Sábado, 18 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
La Cofradía del Nazareno lleva sus pasos hasta el Seminario tras cancelar su procesión
X
CIUDAD RODRIGO | JUEVES SANTO

La Cofradía del Nazareno lleva sus pasos hasta el Seminario tras cancelar su procesión

Actualizado 28/03/2024 15:44
David Rodriguez

Los pasos hicieron el trayecto tapados con plásticos, y los costaleros, sin sus túnicas habituales

A la suspensión de la procesión de la Santa Cruz le siguió en la mañana del Jueves Santo en Ciudad Rodrigo la cancelación de la procesión del Paso a la Agonía de la Cofradía de Jesús Nazareno, aunque en este caso las calles mirobrigenses no se quedaron sin acoger pasos, ya que la Cofradía procedió a llevar a los tres que debían haber protagonizado el desfile (el Ecce Homo, Los Azotes y La Caída) hasta las dependencias del Seminario Diocesano.

La decisión parecía irremediable desde primera hora de la mañana viendo el panorama y las previsiones, pero obviamente la suspensión de esta segunda procesión no se tomó hasta unos veinte minutos antes de la hora prevista para su arranque, tras reunirse la Junta de Gobierno de la Cofradía en el interior de la Iglesia de San Agustín, hasta donde se habían ido acercando unos cuantos cofrades, especialmente los costaleros de los pasos.

En un año normal, los pasos posiblemente no hubieran salido en ningún caso de San Agustín (ya que además las previsiones para la tarde del Viernes, en la que debe tener lugar La Carrera, son negativas –aunque han ido mejorando-), pero debido a las obras que se van a ejecutar en el templo después de la Semana Santa, tiene que quedar vacío, con lo cual la Cofradía de Jesús Nazareno tomó la decisión de hacer un traslado rápido de sus pasos de modo ‘informal’ (aprovechando un tramo en principio sin lluvia).

Así, en el interior de la Iglesia de San Agustín se taparon con plásticos las imágenes de los tres pasos, procediendo a continuación a sacarlos a la calle San Juan sus costaleros, sin sus túnicas habituales, pero portando las medallas de cofrades. Junto a ellos, los romanos (sin casco) y los cofrades que quisieron (sin capuchón), procedieron a hacer un trayecto rápido por la Plaza Mayor, Cardenal Pacheco, la Plaza de San Salvador y la calle Campo de San Vicente.

Como se explicó en su momento, como los costaleros del Ecce Homo no pueden portarlo este año en la tarde del Viernes, iba a ser depositado en cualquier caso en la mañana del Jueves en las dependencias del Seminario (hasta la nave situada en su patio grande), pero también fueron llevados hasta allí Los Azotes y La Caída, en vez de hasta la Catedral para La Carrera, ante la alta probabilidad de que ésta se suspenda (y que sea más complicado trasladar los pasos en la tarde del Viernes hacia el Seminario por falta de costaleros u otras circunstancias).

Aunque en el momento de salir los pasos de la Iglesia de San Agustín lucía el sol, que también acompañó el paso por la Plaza Mayor (donde había ‘bastante’ público para la mañana que estaba), la lluvia hizo acto de presencia cuando la comitiva estaba por la Plaza de San Salvador. Pese a que los pasos iban convenientemente tapados, el viento rompió alguno de los plásticos (también se rozaron al salir de la Iglesia de San Agustín), con lo cual todavía hubo que secar un poco algún paso a la llegada al Seminario.