, 07 de agosto de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Párrocos de Ciudad Rodrigo se encargarán también de localidades de la comarca ante la falta de sacerdotes
X
DIÓCESIS DE CIUDAD RODRIGO | CAMBIOS

Párrocos de Ciudad Rodrigo se encargarán también de localidades de la comarca ante la falta de sacerdotes

COMARCA
Actualizado 01/08/2022 19:30
David Rodriguez

El Vicario de Pastoral, Gabriel Ángel Cid, cambia el Campo Charro por la zona fronteriza de Fuentes de Oñoro

Como suele ser habitual por estas fechas, el Obispo de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, José Luis Retana, ha efectuado una serie de nombramientos en la estructura diocesana, principalmente a nivel de sacerdotes, a raíz sobre todo de jubilaciones eclesiásticas que se han producido recientemente. Ante la ausencia de nuevos sacerdotes que entren en el presbiterio diocesano, los huecos que van quedando por esas jubilaciones son cubiertos ampliando la carga pastoral de los presbíteros actualmente en servicio.

En palabras del propio Obispo, “hay hermanos sacerdotes que fallecen, o que llegan al final de sus fuerzas por enfermedad o por edad, sacerdotes que personalmente piden cambiar, situaciones que conviene renovar (personalmente prefiero afrontar las cosas y equivocarme)”. Todo ello hace que “para algunos llega el tiempo de permutar su destino pastoral o agrandar la tarea encomendada, asumiendo el cuidado pastoral de más parroquias que se añaden a las ya encomendadas”.

En esta ocasión, se produce un movimiento bastante importante, ya que varios párrocos de Ciudad Rodrigo (como Tomás Muñoz Porras, Rafael Caño Santos y Vidal Rodríguez Encinas) se encargarán también de localidades del entorno de Miróbriga (algunas de ellas de relevancia).

El cambio en torno al cual pivotan muchos de estos nombramientos diocesanos (que se harán efectivos en septiembre) es el traslado desde el Campo Charro a la zona fronteriza de Fuentes de Oñoro del Vicario de Pastoral, Gabriel Ángel Cid, quién ya anticipaba en la jornada del domingo en sus redes sociales que “comienza agosto, cambios, hacia el oeste... Sentimientos encontrados, tristeza sobre todo pero confianza en el Señor”. Así, Gabriel Ángel Cid deja las parroquias de Sancti-Spíritus, Paradinas, Martín de Yeltes-Campocerrado, Retortillo, Castraz y la capilla de Los Baños de Retortillo, que se las repartirán varios párrocos.

Por un lado, las de Sancti-Spíritus, Paradinas, Martín de Yeltes-Campocerrado y Castraz pasan a ser responsabilidad de Rafael Caño Santos, que las suma a las Parroquias de San Cristóbal y Pedrotoro de Ciudad Rodrigo, dejando eso sí de ser el Administrador Parroquial de Sanjuanejo, donde queda como párroco titular José María Rodríguez-Veleiro, sumándola a El Salvador. Por otro lado, la Parroquia de Retortillo pasa a estar en manos de Jesús Gutiérrez Martín, que continúa con Villavieja de Yeltes, Villares de Yeltes y Bogajo, cediendo eso sí Boada a Anselmo Matilla Santos, que la une a La Fuente de San Esteban, Santa Olalla, Muñoz y Boadilla.

Volviendo a Gabriel Ángel Cid, en la zona fronteriza se va a hacer cargo de las dos parroquias oñorenses (María Auxiliadora y La Asunción), Gallegos de Argañán, Espeja, Puebla de Azaba, La Alamedilla, Alberguería de Argañán, La Alameda de Gardón, Castillejo de Dos Casas y Villar de Argañán.

Respecto a esa colección de parroquias, hay que apuntar que las dos de Fuentes de Oñoro junto a La Alameda de Gardón y Castillejo de Dos Casas estaban actualmente en manos de Juan Carlos Bernardos, quién las asumió el pasado mes de noviembre ante la jubilación eclesiástica del párroco de todas ellas, Ángel Rubio Corchete. En lo que se refiere a Juan Carlos Bernardos, continuará con sus parroquias habituales de Villar de Ciervo, Aldea del Obispo, Puerto Seguro, La Bouza y Barquilla, a las que suma Villar de la Yegua y Serranillo.

Éstas dos últimas parroquias tenían al frente a Roberto Vegas Primero, al igual que las de Gallegos de Argañán y Villar de Argañán, que como hemos mencionado más arriba pasan a ser de Gabriel Ángel Cid; quién asimismo releva a Víctor Manuel Sevillano al frente de las parroquias de Puebla de Azaba, La Alamedilla y Alberguería de Argañán; y a Manuel Peláez al frente de la Parroquia de Espeja. Tanto Víctor Manuel Sevillano como Manuel Peláez abandonan la vida de parroquias rurales que tenían hasta ahora.

En este sentido, Víctor Manuel Sevillano pasa a estar adscrito a la Parroquia de San Andrés de Ciudad Rodrigo, dejando además de las tres parroquias ya mencionadas, las de Castillejo de Azaba y Campillo de Azaba. Éstas dos últimas son asumidas (ampliando su carga) por el actual párroco de San Andrés, Tomás Muñoz Porras, que se hace cargo también de la Parroquia de Ituero de Azaba que tenía Manuel Peláez. El actual párroco de Fátima e Ivanrey, Vidal Rodríguez Encinas, suma la Parroquia de Carpio de Azaba, la tercera que tenía Manuel Peláez, que pasa a ser el capellán del Convento de la Sagrada Familia de las Madres Carmelitas Descalzas de Ciudad Rodrigo, puesto que ocupaba Vicente Hernández Martín.

Igualmente en materia de sacerdotes, pero fuera del ámbito de parroquias, hay novedades en el Secretariado Diocesano para la Adolescencia y la Juventud, que hasta ahora tenía al frente a Anselmo Matilla Santos, quién sigue formando parte del mismo, aunque el nuevo director es José Manuel Gallego Plaza, ejerciendo como consiliario Efraín Peinado Hernández.

Por último, Silvia García Rojo es la nueva delegada diocesana de Comunicación (hasta ahora era colaboradora de la Delegación), mientras que José María Fernández Sobreviela ha sido nombrado formador adscrito a la Administración del Seminario Diocesano, tomando el relevo en ésta responsabilidad de Rafael Caño Santos, quién era el encargado de la Administración del centro desde hace 34 años.

Comentarios...