Jueves, 23 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Álvaro Briones hace vibrar al público en la clase práctica de Yecla de Yeltes
X
VUELTA AL RUEDO PARA EL NOVILLO DE TORREALBA

Álvaro Briones hace vibrar al público en la clase práctica de Yecla de Yeltes

Actualizado 08/04/2024 21:05
Miguel Corral

Cortó las dos orejas y el rabo ante un público entregado en un festejo al que seguiría un encierro de vaquillas para los aficionados.

Álvaro Briones volvió a demostrar que es profeta en su tierra. Tras que el año pasado sembrara el delirio durante la presentación en esta plaza, el de Yecla de Yeltes hizo de nuevo vibrar a su publico en la clase práctica celebrada este lunes con motivo de las fiestas en honor a la Virgen del Castillo.

Finalizados los actos religiosos en la ermita del castro vetón de Yecla la Vieja, el público yeclense se trasladaba hasta el coso montado en la plaza del pueblo para asistir a un festejo en el que se lidiaría un buen novillo de Torrealba, noble, repetidor, bravo y con las fuerzas justas para que Álvaro Briones obtuviera los máximos trofeos, también para el eral, al que el presidente le concedió la vuelta al ruedo tras doblar sobre el albero.

Briones sabía lo que quería y comenzó de rodillas en la arena para dar una larga cambiada al de Torrealba nada más salir del camión. No importó el estado de la arena, empapada de agua tras la lluvia de la mañana y parte de la tarde, pero que aguantó más de lo que se suponía.

El novillero de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca realizó una buena faena con la muleta, con series por ambos pitones, aseados y templados hasta que la pasión por agradar en su pueblo le pudo, por lo que fue una faena de más a a menos, pero valiente y de entrega absoluta, y que el presidente, a petición del público, premió con las dos orejas y el rabo del de Alba de Yeltes tras una estocada entera aunque ligeramente tendida.

Ante el delirio del público y la felicidad del torero, emoción que no podía ocultar, Álvaro Briones dio la vuelta al ruedo con los máximos trofeos, saliendo a hombros de la plaza de Yecla de Yeltes.

Finalizada la clase práctica, los aficionados a las carreras, cortes y saltos disfrutaron de un encierro con ganado de la misma ganadería que el novillo de muerte, y que dio un excelente juego.