Sábado, 19 de septiembre de 2020

El cinturón dunar de las playas de Barra y Costa Nova será objeto de obras de recuperación

La intervención también contempla la unión de las pasarelas de ambas playas

Las dunas existentes en Costa Nova y Barra son objeto de especial protección

La recuperación y estabilización del cinturón dunar existente entre las playas de Barra y Costa Nova comenzará en breve, una vez que la obra ha pasado ya a la fase de concurso.

Con esta intervención se pretende conservar los recursos naturales propios de esta zona marítima, manteniendo a su vez la línea de costa y mitigar el impacto producido por la erosión del mar.

La actuación tiene dos objetivos: por un lado, proteger el alto valor ambiental de las dunas en esta zona costera, contrarrestando el avance de las aguas; por otro lado, unir las pasarelas de madera de las playas de Barra y Costa Nova, en una extensión aproximada de 1.236 metros.

Esta operación se encuadra en el ‘Plan Litoral XXI’ con una prioridad media de actuación en la protección costera en zonas de riesgo. La cámara municipal de Ílhavo, responsable de la gestión del territorio donde se ubican ambas playas, ha manifestado en varias ocasiones su preocupación por la tendencia erosiva existente en este tramo del litoral portugués.

Por este motivo, se firmó un protocolo de intervención entre la cámara municipal de Ílhavo y la Agencia Portuguesa del Ambiente (APA), que permitió candidatar el proyecto a los fondos comunitarios POSEUR para la ‘Protección del litoral y de sus poblaciones frente a riesgos, especialmente la erosión costera’. La actuación sobre las dunas de Barra y Costa Nova estará financiada en un 75% por este programa comunitario, en un 12,5% por la cámara municipal de Ílhavo y en el 12,5% restante por la APA.

Las dunas existentes desde el sur de Costa Nova hasta la playa de São Jacinto, al norte de Aveiro, constituyen parte del hábitat propio y de la riqueza medioambiental de esta zona del litoral central portugués y están protegidas, formando parte, además, de su identidad paisajística junto con la ría de Aveiro.

El cordón dunar de Costa Nova y Barra arropa las playas homónimas a lo largo de sus más de siete kilómetros de extensión.

Los numerosos carteles que encontramos al lado de las pasarelas de madera que recorren estas playas avisan de no pisar las dunas circundantes, que contienen un ecosistema singular en el que viven especies autóctonas a proteger.

  • Pasarelas sobre las dunas de la Praia da Barra (Ílhavo)