Martes, 23 de abril de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Condenado el hombre que amordazó y amenazó a una familia en Tenebrón en febrero de 2023
X
SENTENCIA

Condenado el hombre que amordazó y amenazó a una familia en Tenebrón en febrero de 2023

Actualizado 20/03/2024 15:29
David Rodriguez

Los hechos tuvieron lugar en las vísperas de arrancar el Carnaval del Toro

La Audiencia Provincial de Salamanca ha dictado sentencia en torno a los hechos que sobresaltaron a los mirobrigenses en la víspera de iniciarse el Carnaval del Toro 2023, cuando un hombre irrumpió armado en una vivienda de Tenebrón y amenazó a la familia que en ella residía (a la cual pertenece una chica con la que había tenido relaciones), tras lo cual se dio a la fuga, acabando por entregarse al día siguiente.

Según la información disponible, el ahora condenado había conocido a la joven el verano previo cuando trabajaban en un supermercado de Ciudad Rodrigo, haciéndose amigos y manteniendo relaciones sexuales. Tras la aparición de unas pintadas ofensivas en diferentes lugares, que la joven sospechó que había hecho el condenado, el 10 de febrero de 2023 le comunicó que no quería hablar más con él, pese a lo cual el hombre le siguió enviando mensajes por Whatsapp en los días siguientes.

El 16 de febrero (Jueves de Casetas), el hombre, que residía en Ciudad Rodrigo, acudió armado con una escopeta cargada al domicilio de Tenebrón donde vivía la joven con su familia. Tras encañonarles, el condenado obligó a la joven a atar con unas bridas las muñecas de sus padres, tras lo cual él mismo ató las muñecas de la joven, y amordazó a la madre para que dejase de gritar, todo ello mientras les amenazaba repetidamente con matarlos.

En un momento dado, el padre consiguió abalanzarse sobre el acusado y quitarle el arma, originándose un forcejeo hasta que la hija logró coger la escopeta y arrojarla a la calle por una ventana. Tras ello, el hombre huyó del lugar en su vehículo, iniciándose una búsqueda por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad, especialmente por la zona de Águeda (también participaron los Bomberos, ya que se pensó que podía estar en el río), que se dio por finalizada cuando se entregó a la Guardia Civil. Ahora, el hombre ha sido declarado culpable de los delitos de coacciones, amenazas y lesiones, por los que deberá pasar más de tres años entre rejas.