Lunes, 27 de mayo de 2019

Ángeles Giménez y el cambio que Villares de la Reina necesita

Terreno desértico que se convertirá en oasis

Ángeles Giménez Maderal es la candidata a la alcaldía por el partido Socialista en el municipio de Villares de la Reina. Tras dos periodos como concejala, este será el definitivo. Ella tiene la experiencia y la madurez suficiente para lograr el éxito electoral.

Giménez es una mujer independiente y con una fuerte personalidad. Ha sido docente durante cuarenta  y un años en la Escuela de Arte de San Eloy de Salamanca. Es muy conocida en la Comunidad porque desempeña el cargo de Presidenta de la Asociación de Amigos Saharauis, de Salamanca y Castilla y León.

Mujer socialista de cuna y defensora de los derechos sociales. Su insignia es luchar por el progresos de los más necesitados y por eso acude tres o cuatro veces a la tierra de los campamentos del Sahara para acompañar y paliar las necesidades más vitales y no duda en traer a varias centenas de niños para que las familias españolas les acojan en verano.

Como concejala ha luchado en campo desértico, porque los feudos de más de cuarenta años estaban bien protegidos, pero algo está cambiando. Ella conoce muy bien la problemática de este pueblo, que podría ser uno de los más desarrollados del Alfoz si se gestionaran bien los recursos y sin embargo se enfrenta a unas deficiencias básicas como es el Centro de Salud, que no cubre las necesidades mínimas en carácter de urgencias y dotación de personal. 

Otro tanto le sucede al polígono industrial, que en otros tiempos fue pionero de desarrollo y ahora es un espacio que necesita un gran impulso en carácter de servicios. Podrá llegar a  ser un gran nicho de  empleo sobre todo para jóvenes y así lograr fijar la población y poder acceder a viviendas sociales como propone su grupo electoral.

Giménez se entristece cuando habla de las carencias en materia de segunda y tercera edad, grupos numerosos y a los que no se les da una atención prioritaria. Hombres y mujeres con mucho potencial y capacidad para aportar progreso en la sociedad. Quizá sea este movimiento de asociacionismo uno de los puntos fuertes para impulsar una convivencia y así crear arraigo en la población y no seguir siendo municipio dormitorio. 

Sin servicios los municipios no progresan, hay que  mejorar la calidad de vida de los residentes ofreciendo facilidades para no tener que desplazarse a la ciudad; esta es la clave del desarrollo. 

 Lucharán por la implantación de un Instituto de Enseñanza Secundaria y  por más variedad de establecimientos que ofrezcan las necesidades básicas, acompañado de  buen servicio de transporte.

 Ángeles camina  hacia adelante  con paso firme y seguro seguida de un equipo experimentado, un número de jóvenes ilusionados y con el respaldo del partido Socialista. Juntos lograrán cambiar el rumbo de un pueblo con historia y riqueza, que está estéril como las arenas del desierto, pero que con la ayuda de todos los vecinos y su voto, se convertirá en el oasis que necesitan y sacarán a la luz agua transparente que limpie el barro de otras tormentas pasadas.

Desde estas líneas animo a Ángeles a mirar, con esos hermosos ojos dulces y transparentes,  hacia un futuro de esperanza y éxito.