Viernes, 02 de diciembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El primer Bolsín del orbe taurino recibe como “estímulo y acicate” el Premio Tauromaquia 2021
X
CIUDAD RODRIGO | PREMIO

El primer Bolsín del orbe taurino recibe como “estímulo y acicate” el Premio Tauromaquia 2021

TOROS
Actualizado 29/09/2022 20:10
David Rodriguez

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, entregó el galardón al presidente del Bolsín, Andrés Sevillano

> Reportaje gráfico: Adrián Martín

El Hotel Conde Rodrigo II de Ciudad Rodrigo, donde lleva varios lustros decidiéndose el Triunfador de las temporadas de tientas que se desarrollan en las semanas previas al Carnaval del Toro, fue escenario en la tarde del jueves del acto de entrega del Premio Tauromaquia 2021 de Castilla y León al Bolsín Taurino Mirobrigense, “el primer Bolsín del orbe taurino”, como recordó en su intervención el patriarca de la institución, Miguel Cid Cebrián.

El galardón (consistente en una escultura conmemorativa) fue recogido en uno de los salones del Hotel por el presidente del Bolsín, Andrés Sevillano, de manos del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, dentro de un acto de alrededor de una hora de duración que fue de lo más solemne, con presentadora incluida y retransmisión en directo a través del Portal de Comunicación de la Junta de Castilla y León.

En este sentido, junto a los responsables ya mencionados, al acto también asistieron el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias; el alcalde Marcos Iglesias junto a otros cuantos miembros de la Corporación Municipal; el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo; el consejero de Cultura, Gonzalo Santonja (que fue en su día pregonero del Bolsín, como recordó Miguel Cid); así como el resto de la familia bolsinista, numerosos ganaderos encabezados por Victorino Martín (en cuya casa empezará el Bolsín 2023) y unas cuantas personas más vinculadas a la institución mirobrigense.

Como punto de arranque, la presentadora del acto dio algunas pinceladas sobre la historia del Bolsín (acentuando su “labor altruista”), antes de que la relatasen con más detalle en un vídeo documental que se proyectó miembros de la familia bolsinista, triunfadores del certamen, o autoridades como Marcos Iglesias y Ramón Sastre, actual delegado de la parte taurina del Carnaval.

Finalizada la proyección, se dio lectura al acta de concesión del Premio al Bolsín, en la que se expresa su “altruista y notable labor en la defensa de la tauromaquia a lo largo de 65 años de historia a través de la consecución de su principal objetivo, que siempre ha sido la promoción de los nuevos valores del toreo en tiempos complejos, donde los aspirantes han tenido pocas oportunidades para labrarse un futuro como toreros”. Asimismo se ensalza su trabajo para fomentar la “promoción cultural de la tauromaquia”, mediante presentaciones de publicaciones literarias, y veladas o galas culturales.

Los discursos

En ese preciso instante se produjo la entrega en sí del galardón, tras lo cual tomó la palabra brevemente Andrés Sevillano (para dar las gracias al presidente de la Junta “y a las instituciones que aquí nos representan”), antes de hacer una intervención más larga Miguel Cid Cebrián, quién manifestó en primer lugar que ve el Premio al Bolsín como “justo” por su trayectoria. Asimismo, se congratuló de la entrega del mismo en “nuestra casa”, recordando que Ceferino Santos Alcalde “nos acogió” en los Hoteles Conde Rodrigo cuando cerró la sede fundacional bolsinista, el Café Moderno.

Transmitiendo su “gratísima sorpresa” por la recepción de este Premio, ya que el Bolsín está “acostumbrado a darlos”, Miguel Cid Cebrián enumeró que el galardón tiene “varios destinatarios”, empezando por “nuestros fundadores, un grupo de aficionados que se reunían en el Moderno donde veían llegar a los maletillas que querían una oportunidad para dar unos capotazos a las becerras de los ganaderos de la zona”.

De aquellos momentos, Miguel Cid resaltó que el Bolsín “daba ayuda en todos los sentidos a los maletillas de aquella España que no tiene nada que ver con la actual” (“el Bolsín no ha cambiado, ha cambiado España, no tiene nada que ver”). Al hilo de ello, subrayó la evolución de los maletillas: ahora “vienen entrenados, vienen preparados”, y así las tientas han pasado de ser “cogida tras cogida” a “lecciones de torería”, habiendo sido triunfadores figuras como Ginés Marín, Diego Urdiales, Uceda Leal, Roca Rey o Juan del Álamo.

Como otros destinatarios del Premio están los ganaderos, “un soporte indispensable, gracias a ellos tenemos las puertas abiertas de las principales ganaderías de España”, incidiendo en que “la mayoría son salmantinos”. Asimismo, reconoció el “gran apoyo, básico y fundamental” del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, evocando que al principio era reacio a hacerle un hueco al Triunfador bolsinista en el Carnaval, pero “lo conseguimos”, ampliándose cuando él fue alcalde la presencia del Bolsín en el Carnaval, “que ya es histórica y fundamental”.

Cerrando los agradecimientos, los tuvo para la Diputación de Salamanca, Cruz Roja por proporcionar los medios sanitarios, los Hoteles Conde Rodrigo, o para los pregoneros que han tenido. Tras ello, Miguel Cid hizo unas “breves reflexiones”, empezando por una felicitación a la Junta por la “gran labor en pro de la tauromaquia que están realizando, es un ejemplo a seguir”, comentando los proyectos con los que cuentan.

A continuación, mostró el “total apoyo” del Bolsín a la “proyectada declaración como Bien de Interés Cultural” de la plaza carnavalera, y animó al Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo a recuperar la plaza fija de Santa Cruz, ya que sería “un gran complemento taurino y cultural”. Por último, quiso recordar que, por Ley, las instituciones “tienen como mandato la protección y difusión de la tauromaquia como patrimonio cultural de toda España” y que el Bolsín “seguirá dando ejemplo como siempre con la continuación de su andadura”, remarcando que el Premio es “un estímulo y un acicate”.

El acto de entrega continuó con una pequeña exhibición sobre las tablas del escenario antes de que tomase la palabra el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que mencionó que este Premio Tauromaquia simboliza “la simbiosis entre el ganadero y el torero”, reconociendo en este caso la “trayectoria dilatada, extensa, prolífica; vinculada a esa labor incansable y altruista dedicada a la defensa de la tauromaquia desde la misma base” que viene haciendo el Bolsín.

Mañueco también evocó el origen del Bolsín para “satisfacer ese hambre de toro que había en aquellos años 50”, resaltando que “España ha cambiado, pero la pasión y el hambre de toro siguen siendo las mismas”, de ahí que el Bolsín quiera continuar siendo “otorgador de oportunidades a los que quieren ser toreros, un generoso empeño que se ha convertido en cita clásica de Ciudad Rodrigo, Salamanca y todo el mundo taurino, que fortalece la tradición taurina en España”.

A continuación, el presidente de la Junta expresó su “gratitud” a los “tres pilares básicos” del Bolsín: sus fundadores “y quienes habéis seguido llevando la antorcha”; a los ganaderos que ceden desinteresadamente fincas y reses; y a los jóvenes aspirantes que “con su ilusión y ganas de triunfar” consiguen que “tengamos claro que esto es un patrimonio de todos”, de ahí que remarcase que desde la Junta se va a seguir apoyando: “tenemos un compromiso global”.

Asimismo, Mañueco quiso recordar “lo que supone la tauromaquia: cultura, patrimonio, economía, conservación de nuestras tradiciones; supone cumplir un mandato constitucional: defender el derecho de la libertad de ejercer una actividad cultural en toda la geografía nacional, y de pasión a los que sentimos el toreo”. Al hilo de ello quiso “defender la fiesta de los ataques injustos que vemos incluso de miembros del Gobierno de España; no entendemos porque se ha excluido del bono cultural para los jóvenes de 18 años la fiesta de los toros”, incidiendo en que “la cultura del toro es profundamente nuestra y popular; está en cualquiera de las esquinas de los edificios patrimoniales de nuestro país”.

Para el presidente de la Junta, la tauromaquia también es “un vínculo con nuestro padres y abuelos”, exponiendo que Andrés Sevillano y Miguel Cid son “ejemplo de la responsabilidad que tenemos todos de pasar este recuerdo de padres a hijos”. De igual modo, quiso aportar algunos datos, como que en 2022 se llevan realizados 2.700 espectáculos taurinos de todo tipo, un 20% más que en 2019, o que a los mismos acuden 1 de cada 5 castellanoleoneses, para justificar que hace 8 años se protegiese como “bien inmaterial cultural de Castilla y León; nos compromete más allá de las normas, es compromiso ético y moral”.

Tras expresar que la cría del toro bravo “vincula la economía y la ecología, un binomio que es imposible de disasociar, y fundamental para conservar las dehesas”, concluyó expresando su deseo de que “el ejemplo de generosidad que el Bolsín de Ciudad Rodrigo ha expresado durante décadas no solo se mantenga, sino que se extienda, y sigamos viendo en el mundo del toro esta espléndida riqueza cultural que nos identifica”.

Comentarios...