Lunes, 24 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La maquinaria del poder

La maquinaria del poder

OPINIóN
Actualizado 13/12/2014

JULIO FERNÁNDEZ / Profesor de la Usal

[Img #170593]

Sabemos que el poder cuenta con la maquinaria más potente para derribar al adversario político: la propaganda, y se manifiesta con más virulencia en los sistemas políticos autoritarios que en los democráticos, ya que éstos surgen de la manifestación de la voluntad popular y están sujetos al ordenamiento jurídico vigente. Ejemplos paradigmáticos lo fueron el régimen Nazi de Hitler, cuyo ministro de la propaganda, Goebbels, controlaba todos los medios: radio, televisión, cine o literatura y, actualmente, los gobiernos de Chavez y Maduro en Venezuela actúan con objetivos similares, cercenando uno de los derechos fundamentales más importantes del ser humano como el de la libertad de expresión.

Ahora bien, lo que no parece tan elemental es que esto ocurra en gobiernos actuales que surgen del Estado de Derecho inmanente a los principios y valores previstos en sus Constituciones Políticas. Sin embargo, siempre se ha dicho que desde se reinstauró la democracia en España, los diferentes gobiernos han manipulado y controlado los medios de comunicación públicos, tanto los de Suárez, Calvo Sotelo, Felipe González, Aznar o Zapatero. Y eso, a sabiendas, de que estos medios se financian con el dinero de todos los españoles.

En los últimos tiempos el gobierno de Rajoy practica demasiado esas malas artes utilizando todos los frentes y recursos con los que cuenta. A cinco meses de las elecciones municipales y autonómicas y a menos de un año para las generales, y debido a su catastrófica gestión de los intereses generales, ha iniciado una guerra sin cuartel contra las formaciones políticas que pueden arrebatarle en poder. Me resultan 'barriobajeras' algunas actitudes como la del director de canal 24 Horas del Ente Público Radio Televisión Española, cuando entrevistó al líder de Podemos, Pablo Iglesias, diciéndole que estaría de "enhorabuena" porque recientemente habían excarcelado a varios miembros de la banda terrorista ETA. Algo que no es nuevo, puesto que cuando el PP quiere derribar al oponente político lo relaciona con el terrorismo de ETA. Y sino que se lo pregunten a Zapatero o a Rubalcaba. Pero no sólo en la televisión pública nacional, sino también en canales de televisiones autonómicas como Telemadrid o el canal público de Castilla La Mancha. Que los aduladores mediáticos del Ejecutivo ensalcen la labor de Gobierno es normal, aunque desde una perspectiva objetiva no se ajusten a la realidad, pero que se intoxique a la opinión pública con datos falsos e incluso presuntamente delictivos haciendo creer que algunos líderes políticos de la oposición colaboran con los terroristas, es claramente una infamia. Todo vale, aunque sea ilegítimo, con tal de no perder el poder en las próximas confrontaciones electorales. Es políticamente perverso y jurídicamente reprochable.

Otro ejemplo de la maquinaria del poder de Rajoy es la aprobación en el Congreso de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como 'Ley Mordaza', que prevé sanciones de hasta 30.000 euros para quienes graben a policías en reuniones y manifestaciones pacíficas y otras conductas que deberían interpretarse como manifestaciones de la libertad de expresión. El PP ha aplicado el rodillo de su mayoría absoluta para aprobar una norma que lesiona gravemente el ejercicio de los derechos y libertades constitucionales de los ciudadanos. Está claro que el gobierno es fuerte con los débiles y débil con los fuertes. Y se ha aprobado, a pesar de que según las últimas encuestas publicadas el 82% de los españoles pide que se retire esta Ley de Seguridad ciudadana por ser contraria a los principios consagrados en la Constitución Española.

Es normal que los partidos de la oposición prometan cambiarla en un futuro próximo si la correlación de fuerzas políticas en el Parlamento es diferente a la actual y más acorde con los intereses generales de los ciudadanos.

Comentarios...