Jueves, 22 de febrero de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Una sonrisa imborrable
X
LA OPINIÓN DE ARIS MARCOS

Una sonrisa imborrable

Actualizado 30/12/2023 13:26
admint

Aris Marcos recuerda a Mari Carmen Benito Tomé, fallecida en las últimas horas

Querida amiga Mari, hoy por la mañana emprendiste rumbo a un lugar lleno de estrellas brillantes donde tú también brillarás como la estrella que eres; un lugar que estoy seguro que es un auténtico paraíso que es donde mereces estar amiga. Gracias por todos los valores que aprendí junto a ti, sobre todo estos últimos meses donde no estoy pasando por mis mejores momentos de salud pero tú siempre estabas para empujarme y seguir en la lucha; gracias de corazón por tus palabras en el centro de salud donde nos encontramos hace poquitas semanas y me animaste a luchar por mi enfermedad en la puerta de tu médico favorito, mi primo Enrique al que tanto querías. He conocido muchas personas luchadoras pero te aseguro que ninguna como tú, que a pesar de estar como ya estabas nos dabas lecciones a todos de lo que es vivir y querer vivir y sobre todo vivir siempre con una sonrisa tan dulce.

En realidad eres mi amiga pero para mí somos familia. Solo tengo palabras de agradecimiento hacia ti, eras entrañable: Siempre recordaré tu frase "Ay mi Aris que haría yo sin ti" y ahora yo me pregunto ¿Qué haremos sin ti todas las personas que te queremos Mari? Te he mandado durante estas semanas varios vídeos de apoyo de personas del Real Madrid especialmente, porque a pesar de ser del Ciudad Rodrigo C.F eras muy del Real Madrid.

Soy muy afortunado por haber compartido tanto contigo Mari, qué de cosas hemos vivido especialmente en el fútbol, cuando metía gol tu querido Ciudad Rodrigo C.F. y yo que era el entrenador corría la banda en el Francisco Mateos y me extendías la mano entre aplausos, siempre al lado de tu hermana Isa y de tus hermanos Paco y David. Sólo tengo grandes y entrañables recuerdos como el primer año del ascenso en el que hiciste junto a varias personas como tu cuñada Mari Ángeles, tu hermana Isa, una gran paella para todos los asistentes, o también como aquella bonita cena en tu cochera donde Isa nos hizo un arroz riquísimo y nos reímos sin parar como siempre hemos hecho.

Recuerdo que cuando estábamos a punto de ascender el equipo a Tercera RFEF, tú me dabas paz, tranquilidad y ánimos, tú fuiste una parte muy importante para mí de aquella hazaña, eras muy especial para mí, e imagino que para miles de personas también, prueba de ello las visitas de hoy al tanatorio, los cientos de flores que te han mandado, o mañana sábado ver una iglesia abarrotada como estará la Iglesia Nuestra Señora de Fátima. Eso significa que la gente te quería muchísimo por ser como eras Mari, siempre siendo humilde, sencilla, honesta y cariñosa.

También quiero hacer mención especial a tus hermanos Paco, David e Isa, un auténtico ejemplo de cómo cuidar hasta el último día a una hermana; a tu madre Paquita, una mujer bondadosa y excelente; a tu padre David, que hoy sin ir más lejos en el tanatorio me dijo Aris gracias de corazón por todo lo que has hecho por mi hija por esos videos de los jugadores y artistas que le mandabas, porque le alegrabas el día; un padre siempre al pie del cañón de esta gran familia. Qué decir de tus hijos Javier y Claudia, hoy se me partía el alma verlos pero siéntete orgullosa de tus hijos porque son espectaculares, al igual que tu marido, una persona de los pies a la cabeza. Qué gran familia que desde el primer segundo hasta el último segundo siempre han estado a tu lado y eso es lo más bonito en las familias, sinceramente en pocas casas ya se ve eso y desde aquí les felicito y les mando una gran ovación de aplausos porque son únicos la familia Benito Tomé.

Qué bonito y a su vez qué importante es estar unidos en familia.

Gracias queridísima amiga Mari por ser como eres, UNA PERSONA POR ENCIMA DE LA EXCELENCIA. Parece que estés lejos pero en realidad yo sé que estás muy cerquita de todos nosotros, recuerda que nos une un corazón, te quiero mucho a ti Mari y también a tu familia.

Puede que tu paso por el mundo fuera fugaz, pero la llama que dejaste encendida es inapagable, gracias por tanto Mari.

Aris Marcos