Lunes, 04 de marzo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Daniel Alonso arremete contra el alcalde de Vitigudino tras su destitución como teniente de alcalde
X
EL ALCALDE RECHAZA LAS ACUSACIONES VERTIDAS Y EXPLICA SU DECISIÓN

Daniel Alonso arremete contra el alcalde de Vitigudino tras su destitución como teniente de alcalde

Actualizado 29/01/2024 18:14
Miguel Corral

El edil acusa al regidor de “antidemócrata” y denuncia falta de transparencia en el Ayuntamiento, afirmaciones que Muñiz rechaza y explica las decisiones adoptadas, a la vez que asegura que no retirará al concejal el resto de competencias

La pasada semana se consumaba lo que era un secreto a voces entre los vecinos de Vitigudino. La destitución como teniente de alcalde del concejal socialista Daniel Alonso corroboraba la mala relación de este con una parte del equipo del equipo de Gobierno formado por PSOE y Ciudadanos, una situación que se venía encayando desde el pasado mes de agosto, cuando el alcalde de la localidad, el socialista Javier Muñiz, decidió nombrar como delegada de la Concejalía de Cultura a la edil de Cs, Isabel Cañizal, un hecho que “estuvo condicionado por el pacto de gobierno” con esta formación, señala el regidor.

Ahora, la destitución de Alonso como teniente de alcalde, en favor del también concejal socialista Germán Vicente, no ha sentado nada bien al que es también concejal delegado de Servicios Sociales, y mediante un comunicado arremete duramente contra el alcalde, al que acusa de “abuso de poder” y “actitud dictatorial” por su destitución como 2º teniente de alcalde, lo que lleva inherente su salida de la Junta de Gobierno Local, “sin tan siquiera alegar ningún tipo de motivo aparente que le haya hecho llegar a la realización de tan rápida y desesperada acción”. Una situación que, para Daniel Alonso, “está llegando a rozar el borde de la desfachatez más absoluta”.

Además, califica a Muñiz de antidemócrata y pone como ejemplos el desenlace de una comisión informativa para el nombramiento de vicepresidente de la comisión de Cultura, “votación que fue interrumpida por el Sr. Muñiz Díaz al no conseguir los resultados que él esperaba”.

También acusa a Muñiz de no contar, al menos con él, en la decisión de paralizar el expediente o los expedientes disciplinarios” abiertos por el anterior equipo de Gobierno a la exsecretaria Pilar Pazos Vecino, “suceso del que fui conocedor a través de la prensa”, asegura.

Asimismo, señala que de su destitución como teniente de alcalde y miembro de la Junta de Gobierno Local (JGL) “me entero por la prensa”, y no entiende los motivos en tanto que “no he faltado a ninguna de las reuniones convocadas para este órgano colegiado y en ellas he aportado todo lo que tenía que aportar en cada momento y mirando siempre por el bien del municipio y de sus vecinos”.

Para Daniel Alonso, estos hechos “no son para nada democráticos, sino que se acercan más a un comportamiento inquisitorial más propio del absolutismo que a la política democrática actual”.

Del mismo modo, Daniel Alonso acusa al alcalde de falta de transparencia, a lo que pone como ejemplo que no se informe “con pleno detalle sobre los gastos y los ingresos que se llevan a cabo a través del Consistorio”.

Por último, Daniel Alonso califica la legislatura de “completo fraude encubierto en el que se han primado las mentiras a la razón”, para finalizar arremetiendo con asuntos personales contra el concejal de Deportes y la concejala de Cultura.

El regidor explica sus decisiones

Por su parte, el alcalde, Javier Muñiz, aclara y matiza algunas de las afirmaciones realizadas por Alonso y recuerda que el nombramiento de concejales delegados así como de tenencias de alcaldía “son competencia exclusivas del alcalde, y su nombramiento o destitución se realiza mediante decretos de alcaldía”. En cuanto a la decisión de paralizar los expedientes pendientes a la exsecretaria, Muñiz señala que “teníamos la resolución del expediente diciendo que se archive porque no precede continuar tras el procedimiento anterior por el que esta señora ya no es funcionaria del Ayuntamiento. Entonces, la secretaria redacta el decreto y lo firmo. Esto, no lo hablé con él ni con nadie porque era competencia del alcalde”.

Sobre la acusación que vierte Alonso de haberse enterado por la prensa del cese, Muñiz asegura que “se le citó una vez a una de las reuniones que tenemos al margen de la JCL y no vino, incluso estando en la reunión se le llamó y no cogió el teléfono. Después, se le informó de que tras la última JGL teníamos otra reunión, pero dijo que tenía mucha prisa y que se tenía que ir, por lo que tampoco asistió. Después, a través del alguacil, le envié el documento informándole de que se le iba a cesar, pero se negó a recibirlo. Entonces tomé la decisión que iba a tomar, un nombramiento que es competencia única y exclusivamente del alcalde, y al no ser teniente de alcalde queda fuera de la JGL porque este órgano está formado solamente por el alcalde y los tenientes de alcalde”.

Respecto a las acusaciones de falta de democracia y transparencia, Muñiz recuerda que “se está gobernando a través de la JGL, y él lo sabe porque ha asistido a varias, y en ellas se levanta acta de todo lo que se acuerda". Concretamente, recuerda que "en la última JGL se verá que hay una relación de 320.000 euros de facturas que se aprobaron para pagarlas y cuya relación está en el acta. No puede hablar de falta de democracia y transparencia porque ahí se habla de cada problemática que hay. De ingresos no se ha dicho nada porque no hay nada especial a excepción de las subvenciones denegadas porque no se han presentado las cuentas”.

En cuanto a los motivos del cese de Alonso como 2º teniente de alcalde, Muñiz confirma las diferencias del concejal con buena parte del equipo de Gobierno, lo que se ha podido percibir en algunas de las sesiones plenarias en las que Alonso emitió un voto distinto al del resto del equipo de Gobierno, provocando “una falta de confianza” que se ha acrecentado con dilatadas ausencias: “Desde el pleno del 28 de diciembre no ha vuelto por el Ayuntamiento”, añade el alcalde, una actitud que Muñiz cree que se debe a “que quería ser concejal de Cultura, un nombramiento que depende del alcalde y que no se hizo por distintos motivos, pero se le dieron otras competencias”. Esta decisión estuvo condicionada por el pacto con Cs, “que tenía sus planteamientos. Entonces se estudió el tema y decidí lo que me parecía más conveniente, lo que puede gustar o no, pero creo que no es para montar un número de este calibre. Se le dijo que esperara unos meses a ver cómo se funcionaba y que después se vería si sería conveniente cambiar algún área a algún concejal, pero no ha querido”.

Sobre las consecuencias que pueda acarrear el 'desencuentro' de Alonso con parte del equipo de Gobierno, Muñiz niega que haya provocado crisis alguna, “para nada”, pues recuerda que “tanto los concejales de Cs como los otros tres del PSOE coincidimos en los planteamientos”, pues asegura que la situación de Alonso “se ha tratado en varias reuniones y estamos totalmente de acuerdo”, incluso “se han man tenido reuniones a nivel del partido, con varios diputados provinciales, con el portavoz de Cs y conmigo, pero ya vi que hablábamos idiomas distintos y no había nada que hacer”.

Por último, el alcalde ha rechazado en principio tomar algún tipo de medida, “el tiene sus competencias y sabe lo que tiene que hacer, pero si entiende que está en un equipo de gobierno antidemocrático y que tiene por alcalde a un dictador, si va a estar sufriendo lo lógico es que deje el Ayuntamiento y dé paso a otra persona que quiera trabajar en beneficio del pueblo, pero es muy libre de hacer lo que quiera”.