Lunes, 11 de diciembre de 2017

Ganaderos de Asam y del alto Águeda presentan en torno a 170 alegaciones contra el CAP

Solicitan a la Junta que reconsidere los criterios, bien el cambio de uso o CAP, que penalizan a las fincas con aprovechamiento ganadero

[Img #352560]

La Asociación de Ganaderos Alto Águeda y de la Asociación Salmantina Agricultura de Montaña en Béjar han presentado en sus respectivos SAC en torno a 170 alegaciones contra la aplicación del coeficiente de admisibilidad de pastos (CAP), entre las que se encuentran las de 12 ayuntamientos de la comarca de Ciudad Rodrigo.

En sus alegaciones, los ganaderos consideran que definir como forestal o reducir el CAP de una finca por el hecho de mantener arbolado, supone una penalización para estas fincas con respecto a las que no lo tienen, y conlleva una amenaza real a la supervivencia de estas masas arbóreas, y por tanto, a toda la biodiversidad asociada a ellas. Además, estiman que amenaza la viabilidad de las explotaciones y favorece el cese de la actividad.

Para los ganaderos, la aplicación de los criterios actuales para el CAP traerá consecuencias negativas para el medio ambiente y para el medio rural, lo que contradice los objetivos de la propia  PAC 2015-2020 y otros programas de la UE o internacionales ya que además, parte de estos territorios están reconocidos como Reserva de la Biosfera, ZEPA (Zona Especial de Protección de Aves) o LIC (Lugares de Interés Comunitario).

Por ello, solicitan que  en la PAC 2015 de Castilla y León “se reconsideren aquellos criterios (Cambio de Uso o CAP) que penalizan a las fincas con aprovechamiento ganadero y  pasen a ser reconocidas como admisibles con un CAP adecuado a la realidad”.