, 14 de julio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Ciudad Rodrigo celebra a golpe de claxon el pase a la final de la Eurocopa
X
CIUDAD RODRIGO | FÚTBOL

Ciudad Rodrigo celebra a golpe de claxon el pase a la final de la Eurocopa

Actualizado 10/07/2024 00:33
David Rodriguez

Nadie se llegó a meter en la fuente del Árbol Gordo, en cuyos alrededores se encendieron dos bengalas como hecho más llamativo

De forma moderada, pero unos cuantos mirobrigenses salieron a la calle en la noche del martes a celebrar la victoria de España en la semifinal de la Eurocopa de fútbol frente a Francia, y por ende, la clasificación para la gran final del domingo, donde espera rival, que se conocerá este miércoles (tres señoras de cierta edad preguntaban a eso de las 23.05 horas junto al Monumento al Garrochista: “¿pero ahora contra quién jugamos?”).

Muchas de esas personas salieron a la calle tras haber visto el partido principalmente en distintos establecimientos de hostelería de Ciudad Rodrigo (también en algunas peñas), moviéndose con sus coches por las vías más céntricas con la Glorieta del Árbol Gordo como punto de referencia, donde se formó un ‘concierto’ de cláxones, con algunos vehículos dando varias vueltas consecutivas a la Glorieta, mientras agitaban banderas, bufandas e incluso algún muñeco.

La Glorieta del Árbol Gordo en sí apenas la pisaron una docena de aficionados, que tras una serie de gritos contra Francia y de cantar el estribillo de la Potra Salvaje que es himno del vestuario de la Selección, en un momento dado encendieron un par de bengalas para iluminar la noche, salpicando también con el agua de la fuente, en la que no se llegó a meter nadie, a diferencia de lo que ocurrió cuando España se había metido por última vez en la final de la Eurocopa, en el año 2012.

En la noche del martes, otros cuantos viandantes se quedaron en la zona de la marquesina del bus urbano, junto al Kiosco de los Tilos o en el inicio de la subida al Registro, donde también aparcó un vehículo de la Policía Local para supervisar la tranquila celebración, que a las 23.30 horas ya se había disipado, prolongándose en algunos establecimientos de hostelería.