Martes, 20 de febrero de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
El III de Futormes cae en un partido de bochornoso final visitante
X
CIUDAD RODRIGO | FÚTBOL SALA

El III de Futormes cae en un partido de bochornoso final visitante

Actualizado 04/02/2024 22:20
David Rodriguez

Un jugador visitante hizo la gracia de arrodillarse para meter un gol con la cabeza a 12” para el final

El III Columnas de Futormes jugó su último partido antes de Carnaval en la tarde dominical en el Pabellón Eladio Jiménez de Ciudad Rodrigo, al igual que le tocará hacer al menos los dos próximos fines de semana a todos los equipos del Club que tengan que comparecer como locales (incluido el Juvenil el Sábado de Carnaval), debido a la ocupación del Pabellón de Conde de Foxá por los bailes de disfraces y la fiesta final del Domingo de Piñata.

Los mirobrigenses cayeron derrotados con cierta claridad ante el equipo de Autoescuela Salamanca, aunque el encuentro se recordará bastante por el bochornoso final protagonizado por los visitantes. Este equipo había puesto tierra de por medio en el primer tiempo, llegando al descanso con 2 goles a favor. En el 2º, estuvieron cerca de poner el 3º del tirón, pero se toparon con un palo y una doble parada de Álex, justo antes de que recortase distancias el III Columnas con un tirazo de Danel desde ¾ de campo que entró por toda la escuadra derecha. Lamentablemente, apenas 15” después, llegó el 1-3, con un tiro cruzado por la izquierda.

En los minutos siguientes, hubo opciones de Danel, Marcos, Sergio o Cristian, pero el balón no quiso entrar, y justamente tras una jugada con remates de los dos últimos jugadores mencionados, cayó el 1-4 con un fuerte disparo desde la derecha. El III Columnas sacó portero-jugador en el 25’, pero en la primera acción los visitantes robaron el balón y pusieron el 1-5 a puerta vacía. A poco más de dos minutos para el final, Marcos enchufó un fuerte disparo desde ½ distancia que suponía el 2-5, dando un hilillo de esperanza al III Columnas, que a la postre fue un espejismo.

El partido iba a acabar sin más historia cuando a un jugador visitante se le ocurrió la ‘brillante idea’ de, tras robar el balón en el medio del campo e irse a portería vacía, agacharse para rematarlo con la cabeza sobre la línea de gol, un gesto estúpido e innecesario que no venía a cuento de ninguna manera (ni siquiera como compensación de algún pique, y mucho menos viendo la diferencia de edad entre ambos equipos), y que por su reacción, a sus compañeros les debió parecer igualmente ‘bien’.

Sergio fue a recriminárselo, y aunque lo hizo de forma mínima, el árbitro le sacó la amarilla, que era la 2ª. A partir de ahí, hubo lío en la grada: un padre local recriminó lo realizado, encarándose con él uno visitante, cuyo hijo subió hecho una furia por la grada, tras lo cual subieron varios jugadores más de ambos equipos. Tras unos momentos muy tensos, la situación se fue calmando.