Viernes, 18 de agosto de 2017

ETA anuncia su desarme definitivo para el próximo 8 de abril

La banda terrorista, que declaró el cese definitivo de su actividad armada en octubre de 2011, ha sido duramente golpeada desde entonces tanto en Francia como en España.
Imagen de archivo de uno de los intentos de desarme de ETA. Foto: El Norte

La banda terrorista ETA ha anunciado que concluirá su desarme definitivo el próximo 8 de abril. Uno de los detenidos el pasado 16 de abril en el sur de Francia, Jean-Noël Etcheverry, ha anunciado este viernes a través del diario francés 'Le Monde' que la banda terrorista ETA estará totalmente desarmada en la tarde del próximo 8 de abril.

Se trata de una de las cinco personas vinculadas a una organización que el pasado 16 de diciembre fueron sorprendidos por la Guardia Civil en una operación, en colaboración con la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI), cuando trataban de hacer desaparecer armas de ETA. "ETA nos ha confiado la responsabilidad del desarme de su arsenal y, en la tarde del 8 de abril, ETA estará totalmente desarmada", ha declarado Etcheverry al diario 'Le Monde'.

Según fuentes conocedoras del proceso, "intermediarios civiles", en nombre de ETA, van a ser los que comuniquen en los próximos días a la justicia francesa la localización de los zulos para que sean desmantelados bajo la supervisión del Comité Internacional de Verificación. El desarme, insistieron estas fuentes, será unilateral e incondicional. Esta operación de desarme total viene gestándose desde que el pasado de diciembre cinco "intermediarios civiles", entre ellos Jean-Noël Etcheverry, fueran arrestados cuando trataban de filmar la inutilización de parte de ese arsenal. Los servicios antiterroristas españoles apuntan a que ETA ha decidido a llevar a cabo este "desarme unilateral e incondicional", tras constar la negativa absoluta de los gobiernos de París y Madrid a participar o reconocer la intermediación del CIV.

ETA, que declaró el cese definitivo de su actividad armada en octubre de 2011, ha sido duramente golpeada desde entonces por las fuerzas de seguridad, tanto en Francia como en España. La mayoría de los escondites que se le suponen a la banda se encontrarían en suelo galo. Según mandos de la lucha antiterrorista, ETA contaría todavía con unas 280 armas, aunque buena parte de ellas, obsoletas.

El último paso conocido de ETA para su desarme se produjo en febrero de 2014, cuando dos encapuchados aparecieron en un vídeo distribuido por la BBC mostraron y entregaron un minúsculo arsenal a miembros de la Comisión Internacional de Verificación (CIV), no reconocida por el Gobierno. Posteriormente, los miembros de la CIV afirmaron en una rueda de prensa en Bilbao que las armas ya habían sido inutilizadas.

En el vídeo, además de los dos encapuchados, aparecía el portavoz de la comisión, el ceilanés Ram Manikkalingham, y el sudafricano Ronnie Kasrils, frente a una mesa con armas y munición, tras las cuales había una copia del Guernica de Pablo Picasso. Antes de esta grabación, ETA había enviado otro vídeo a la BBC en enero de 2011 afirmando que el alto el fuego que mantenía era "permanente, general y verificable".

Último golpe a la banda armada

La Policía descubrió el último gran zulo de ETA en octubre pasado en un bosque del norte de Francia y tenía 145 armas cortas, entre pistolas (75) y revólveres (70). Era el mayor de la organización terrorista localizado desde la 'Operación Santuario', en octubre de 2004, en la que fueron detenidos los jefes políticos de ETA Mikel Albisu, Antza, y Soledad Iparragirre, Anboto.