Sábado, 21 de septiembre de 2019
Las Arribes al día

La espada impide el triunfo de Hoyos en Masueco y Passareira se queda a medio camino

El portugués cortó una oreja a su primero y no se acopló a su segundo, mientras el de La Alberca falló con los aceros en sus dos oponentes

Passareira en en el que abría plaza y al que cortó una oreja / REP. GRÁFICO: CORRAL

La espada ha sido el talón de Aquiles de Leonardo Passareira y Valentín Hoyos en la novillada celebrada este martes en Masueco de la Ribera, festejo incluido en el programa de las Fiestas del Toro, en honor a San Bernardo, y en el que se lidiaron cuatro novillos de Valrubio, de desigual presentación y que acusaron el exceso de peso en un piso con demasiada arena en algunas zonas.

Leonardo Passareira cortó una oreja en su primero, el que abría plaza, aunque le costó acoplarse. Lo mejor, una serie de manoletinas antes de la suerte suprema y el inicio de faena con la mano izquierda. Mató de una estocada bien colocada, al contrario que le sucedió con su segundo, tercero de la tarde, con el que tuvo que entrar a matar en tres ocasiones. Silencio para el torero.

Valentín Hoyos estuvo valiente y entregado, demostrando que quiere ser torero. A su primero, segundo de la tarde, lo recibió con dos largas cambiadas, y con la muleta mostró tener recursos para salir airoso de una faena en la que el novillo blandeó en exceso y le obligó a llevar la muleta a media altura. Incluso de haber fallado con los aceros hubiera podido tocar pelo. Silencio para el novillero. En su segundo, que cerraba plaza, estuvo más acoplado. Comenzó la faena de muleta de rodillas y entendió rápido que debía ir sin prisas y de uno en uno, logrando alguna serie de mérito con la mano izquierda. Pero la espada le volvió a pasar factura, también el estoque de cruceta. Silencio para el albercano.

Para mañana miércoles, a las 18.30 horas, se espera un festejo de rejones con novillos de Ignacio López Chaves y en cuyo cartel están anunciados Ana Rita y Víctor Herrero.

FICHA DEL FESTEJO

Masueco de la Ribera: Novillada sin picadores
Ganadería: se lidiaron cuatro novillos de Valrubio, aptos para el lucimiento aunque blandos por sobrepeso.
Leonardo Passareira: oreja y silencio.
Valentín Hoyos: silencio y silencio.
Plaza: algo más de un cuarto del aforo.        
  • Hoyos necesita más práctica con los aceros