precisamente en cordeles, junto a poemas (en la muestra se puede ver un ejemplo de estos elementos colgados).

Los ejemplares estaban compuestos habitualmente de 48 viñetas, en las que se priorizaba ?ya que había mucho analfabetismo- el dibujo sobre el texto que los acompañaba, que solía ser en verso. Precisamente, José Ramón Cid recomendó en la mañana del viernes acudir a ver la exposición "con calma, y con buenas gafas", porque los textos tienen letra pequeña.

José Ramón Cid muestra en público su original colección de Aleluyas   | Imagen 1La temática original de los Aleluyas era religiosa, a modo de estampas. De hecho, José Ramón Cid recordó que Casiano Sánchez Aires menciona en un libro que el Sábado Santo se tiraban Aleluyas desde la Catedral de Santa María, registrándose incluso "pisotones, atropellos y caídas" por conseguirlos.

Con el paso del tiempo, las Aleluyas se abrieron a todo tipo de temáticas: historias, personajes (hay algunos en la exposición sobre Colón, El Cid Campeador o Franco ?en este caso en tono despectivo-), juegos de la oca, la tauromaquia, abecedarios, oficios, nociones sobre cultura, crítica política, o sobre el Carnaval. También se pueden ver Aleluyas hechos en la Guerra Civil que explicaban lo que había que hacer en caso de bombardeo.

José Ramón Cid Cebrián indicó que los Aleluyas fueron cayendo en decadencia con el desarrollo industrial y el surgimiento del cine o los cómics. En este sentido, hubo un punto de inflexión con la aparición, hace justo un siglo, en 1917, del popular TBO, que tenía el mismo estilo que los Aleluyas, con viñetas, pero ya no estaba considerado literatura del cordel y se empezaron a vender en los kioscos.

El Aleluya más reciente que se puede encontrar en la muestra es el que elaboró Isabel Bernardo para el Bolsín Taurino Mirobrigense en el año 2012.

Comentarios...