Sábado, 28 de enero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
Castilla y León desaparece
X
Desde la Code. Profesor de Derecho Penal de la Usal

Castilla y León desaparece

OPINIóN
Actualizado 24/12/2022 01:42
Julio Fernández

Me ha parecido esperpéntico que quién dirige un medio de comunicación ultraconservador de nuestra región castellanoleonesa haya escrito esta semana un artículo en el que muestra su cabreo político porque afirma que a pesar de lo mal que lo está haciendo Pedro Sánchez, no baja en las encuestas de voto de la ciudadanía. Este señor parece ignorar que, a pesar de que nuestra Comunidad Autónoma es la última de la fila en la jerarquía nacional, de que ha perdido tejido productivo, habitantes y de que la inversión per cápita en servicios públicos fundamentales, es decir, sanidad, educación y servicios sociales, se mantiene en el furgón de cola de las Comunidades Autónomas -bueno en esto se ve superada por las que van a la cola en estos servicios esenciales: Galicia y Madrid- lleva con el mismo gobierno conservador –ahora ultra conservador al gobernar en coalición PP y Vox- desde hace casi 4 décadas. Este caballero argumenta que hay cierto aborregamiento social que sigue apoyando a Sánchez, cuando sólo lleva 4 años gobernando (3 producto de las elecciones generales y 1 de una moción de censura totalmente constitucional), época en que han ocurrido problemas sociales, sanitarios y bélicos ante los que nunca se tuvieron que enfrentar presidentes anteriores en nuestra reciente democracia.

¿Quiénes están más aborregados, los que siguen apoyando a un presidente con un cariz más social, que amplía derechos individuales y sociales de los ciudadanos y que aprueba políticas de mejor redistribución de renta y riqueza, como Sánchez o los que siguen apoyando a gobiernos como los de Castilla y León que son el claro ejemplo de la vieja España, de la analfabeta, atrasada, dormida, la casposa, muerta, hueca y carcomida?

Los últimos datos demográficos conocidos son cada vez más alarmantes. 8 de las 9 provincias de la comunidad (excepto Burgos) han perdido habitantes en 2021 y, sobre todo, las del viejo reino Leonés. León ha perdido 6.919 habitantes, Zamora 2.242 y Salamanca 1929. En el resto de provincias también ha descendido la población, pero algo menos. Además, la previsión para los próximos años es que de los 3.097 núcleos de población que desaparecerán en toda España, 1.402 lo serán de nuestra región.

Pero, además de esta sistemática incompetencia de los gobiernos conservadores de Castilla y León por revertir la pésima situación demográfica, económica y de servicios públicos fundamentales que padecemos, hay sospechas más que fundadas de que el actual presidente accedió a ser candidato en las elecciones autonómicas de 2019 por un procedimiento presuntamente delictivo y por el que está abierta una causa penal en un juzgado de Salamanca. Hay indicios de presunta financiación ilegal del PP salmantino porque, después de haberse reabierto la causa el PP salmantino está formalmente declarado como “investigado”, figura procesal que antes se denominaba “imputado”. ¿Por qué no hablan de esto los medios ultraconservadores a los que me estoy refiriendo y que tanto defienden al gobierno de Castilla y León y a su presidente?

Si a esto le unimos que actualmente en el gobierno de la Junta hay un vicepresidente, García Gallardo, de Vox, cuyos únicos discursos parlamentarios oscilan entra las de acusaciones de asesinos a los miembros del gobierno de la nación y a todos los políticos de las formaciones de izquierda y los de la negación de la violencia machista, además de tener un presupuesto más alto para los gastos de personal perteneciente a esa vicepresidencia (1,2 millones de euros) que para los fondos que gestiona esa vicepresidencia (sólo 112.000 euros), la situación política de la Junta de Castilla y León es lamentable y vergonzosa. ¿Pero no proclamaba Vox en la campaña electoral que había que suprimir los chiringuitos inútiles? También decía que no creía en las autonomías. En realidad ni cree en el Estado Autonómico ni en el sistema democrático ni en los valores del Estado de Derecho previstos en la normativa constitucional. Sólo creen, como también muchos miembros del PP, que el poder les pertenece, por casta y por tradición y que la “chusma” de izquierdas no sólo nunca debieran gobernar, sino que deberían estar en la cárcel o exiliados; es decir, lo mismo que hizo la dictadura franquista con los disidentes políticos.

Bueno, esperemos que estos días de asueto de Navidad y fin de año les hagan reflexionar y el conjunto de la derecha reaccionaria (política, judicial y mediática) se ubique en el carril del sosiego político, del sentido común, de la sensatez, del talante dialogante, de la negociación y de la construcción permanente de una convivencia pacífica, tolerante y avanzada que merecen los ciudadanos de nuestra querida España, con independencia de donde vivan, de su ideología, de sus convicciones religiosas y filosóficas y de su pensamiento.

Desde uno de los enclaves más hermosos de nuestra geografía, desde esta tierra querida, maltratada, vacía y triste, desde estas heredades abandonadas invadidas de matorrales por culpa de la emigración, desde estos olivos que ya eran centenarios cuando Unamuno en sus viajes por las arribes los contempló y glosó hace más de 120 años, desde el Mirador de la CODE DE MIEZA, el “más imponente de la Ribera”, deseo a todos, sin excepción una FELIZ NAVIDAD Y UN VENTUROSO Y PRÓSPERO AÑO 2023.

Comentarios...