Viernes, 16 de noviembre de 2018
Las Villas al día

Chicote investiga las residencias de Babilafuente y Castellanos de Moriscos

El cocinero analizó la comida servida a los residentes en un tenso reportaje
Chicote entrevista a las trabajadoras en la residencia | Fotos: capturas de pantalla del programa

Alberto Chicote ha estrenado este miércoles su nuevo programa, ¿Te lo vas a comer?, con un reportaje sobre la alimentación en las residencias de mayores. Las residencias Bellavista de Babilafuente y Castellanos de Moriscos han sido dos de los centros investigados por el cocinero en el programa emitido por La Sexta.

La investigación del programa se inició con la denuncia de los familiares de una persona que residió en la residencia de Castellanos de Moriscos. Aseguraron que falleció por malnutrición y deshidratación, de lo que responsabilizaron a la residencia en la que vivía. Están a la espera de juicio.

Comida en bolsas de basura

Tras recoger esta denuncia, Chicote se trasladó a Babilafuente para conocer la situación de la residencia de la localidad, perteneciente a la misma persona que la de Castellanos. Nieves Alonso, extrabajadora de la residencia, explicó al cocinero que había un único menú para todos los residentes, con independencia de sus patologías. Denunció que la carne llegaba sin controles sanitarios en bolsas de basura, de lo que mostró varias fotografías. Las actuales trabajadoras cuestionaron que las fotografías hubiesen sido tomadas en la residencia y Eladio Palomero, concejal del Ayuntamiento de Babilafuente –Consistorio al que pertenece la residencia, aunque tiene gestión privada–, presente durante la entrevista a las trabajadoras, afirmó que cuando conoció las quejas acudió a la residencia y no vio nada irregular.

Sobre los alimentos servidos a los residentes, una de las extrabajadoras aseguró: “estando el asistente social, me faltaba leche para los encamados y me dijo que echase agua”.

La Gerente territorial de Servicios Sociales de Salamanca, Isabel Fernández, explicó a través de una entrevista telefónica que saben que la residencia de Babilafuente “tiene una serie de irregularidades graves” y aseguró que se encuentran actuando tanto en este centro como en el de Castellanos de Moriscos.

La directora de la residencia, Anabel Álvarez, definió al centro como “una gran familia” y dijo no tener “nada que ocultar”. El cocinero también habló con el dueño de las residencias Bellavista, Rafael de la Torre, quien prefirió no dar explicaciones al chef: “cuando haya que hablar, hablaré delante de un juez”.

Chicote, en una escena que recordaba a su programa Pesadilla en la cocina, visitó la cocina de la residencia de Babilafuente, aunque el personal del centro no permitió que le acompañasen las cámaras. Allí encontró comida dentro de “bolsas de joyería” y un “festival de categoría” de moscas.

Protestas a golpe de cazuela

“Son unos sinvergüenzas”, espetó uno de los residentes entrevistados por Chicote. Acto seguido, las trabajadoras llegaron armadas con cazuelas y se llevaron al anciano al interior de la residencia. “No tienen vergüenza ninguna”, aseguró Chicote, y añadió: “no he visto nada más alucinante en mi vida”.

Los momentos de mayor tensión del reportaje se vivieron cuando Chicote se fue de la residencia al Ayuntamiento para intentar hablar sin éxito con el alcalde de la localidad. Las trabajadoras le persiguieron hasta el edificio consistorial protestando con una cacerolada. “Más vale que se vayan a atender a los abuelos, que están sin atender”, les gritó un vecino a las trabajadoras durante la protesta, lo que contó con la aprobación de Alberto Chicote.

No todo fue negativo en el programa. El reportaje también mostró las buenas condiciones ofrecidas a los residentes en un centro de Extremadura.

El primer programa de ¿Te lo vas a comer? contó con un gran seguimiento en las redes sociales. Durante la emisión, llegó a ser el segundo tema más comentado en Twitter, solo por detrás de la gala de Operación Triunfo.