Sábado, 29 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La España olvidada
X

La España olvidada

OPINIóN
Actualizado 09/09/2014

Carta enviada por un grupo de vecinos de La Fregeneda en relación a la ausencia de televisión y teléfono fijo en el municipio desde el pasado sábado

[Img #103202]

En esta España del siglo XXI, en esta España de la televisión digital, de la televisión en 3D, de la televisión por satélite, de la Smart tv?, etc., parece increíble que en esta España existan pueblos en los cuales una simple tormenta deje a sus vecinos durante días sin televisión, que para las personas mayores, mayoría en estos núcleos, es un medio necesario de entretenimiento ya que muchas de ellas están solas y este es el único entretenimiento del que disponen para olvidar su soledad.

En esta España del siglo XXI, esta España de la fibra óptica, de los teléfonos inteligentes, de las comunicaciones satélites?, parece increíble que esa misma tormenta deje a estos mismos núcleos durante varios días sin teléfono, medio por el cual las personas mayores, muchas de ellas en delicado estado de salud, tienen la posibilidad de acceder al servicio de emergencias de Cruz Roja, un sistema que les ha sido instalado en sus aparatos fijos para que en caso de necesidad puedan ser atendidos a la mayor brevedad posible y evitar en lo posible males mayores.

En esta España del siglo XXI, de los iPod, de los móviles con los mayores avances, del 3G, 4G y todos los G que vengan, en estos pueblos tenemos un penoso y deficiente 2G, con antenas sin apenas mantenimiento y anticuadas, lo que se traduce en que las llamadas de móvil tengan también cortes por una deficiente cobertura?

Esta es la España profunda, la España tercermundista situada, entre otros lugares del oeste de Salamanca, en pueblos como La Fregeneda, poblaciones de las cuales no se acuerdan los gobernantes locales ni los provinciales ni los regionales más que cuando llegan las épocas de las elecciones.

Es entonces cuando los políticos, de todos los colores, prometen sacarlos del agujero en el que están y ponerlos en el nivel que se encuentran la mayoría de sus vecinos. Pero una vez pasan estas fechas, los pueblos regresan al abandono y al olvido, incluso también el de sus gobernantes más próximos, la mayoría vecinos de estos; y todo por no molestarse ni molestar en pedir algo más para los suyos, no vayan a perder sus aspiraciones políticas tan ambicionadas, llegando incluso a vender a sus vecinos y el futuro de su propio pueblo por una palmadita en la espalda de sus superiores en la capital.

Un grupo de vecinos de La Fregeneda

Comentarios...