Jueves, 23 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Bragança en Fiestas, del 18 al 22 de agosto
X
NOSSA SENHORA DAS GRAÇAS, PATRONA DE LA CIUDAD

Bragança en Fiestas, del 18 al 22 de agosto

Actualizado 19/08/2023 17:31
Raquel Martín-Garay

El Parque Eixo Atlántico es el epicentro de una programación centrada en conciertos de artistas portugueses, concurso de una raza autóctona bovina y celebraciones religiosas

Bragança, la ciudad trasmontana vecina de Castilla y Léon, continúa con su verano de celebraciones.

Esta vez, son las Fiestas de Bragança, que se están desarrollando del 18 al 22 de agosto, por la festividad de la patrona de la localidad, Nª Sª das Graças, el 22 de agosto.

Anoche, viernes, arrancaron los conciertos con algunos artistas entre los más nombrados en Portugal durante los últimos años, como Miguel Araújo, Ana Bacalhau o Bárbara Tinoco.

Cada noche, a partir de las 22:00 horas, arrancan los espectáculos musicales con teloneros y figuras consagradas. Todos los conciertos tienen lugar en el Parque Eixo Atlántico, situado en la parte nueva de la ciudad, y son gratuitos.

El próximo lunes, 21 de agosto, tendrá lugar el tradicional Concurso de Reses Bovinas de Raza Mirandesa, a partir de las 9:00 horas en el Recinto de Promoción de Razas Autóctonas. Continuando con la temática ganadera, por la tarde, a las 17:00 horas, se celebrará la final del Campeonato de Chegas de Touros, una particular lucha de ejemplares de gran envergadura, que se mantiene con cierto arraigo en esta zona del nordeste portugués.

La raza Mirandesa es una de las más prestigiosas razas bovinas de carne en Portugal, conocida sobre todo debido a la Posta Mirandesa (filete), cocinada con aceite de oliva trasmontano. Es una raza fuerte, de porte grande y genéticamente adaptada para el trabajo duro de las labores agrícolas, función para la que era empleada antiguamente. La raza está extendida principalmente por el interior norte de Portugal, aunque se halla un poco por todo el país.

La noche del 21 de agosto, Carolina Deslandes subirá al escenario del Parque Eixo Atlántico para dedicar sus últimas canciones y sus grandes éxitos al público brigantino y a los visitantes que en estas fechas llenan la ciudad, a partir de las 22:00 horas. Estos días, en un paseo por la ciudad vieja, por el paseo fluvial, por la Rúa de los Museos o por la Plaza de la Sé, el idioma más escuchado es el castellano, más aún que el portugués o el francés, que también abunda, por los muchos emigrantes de regreso a la tierra.

El 60% de los turistas que recibe Bragança son españoles, según fuentes municipales. Su cercanía con la frontera, a pocos kilómetros de las comarcas zamoranas de Aliste y Sanabria, hace que la relación entre localidades de esta subregión transfronteriza sea constante.

En la medianoche del lunes 21, un espectáculo piromusical será un colofón perfecto a la parte de animación de las Fiestas de Bragança 2023.

Al día siguiente, día de la patrona, se celebrará una eucaristía a las 11:00 h en el Iglesia de Nª Sª das Graças. Aunque el momento cumbre de la vertiente religiosa de las fiestas trascurrirá después de la misa solemne que tendrá lugar en la Catedral de Bragança a las 17:00 h, a la que seguirá una procesión por las calles de la ciudad.

En esta tradicional procesión participan miles de brigantinos y habitantes de pueblos de la comarca, en uno de los mayores desfiles de arte sacro de la diócesis de Miranda-Bragança, con más de cuarenta pasos, que ese día salen de su espacio habitual en iglesias y ermitas de todo el concejo y de la capital.

Las Fiestas de Bragança, del 18 al 22 de agosto, ponen fin a un verano con mucha animación al aire libre en diversos puntos de la ciudad. Primero, mediante la iniciativa "Verão na Praça", con conciertos nocturnos que tuvieron lugar entre el 27 de julio y el 13 de agosto en la Plaza Camões. Después, con la "Festa da História", la singular feria medieval de Bragança, celebrada en la ciudadela intramuros, que ha trascurrido del 14 al 17 de agosto y acaba de terminar. Y ahora, con las Fiestas de Bragança en honor a Nª Sª das Graças, despidiendo un verano vivido en la calle.