Viernes, 12 de agosto de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La discomóvil Vibrass se encarga de cerrar de una forma diferente a la habitual el Martes Chico
X
CIUDAD RODRIGO | MARTES CHICO

La discomóvil Vibrass se encarga de cerrar de una forma diferente a la habitual el Martes Chico

SOCIEDAD
Actualizado 03/08/2022 04:08
David Rodriguez

La música de la discomóvil estuvo acompañada a lo largo de la noche de diferentes elementos de animación

El caluroso Martes Chico que ha vivido Ciudad Rodrigo en este 2022 se cerró de una forma diferente a lo que era habitual antes de la pandemia, al haberse trasladado al Martes Mayor, y a la Plaza Mayor, la actuación veraniega en Miróbriga de la Orquesta SMS, que era quién se encargaba tradicionalmente de poner el broche a esta jornada (lo había hecho en todos los Martes Chicos celebrados, salvo el 1º en 2015, cuando el día culminó con un concierto en la Plaza Mayor de Nolasco).

Tras una tarde donde el único elemento de animación como tal fue una actuación de la Charanga Manliao en el Bar Los Toriles en el tramo final de la misma (de 19.00 a 21.00 horas, aproximadamente), el cierre de este Martes Chico ‘del regreso’ corrió a cargo de la discomóvil Vibrass, también de Ciudad Rodrigo, que desplegó su camión-escenario en la confluencia de las calles Laguna y Lorenza Iglesias.

Hasta allí se fue acercando bastante público, especialmente joven, ya que era el destinatario fundamental del tipo de música que fue sonando a lo largo de la noche. En la zona eso sí no faltó público de edades superiores, que apostaron principalmente por las amplias terrazas desplegadas en esas vías (o algunas más ‘alejadas’ en las calles Cárcabas o San Cristóbal), que registraron una altísima ocupación.

Como musicalmente solo se iban lanzando las canciones, el principal atractivo de la noche estuvo en los elementos de animación que se fueron sucediendo, incluido bailarines sobre el escenario, una danza de fuego, pirotecnia, el lanzamiento de confeti, la suelta de varias pelotas gigantes ‘con forma’ de sandía, el reparto de unos palos de luz, etc.

Si la velada de la víspera, con la actuación de la Orquesta Musical Compass, ya se alargó bastante (algún bar estuvo funcionando hasta las 5 de la madrugada), la del propio Martes Chico no fue menos, tanto en la propia zona del Arrabal de San Francisco como en algún otro establecimiento de Ciudad Rodrigo, donde continuó la fiesta una vez cesó la música a las 4 de la madrugada tras media hora de ‘despedida’ con canciones como Flying Free, Bella Ciao o Fiesta Pagana.

Comentarios...