Sábado, 18 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
La Pasión estrena ubicación con relevo generacional y majestuoso final en lo alto de la Puerta del Conde
X
CIUDAD RODRIGO | LUNES SANTO

La Pasión estrena ubicación con relevo generacional y majestuoso final en lo alto de la Puerta del Conde

Actualizado 26/03/2024 10:06
David Rodriguez

Durante la representación se remarcaron las llagas de la tierra a través de la figura de San Francisco de Asís

Con el cambio de meteorología ya patente (la velada se puso muy fría, después de que incluso hubiese llovido de forma fina pero persistente durante un rato por la tarde), Ciudad Rodrigo tuvo en la noche del Lunes Santo una cita imprescindible dentro de su Semana Santa: la representación de La Pasión a cargo del Grupo Manantial, que este año presenta un notable relevo generacional, incluido en el papel de Jesucristo, que está siendo interpretado por primera vez por Javier, un joven de Fuentes de Oñoro.

Como se explicó cuando se dio a conocer el calendario de representaciones, La Pasión 2024 quiere incidir en las llagas “sangrantes y vivas de nuestra tierra” (la falta de oportunidades para los jóvenes, el sobreenvejecimiento, la soledad, la agricultura y ganadería en peligro de extinción, la falta de fe, etc.) a través de la figura de San Francisco de Asís, con motivo de los 800 años de la impresión de sus llagas.

Esta evocación de la figura de San Francisco de Asís tuvo lugar en el tramo inicial de la escenificación, que fue introducida por su alma mater, Juan Carlos Sánchez, quién remarcó a los “valientes” que allí estaban de público (unos cuantos llevaron hasta mantas) que “la noche está mala, pero Jesucristo lo pasó peor”.

Además de esos rasgos comunes del relevo generacional y la mención a San Francisco de Asís que está teniendo La Pasión en todas sus paradas, la cita de Ciudad Rodrigo tuvo como rasgo distintivo adicional su ubicación: por primera vez en los ya más de 30 años de representaciones tuvo lugar en el Registro, donde se había montado un gran escenario junto al Cuerpo de Guardia, colocándose incluso unas estructuras adicionales dentro de la zona de soportales (donde por ejemplo Jesús fue azotado).

Sobre ese escenario se desarrolló la mayor parte de la representación (que siguió el guión habitual de La Pasión), contándose además con otro escenario adicional en mitad del Registro para la primera visita a Poncio Pilato. Eso sí, el culmen de La Pasión fue en otro lugar diferente: en lo alto de la Puerta del Conde, hasta donde llegó Jesucristo con la cruz a cuestas atravesando la bóveda de esa Puerta, y subiendo por las escaleras hacia el adarve.

Obviamente, todo el público se giró, e incluso se movió de sitio, para contemplar la crucifixión tanto de Jesucristo como de los otros dos ladrones, cuyas cruces ya pudieron ser vistas por el público a su llegada al Registro (estaban ya preparadas e iluminadas). Además de la crucifixión, en lo alto de la Puerta del Conde tuvo lugar la reflexión de la Virgen María con el cuerpo de su hijo, y la posterior Resurrección (enmarcada en una coreografía desde el escenario principal).

Todos los participantes en la función se llevaron una larga ovación por parte del público, cerrándose la velada con unas últimas palabras de Juan Carlos Sánchez, quién deseó “¡feliz Pascua a todos!”. El ciclo de representaciones de La Pasión 2024 se completará este Martes Santo a las 21.30 horas en los alrededores de la Iglesia de Alba de Yeltes (en caso de que el tiempo no acompañase, se desarrollaría en el interior del templo).