Viernes, 21 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La limpieza de los edificios municipales, primera situación límite de la nueva legislatura
SE DEBE RESOLVER ESTE MES

La limpieza de los edificios municipales, primera situación límite de la nueva legislatura

LOCAL
Actualizado 02/09/2015
David Rodríguez

CIUDAD RODRIGO | La actual empresa concesionaria, con prórroga forzosa, pide un incremento de un 6,5% al mes en el dinero recibido para continuar con el servicio

[Img #411680]La Corporación Municipal del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo tiene que tomar de forma urgente una decisión en torno al futuro del servicio de limpieza de los edificios municipales, un servicio que es llevado a cabo desde el pasado mes de febrero mediante prórroga forzosa por la empresa a la que se adjudicó el servicio en 2009, Seralia.

Sobre la mesa, el Ayuntamiento maneja dos opciones principales: iniciar un nuevo proceso de licitación, o intentar asumir de forma directa la prestación del servicio, cuyo coste real durante los años de vigencia del contrato ahora prorrogado forzosamente ha sido en torno a un 25% superior al precio por el que se adjudicó.

Un coste de 50.000? más al año

Concretamente, en el año 2009 Seralia se quedó ?tras ser la única oferta presentada- el contrato de limpieza de los edificios municipales por una cantidad de 169.500? al año (con IVA, 196.620?), que era la cantidad máxima que estaba dispuesta a pagar el Ayuntamiento como base fija, a la que habría que añadir el precio por la realización de servicios extraordinarios.

A partir de ese momento, Seralia comenzó a prestar el servicio por un período total de 6 años (4 iniciales y 2 de prórroga), en los cuales la empresa acabó recibiendo de forma regular, y gracias a los servicios extraordinarios, casi 250.000? al año (es decir, unos 50.000? anuales más que lo que marcaba la adjudicación).

Por ejemplo, en el año 2014 se abonó a la empresa un total de 243.014,76?, correspondiente a 18 empleados. A esa cifra hay que unir el coste de los 4 trabajadores de la limpieza de edificios que tiene todavía directamente el Ayuntamiento en nómina, para un gasto total en este concepto de 329.403? en el año 2014.

El nuevo proceso, desierto

Teniendo en cuenta que en el año 2015 (el 28 de febrero, concretamente) finalizaba el contrato de Seralia, el Ayuntamiento inició unos meses antes (en junio de 2014) un nuevo proceso de licitación, por un precio anual de 168.140? más IVA, es decir, una cifra similar a la del contrato del año 2009.

A este proceso ?que obligaba a subrogar la actual plantilla que tenía Seralia- se presentó una única oferta, de una empresa llamada Bedunde. Sin embargo, la empresa acabó renunciando (no envió la documentación que se le requirió tras la adjudicación inicial) al ver la documentación completa del servicio.

[Img #411681]Concretamente, le echó para atrás que el servicio tuviera una plantilla de personal sobredimensionada, que excede "significativamente" de las necesidades técnicas reales. Además, consideraban que una mejor organización y metodología, así como el control del servicio, permitiría ahorrar en costes. De igual modo, en caso de quedarse con el servicio, entendían que iban a generarse situaciones de conflictividad laboral, ya que no veían otro remedio que realizar despidos.

En esta misma línea, hasta Comisiones Obreras se dirigió al Consistorio para comunicar que veía inviable la prestación del servicio con la cantidad económica por la que salía el contrato a licitación.

De brazos cruzados

Tras la renuncia de Bedunde, el anterior Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo decidió hacer una prórroga forzosa del contrato de Seralia, para que esta siguiera prestando el servicio por 6 meses más. Sin embargo, esa Corporación no tomó ninguna decisión más (la más lógica hubiera sido iniciar un nuevo proceso de licitación del servicio), quedando la patata caliente pendiente para el siguiente Equipo de Gobierno.

Una vez 'aterrizados' en el Ayuntamiento los miembros del nuevo Equipo de Gobierno mantuvieron un par de reuniones con Seralia para explorar la situación actual. Finalmente, Seralia acabó comunicando el 4 de agosto su decisión de no proseguir con la prórroga forzosa del contrato. En ese momento, el Ayuntamiento pidió un poco más de tiempo para encontrar una solución.

Sin embargo, el pasado 26 de agosto el Ayuntamiento recibió una nueva misiva de Seralia, en la que 'aceptaban' continuar con el servicio pero anunciando una subida mensual a partir del mes de septiembre de un 6,5% en la factura. Esto supondría incrementar la factura mensual de limpieza (se paga cada mes) en 1.300?, para un total de 21.550?. Como único argumento para justificar esta subida, Seralia habla de que tiene "desequilibrio económico", pero sin ningún tipo de justificación con números.

Los caminos que se abren

El Ayuntamiento no está dispuesto a afrontar este incremento ?y más aún sin justificación numérica- por lo que está estudiando todas las opciones posibles para los previsibles 'meses de transición' que se avecinan, ya que las dos soluciones de futuro que maneja el Consistorio precisarían de unos meses para su entrada en funcionamiento.

Por un lado, estaría la puesta en marcha de un nuevo proceso de licitación, que implicaría tener que aumentar el precio de salida del contrato y el riesgo de que no aparezcan licitadores. Por otra parte, está la opción de que el Ayuntamiento pase a prestar el servicio directamente.

Está previsto que el Consistorio celebre durante este mes de septiembre una Comisión de Hacienda y un Pleno donde debe quedar perfilado cuál de las dos soluciones de futuro se escoge. Hay que recordar que en el momento de iniciarse el proceso de licitación en junio de 2014 Izquierda Unida se preguntó públicamente por qué no se hacía un estudio económico para ver "cuánto le costaría al Ayuntamiento prestar el servicio a través de una empresa pública creada con ese fin".

Hay que recordar que en el contrato de limpieza se incluyen los siguientes espacios: el Mercado de Abastos, los Colegios San Francisco, Miróbriga y El Puente, los pabellones Eladio Jiménez y de la Avenida Conde de Foxá, Teatro Nuevo, dependencias de la Policía Local, la Enfermería durante el Carnaval, Escuela de Música Juan Esquivel de Barahona, Casa de la Cultura, Nave Municipal, Centro Educativo Municipal, Centro Receptor de Visitantes, Capilla y servicios del Cementerio, Aulas de Pintura y Manualidades, Centro Empresarial Transfronterizo, y el Templete de La Glorieta ?durante las actividades veraniegas-. Asimismo forma parte del contrato la limpieza que sea necesaria durante la Feria de Teatro y las Ferias Ganaderas.

Comentarios...