Viernes, 15 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

La huella de un grafiti en la adolescencia

VITIGUDINO | Desde octubre de 2015 los pasillos del IES Ramos del Manzano se han convertido en el reflejo del arte visto por los alumnos de 3º y 4 º de la ESO, eje sobre el que aquí gira el conocimiento

El director provincial de Educación, Jesús Laborda, destacaba el proyecto del IES Ramos del Manzano / CORRAL

La adolescencia suele ser una de las etapas que marca para el resto del tiempo la vida del ser humano, encauzar correctamente el aprendizaje cognitivo es vital para el futuro de las personas en la era del conocimiento. Desde hace varios años, en Finlandia han puesto en práctica nuevos sistemas educativos que tratan de demostrar que en el centro del proceso formativo debe situarse al alumno y sobre él debe girar el resto del programa educativo.  La normalidad y la cercanía de escolares y docentes se han convertido en el eje sobre el que gira el sistema educativo en el país escandinavo, son los vehículos que han facilitado el progreso hacia el éxito escolar.

Pues bien, como recordaba Rosa María Santos, profesora de Plástica del IES Ramos del Manzano de Vitigudino, no es necesario ir a Finlandia para ver los resultados de esa misma propuesta educativa y formativa. El proyecto ‘Humanización y Arte de los espacios comunes del IES Ramos del Manzano’ es un programa desarrollado por los profesores de este centro y surgido desde las aulas de plástica de 3º y 4º de la ESO, en manos también de Juan José Sebastián. Este proyecto de innovación educativo obtuvo en 2015 el reconocimiento incluso de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, que concedió al centro un premio de 1.200 euros para la adquisición de material escolar.  

Como publicaba este diario en noviembre del año pasado, la idea de humanizar los pasillos del IES con el arte del grafiti surgió como una imaginativa alternativa a los desconchados que ‘decoraban’ los pasillos del centro. Desde entonces, más de medio centenar de estas obras de arte destacan del beige o el blanco ‘marfil’ de las paredes.  

Sobre el gotelé pueden verse  obras de pintores universales como Miguel Ángel, Picasso, Vermeer, Munch o Klimt, entre otros; algunos de los premios Nobel de la Paz más significativos; imágenes que se han convertido en símbolos de la sociedad actual… Todas ellas son la huella dejada por los alumnos de 3º y 4º de la ESO en sus clases de Plástica. Y así, las paredes del IES Ramos del Manzano han cobrado vida gracias al grafiti, un arte con el que los alumnos despliegan su creatividad y exteriorizan sus emociones a través de la pintura, al mismo tiempo que adquieren valores universales como la paz o la solidaridad, pero también otros más cercanos y no menos importantes como “la tolerancia y el trabajo en equipo”, recordaba Rosa María Santos.

Los tres principales artífices de esta iniciativa son los profesores de Plástica, Rosa María Santos y Juan José San Sebastián, y la directora del centro, Raquel Rodríguez, que sitúan a esta iniciativa como la mejor experiencia docente de la que han sido partícipes, por lo que su ilusión por conocer el alcance final de la idea los desborda y ya piensan en el curso que viene, en el que a buen seguro el proyecto saldrá de las paredes del centro para alojarse en las calles de Vitigudino, aunque antes –como recuerda Juan José– “están las aulas y otros departamentos, además de las paredes del exterior”. En definitiva, solo es cuestión de tiempo porque ilusión, ganas y apoyo no les faltan, como tampoco el deseo de los alumnos por dejar parte de ellos en estas paredes, una actitud difícil de encontrar en cursos anteriores y por lo que ahora “se sienten muy orgullosos”, añade.

Esta actividad  ha llenado de ilusión tanto a alumnos como a profesores, que han visto en ella un nuevo camino hacia la expresión y una forma de captar la atención que en ocasiones no logran en las clases. No en vano, se trata de un proyecto de Centro en el que además de los profesores de Plástica,  participan también los departamentos de Filosofía, Latín, Inglés, Educación Física, Griego, Orientación, Lengua y Literatura. Cada uno de ellos, entre los que se reparten 80 alumnos, ha visto cómo el grafiti ha roto la monotonía de las clases al abrir un nuevo espacio comunicacional lleno de creatividad.

Para Rosa, el proyecto es una experiencia que la ha cautivado por completo, “la trasmisión de valores, la tolerancia y el trabajo en equipo; y como experiencia personal, la relación alumno profesor ha cambiado totalmente porque es mucho más personal e íntima. Hay mucha vinculación entre nosotros y los chicos y entre nosotros dos –por Juan José–, que somos de la misma generación de arte… Para mi es la mejor experiencia docente que he tenido, por sacar fuera del aula la clase, es un proyecto práctico, como están haciendo en Finlandia”.

Visita del director provincial de Educación

Con motivo del final de curso, el director provincial de Educación, Jesús Laborda, realizaba una visita al centro para comprobar de primera mano el resultado de esta experiencia y quién sabe si su traslado a otros lugares o la inclusión de su filosofía en el sistema educativo para reducir así los datos de fracaso escolar.

Para Laborda, el proyecto “es una magnífica iniciativa, no solamente por lo que puede significar para el centro sino lo que significa sobre todo para los alumnos,  porque se sienten parte del centro y dejan aquí una huella muy importante”.  Además, sobre la salida del proyecto a las calles de Vitigudino, Laborda recordaba que “el centro no es solo para los alumnos cuando están aquí sino que el centro pertenece también a la ciudad, y por lo tanto, el que puedan construir y hacer cosas buenas dentro de la ciudad es muy importante”.

Tras reunir a los 80 alumnos que han participado este curso en el programa, además de felicitarlos, Laborda les daba ánimos para continuar con el trabajo que han comenzado en el centro y convertirse así en los hombres y mujeres del futuro cercano.   

Apoyo del Ayuntamiento

Por su parte, el alcalde de Vitigudino, Germán Vicente, recordaba el apoyo ofrecido por el Ayuntamiento a este proyecto. Para el regidor esta es “una iniciativa fabulosa porque los alumnos han expresado aquí con arte todos sus sentimientos y eso hace que el Instituto esté vivo, que la gente quiera dejar algo de los años que ha estado aquí. Decía una chica que aunque se vaya, siempre va a recordar que una parte de ella, de los años que ha pasado aquí, queda para que lo vean el resto de los alumnos que vengan”.

Para Germán Vicente “la iniciativa es muy buena y la vamos a apoyar. Nos han pedido colaboración al Ayuntamiento para sacar esto a la calle y desde luego vamos a buscar sitios, algunas tapias, algunas fachadas, gente que quiera colaborar, y les vamos a dotar de todos los materiales e infraestructura que necesiten para que puedan desarrollar esto, y hay que sacarlo a la calle porque merece la pena”.

Ver más imágenes: