Jueves, 29 de septiembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Ciudad Rodrigo brinda por la vuelta de su Martes Mayor, que hace una breve parada en Siega Verde
X
CIUDAD RODRIGO | MARTES MAYOR

Ciudad Rodrigo brinda por la vuelta de su Martes Mayor, que hace una breve parada en Siega Verde

SOCIEDAD
Actualizado 10/08/2022 07:55
David Rodriguez

Ferretería Sertorio y Dedal de Plata se llevaron las categorías de Comercio y Escaparate del Concurso de Premios de la jornada

Tras dos veranos anómalos sin poderlo celebrar por culpa de la pandemia del coronavirus, por fin Ciudad Rodrigo está pudiendo disfrutar de una nueva edición de su emblemático Martes Mayor, que está deparando un gran ambiente desde primera hora de la mañana en las calles mirobrigenses, donde se cuenta con la compañía del sol y el calor, aunque de una forma menos agobiante que una semana antes en el Martes Chico.

En todo caso, unas cuantas personas prefirieron madrugar un poco para adelantar su recorrido por los puestos desplegados por las calles del centro histórico de Ciudad Rodrigo, un total de 172 (94 mirobrigenses, 35 del resto de la provincia de Salamanca y 43 de otras provincias, incluido uno de vinos de Jerez de la Frontera), dividiéndose en 150 de comercio, artesanía variada, asociaciones y entidades, 6 de carácter infantil y 16 establecimientos de hostelería.

Como ya publicamos hace unos días, este año hay 40 puestos menos que en el último Martes Mayor, lo que ha hecho que hubiera zonas más ‘desahogadas’ respecto a ocasiones anteriores, como los bajos de la Casa Consistorial o el inicio de la calle Madrid. En todo caso, ésta vía volvió a ser una arteria principal de este Martes Mayor, junto a la Rúa del Sol, las calle San Juan, Julián Sánchez, Cardenal Pacheco y Jazmín, las plazuelas del Buen Alcalde (donde no faltaron los puestos del Mercado de los Martes) y del Conde, el Registro, y por supuesto la Plaza Mayor, donde se alternaban los puestos comerciales y las barras de hostelería, que fueron tomando el relevo según avanzó la mañana.

Y es que como apuntó el alcalde Marcos Iglesias, el Martes Mayor, “una fiesta muy importante para Ciudad Rodrigo”, es “un momento comercial, pero también festivo”, más aún este año: “tras dos años sin poderse celebrar, los mirobrigenses tenemos ganas”, considerando así que es un Martes Mayor “especial, de reanudación, de encuentro”.

Para la delegada de Comercio, Laura Vicente, con esta jornada se resalta “la importancia que tiene el comercio en Miróbriga”, añadiendo Marcos Iglesias que el comercio sale a la calle esta jornada “para reivindicar que es un comercio de alta calidad”, recordando que el apoyo al comercio local significa entre otras cosas creación de empleo, e incidiendo en que “si alguien lo ha pasado mal en pandemia, es el comercio de proximidad”.

Al hilo de ello, Marcos Iglesias volvió a remarcar que Ciudad Rodrigo “ha sido un lugar importante a nivel comercial, y lo sigue siendo por la cercanía con Portugal, y porque la comarca viene aquí a hacer sus compras”, de ahí que sea un sector “vivo”. Además de ese “pasado y presente comercial”, resaltó que “estamos trabajando por el futuro”, con el inicio de los trabajos para “solventar la carencia de suelo industrial; queremos potenciar a Ciudad Rodrigo como lugar privilegiado próximo a Portugal”.

Marcos Iglesias y Laura Vicente hicieron esas declaraciones antes de arrancar la clásica visita institucional a todos los puestos (que coincidió por cierto con la puesta en marcha de una visita guiada de unos turistas al centro histórico). La visita institucional fue en esta ocasión bastante ágil, participando también en la misma Beatriz Jorge Carpio, Ramón Sastre, Víctor Gómez, Paola Martín Muñoz, José Manuel Jerez, Davinia Montero, Carmen Lorenzo, Jorge Labajo, Carlos Fernández Chanca, Soraya Mangas, Alfredo de Miguel, el diputado provincial de Ciudadanos Manuel Hernández, la secretaria de Afecir, Inmaculada Pascual, y la técnico de la Oficina de Desarrollo, Rosa Pascual.

Durante ese recorrido, hubo tiempo para brindar en dos ocasiones, con una bebida refrescante ofrecida por Cruz Roja, dentro de su labor de concienciación para evitar golpes de calor en esta época del año; y con unos licores ofrecidos por uno de los puestos montados en la Plazuela del Buen Alcalde (cuando acabó la visita, hubo más brindis en los bares por parte de la Corporación, al igual que hicieron el resto de mirobrigenses).

El concurso de premios

Este año, de forma novedosa, se aprovechó la visita institucional para que los miembros del jurado del Concurso de Premios del Martes Mayor (Laura Vicente, Paola Martín Muñoz, Carmen Lorenzo, Soraya Mangas, Alfredo de Miguel, Inmaculada Pascual y Rosa Pascual) fueran valorando los puestos apuntados a este certamen, apenas 9, que además se pueden considerar únicamente 6, ya que 3 de ellos doblaban participación en 2 categorías.

Hay que recordar que este año el Martes Mayor tenía como temática Siega Verde. Patrimonio Mundial de la Humanidad, como se pensó inicialmente para la edición de 2020 con motivo del 10º Aniversario que se cumplía ese año de la concesión de la Declaración como Patrimonio Mundial. Para poder participar en el Concurso, los puestos debían estar decorados de forma alusiva a esta temática, así como sus responsables.

En la categoría de Comercio (la única con más contendientes que premios), la victoria ha sido para Ferretería Sertorio, seguida por Hilos de Mar y Dedal de Plata. Éste establecimiento ha sido el que se ha llevado el triunfo en la categoría de Escaparate, por una espectacular recreación del Puente de Siega Verde (y los grabados a sus pies). En esta categoría, el segundo premio fue para la Tienda Kilombo. Por último, en la categoría que se puede calificar de ‘otros puestos’, sólo hubo una participante, Estela Bajo da Costa, a quién se le concedió el primer premio.

Las primeras posiciones llevan aparejado un premio de 200€; las segundas posiciones, 150€; y las terceras, 100€. Mientras, en lo que respecta a la participación infantil, únicamente un puesto se apuntó al concurso, estando vestidos al estilo prehistórico sus jóvenes responsables: Adrián Rodríguez Madruga, Laia Rodríguez Madruga y Vega Sánchez Bernal (estaban atendiendo un puesto de Hilos de Mar en la Plaza Mayor). En este caso, se hacen con un premio por cabeza de dos entradas de cine más dos paquetes de palomitas y dos refrescos.

Junto a los elementos prehistóricos de esos puestos, otros cuantos también hicieron una ‘mirada al pasado’, como uno en la Plazuela del Conde repleto de artilugios antiguos de lo más variado, o el stand que tenía el Ciudad Rodrigo CF, ya que, además de lotería, camisetas actuales o merchandising, tuvo a la venta camisetas antiguas (algunas de ellas casi objetos de coleccionista). Ese puesto estuvo al lado del stand principal de la Asociación Española contra el Cáncer -que tuvo varias mesas más repartidas por otros puntos) en la Rúa del Sol-, donde se encontraba un año más el publi-bus de Tato Galerías.

A nivel de entidades también estuvieron en las calles Cruz Roja como ya hemos dicho, Manos Unidas, o la Delegación Diocesana de Misiones. En su misma calle, la Jazmín, hubo artesanía en directo de la mano de las bolilleras de Amanecer, siendo el otro ejemplo de artesanía en vivo la fabricación de rosquillas (y por partida doble) en la Rúa del Sol. Como es habitual, muchos puestos de artesanía alimentaria dieron a probar alguna que otra vianda a los transeúntes (embutido, queso, vino, etc.) para que fueran entrando en ambiente antes de irse a tomar algo a algún establecimiento de hostelería.

Comentarios...