Jueves, 02 de febrero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
Se pone por fin en marcha la largamente demandada reforma de la Estación de Autobuses
X
CIUDAD RODRIGO | ESTACIÓN DE AUTOBUSES

Se pone por fin en marcha la largamente demandada reforma de la Estación de Autobuses

LOCAL
Actualizado 17/01/2023 09:52
David Rodriguez

La intervención es promovida por la Junta de Castilla y León, aunque sufragada con los Fondos Europeos de Recuperación

Parecía que el momento nunca iba a llegar, pero por fin con el arranque de 2023 se han puesto en marcha las esperadísimas obras de reforma de la Estación de Autobuses de Ciudad Rodrigo, que como ya hemos publicado van a correr a cargo de la Unión Temporal de Empresas integrada por Contratas Vilor (de Valencia) y Martín Holgado Obra Civil (de Barruecopardo), que también se están encargando de las obras del paseo industrial verde y de la Avenida de España.

Esta UTE fue la única entidad que se presentó a la licitación puesta en marcha por la Junta de Castilla y León, quedándose con el contrato por 1.010.767,45€ (IVA incluido), que proceden de los Fondos Europeos de recuperación a través del Plan de Impulso a la rehabilitación de edificios públicos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno dentro del mecanismo Next Generation de la Unión Europea).

Como primeros pasos de las obras (que fueron adjudicadas definitivamente en septiembre, pero que hasta ahora no habían arrancado), el interior de la Estación se ha cerrado al tránsito de usuarios, que únicamente pueden moverse por la zona de dársenas, en uno de cuyos extremos se han instalado varios contenedores para escombros, dentro de un espacio delimitado por vallas (que alcanza una de las puertas de entrada al edificio).

En el otro extremo de la zona de dársenas se ha colocado una de las habituales ‘casetas de obras’, aunque aquí va a tener otra función: va a ser el lugar donde se despachen a partir de ahora los billetes para los autobuses, según rezan los carteles situados en la misma. Además, en las inmediaciones se ha instalado un baño portátil, en sustitución de los servicios de la propia Estación, que obviamente tampoco pueden usarse.

Aunque no se puede acceder al interior, desde las dársenas se puede observar que por ejemplo ya ha sido derribada la falsa pared que se creó en el año 2018, cuando unas goteras provocaron desprendimientos en el falso techo (que desde el pasado mes de octubre volvía a estar en lamentables condiciones), y a su vez una intervención de urgencia (que costó 44.104,58€), en una época en la que ya se venía reclamando el arreglo de la Estación mirobrigense.

Un poco de historia

A nivel ‘histórico’, hay que recordar que la Estación, inaugurada por el Gobierno de España en el año 1978 siendo Ministro de Transportes el recientemente fallecido Salvador Sánchez-Terán (que le va a dar nombre), pasó a manos de la Junta de Castilla y León en diciembre del año 2014. En aquel momento, ya se venía reivindicando una reforma (técnicos de la Junta la visitaron incluso antes, en 2010, constatando deficiencias), presentando el PSOE una PNL en ese sentido en octubre de 2015 en las Cortes de Castilla y León.

Esa PNL, que instaba a la Junta a actuar, fue aprobada por la Comisión de Fomento y Medio Ambiente, contratándose en 2016 la redacción de una Propuesta de Intervención en la Estación, a partir de la cual se redactó en 2018 el proyecto técnico para la realización de las obras, que planteaba un presupuesto para las mismas de 1,3 millones de euros. Sin embargo, el proyecto fue reformulado, bajando notablemente su cuantía, a un presupuesto de 791.911,51€.

Aunque el Consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se comprometió a tramitar en 2019 el contrato de ejecución, en 2020 todavía tuvo que aprobarse en el Pleno del Ayuntamiento la cesión del solar de la Estación a la Junta para que en teoría no hubiese ningún problema a la hora de intervenir. En aquel Pleno justo antes de estallar la pandemia, el alcalde Marcos Iglesias dijo que, tras haber mantenido reuniones en la Consejería, era difícil que las obras se ejecutasen en 2020 ya que la Junta no tenía Presupuestos, por lo que deberían esperar a 2021.

Precisamente, a finales de 2020, hubo una rueda de prensa por parte del Ayuntamiento mirobrigense para anunciar que las obras podrían comenzar a finales de 2021, pero la licitación de las mismas por parte de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl) de la Junta de Castilla y León no comenzó hasta principios de 2022. Como se recordará, han sido necesarias tres licitaciones, con progresivos incrementos del dinero que estaba dispuesta a pagar la Junta por la intervención, hasta que por fin apareció la mencionada UTE para quedarse con las obras, poniéndolas en marcha con el inicio de 2023.

Las claves de la reforma

La empresa adjudicataria tiene de plazo 9 meses para acometer la intervención, que tiene como finalidad adecuar la Estación a “las actuales condiciones de demanda de movilidad de los viajeros y unos estándares mínimos de calidad e imagen”. En este sentido, se va a modernizar la imagen de la Estación (“consiguiendo una imagen unitaria e institucional, y renovando totalmente el aspecto del edificio”), el servicio prestado a los viajeros (mejorando su confortabilidad), la eficiencia energética y la accesibilidad.

Como rasgos generales del proyecto elaborado por el arquitecto Lorenzo Muñoz Vicente, se mantendrá el conjunto de volúmenes existentes, aunque se renovarán los materiales para contribuir a mejorar la eficiencia energética del conjunto (esa es la clave para que se pueda financiar con Fondos Europeos, denominándose de hecho el proyecto ‘Obras de intervención en la Estación de Autobuses con emisiones cero’), y se redistribuirán los espacios en busca de la accesibilidad y el aprovechamiento máximo.

Así, en la denominada ‘planta baja’ del edificio, se modificarán los accesos, creándose uno nuevo por la ‘plaza’ que da a la Avenida Yurramendi, que pasa a ser peatonal, cuando hasta ahora es de aparcamiento. Los servicios propios de la Estación, como son el de información y las cabinas de las compañías, se ubicarán en el hall, frente a la zona de espera, quedando los espacios vinculados a la salida y entrada de los viajeros a las dársenas junto a la entrada principal. La zona comercial se dispondrá a lo largo del hall, y estará más integrada en la zona de espera, manteniéndose la cafetería existente.

En lo que respecta a las dársenas, se mejorará el confort de los pasajeros, la accesibilidad y la iluminación (habrá una puerta automatizada para pasar del interior de la Estación a la zona de dársenas). El nuevo edificio lucirá en su exterior baldosas cerámicas de gres porcelánico, lo que mejorará las condiciones de aislamiento del edificio; mientras que en materia de cubiertas, habrá una plana para la nave principal del edificio, y otra en panel para la zona de dársenas.

El proyecto recoge una renovación completa de las instalaciones de calefacción y climatización, apostándose por un sistema de generación mediante bomba de calor, que puede suministrar más energía de la que consume. Asimismo, se sustituirán las actuales luminarias por otras tipo LED, se colocarán temporizadores para apagado automático en los baños y detectores de presencia en pasillos; y en el exterior, se instalarán células fotoeléctricas que apagan la iluminación cuando se precisa.

Con el objetivo de mejorar la accesibilidad, además del nuevo acceso a la Estación mencionado más arriba, se crearán plazas de aparcamiento accesibles y servicios higiénicos, y se introducirán mecanismos como interruptores y pulsadores de alarma adaptados.

Comentarios...