, 14 de abril de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
El escenario ideal para "Buscando a Nebrija" en Palencia de Negrilla
X
teatro

El escenario ideal para "Buscando a Nebrija" en Palencia de Negrilla

Actualizado 02/08/2023 19:54
Redacción

El montaje lució en todo su esplendor en una de las tres "catedrales" de La Armuña, declarada ésta "Bien de Interés Cultural" desde 1969

El primer día de agosto, la iglesia parroquial de La Exaltación de la Santa Cruz acogió en Palencia de Negrilla la obra de Denis Rafter "Buscando a Nebrija" interpretada por el grupo de teatro "Lazarillo de Tormes" con el patrocinio del Área de Cultura de la Diputación de Salamanca a petición del ayuntamiento de la localidad.

El montaje lució en todo su esplendor en una de las tres "catedrales" de La Armuña, declarada ésta "Bien de Interés Cultural" desde 1969. Su imponente retablo del siglo XVI fue la escenografía ideal para una obra situada en el "Siglo de Oro" y su artesonado ideal para una perfecta acústica y también para que se escuchara la música del que fuera alumno de Nebrija, Juan del Encina.

Los espectadores, que llenaron la iglesia, disfrutaron de esta obra que muestra el saber y el enorme legado cultural de nuestro humanista español Elio Antonio de Nebrija. Su puesta en escena está llena de entrega, emoción y entusiasmo.

“Buscando a Nebrija” muestra a un hombre apasionado por el idioma y el saber, gracias al cual la lengua castellana o española es hoy lo que es, con más de seiscientos millones de hablantes en todo el mundo. Nebrija es uno de los personajes que más ha influido en la configuración de la idea de España y de la Hispanidad. Hombre minucioso con el cuidado del significado de las palabras, recuperó el latín barbarizado y maltratado, creando diccionarios que ayudaran a una mejor expresión a la hora de escribir discursos y textos.

Son varios los temas que aparecen en esta obra y dejan claro el tesón, la fuerza y la sabiduría del humanista y gramático que tanta relevancia tuvo en la época de los Reyes Católicos, llegando a ser, incluso, su cronista real.

El ambiente creado envolvió a actrices, actores, músicos y espectadores en una especie de magia, donde los que se acercaron hasta la iglesia, compartieron emociones, sentimientos y aplausos con los que agradecieron la gran puesta en escena de "Lazarillo de Tormes".