Lunes, 08 de agosto de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La más importante antología de relatos escritos por mujeres de Castilla y León se estrena en la Casa de las Conchas
X
'Contamos todas'

La más importante antología de relatos escritos por mujeres de Castilla y León se estrena en la Casa de las Conchas

CULTURA
Actualizado 28/06/2022 10:55
Charo Alonso

Gloria Rivas, Macu García y Victoria Pelayo, autoras del "compendio", han protagonizado el acto coordinado por Celia Corral

A la profesora universitaria, escritora y coordinadora de este proyecto, Celia Corral Cañas, le gusta más la etiqueta de “compendio” o “recopilación” para etiquetar este libro bello salido de la mano de Ediciones Castilla, siempre comprometida con la literatura castellano y leonesa y con el relato en particular al que ha dedicado una colección llevada magistralmente por el crítico y escritor José Ignacio García. Un libro en el que participan casi una treintena de autoras y que goza de la portada más sorprendente de una artista singular como es Rosana Largo, especializada en la lectura onírica, original y fantasiosa del cuento clásico, de cuyo pincel han salido los Museos del Cuento en Urueña, la Villa del Libro y del Cuento y la Ciencia en Paredes de Nava, Palencia.

Tiene pues este volumen, que se presenta al público por vez primera y como no podía ser menos, en una Biblioteca Pública, importancia de letra capital. Y lo hace desde el prólogo, tan sentido, sencillo e integrador, puro rosario de respuestas de Celia Corral, hasta el necesario recorrido biobibliográfico de las autoras, porque parece mentira lo grande que es nuestra Comunidad, la enorme cantidad de literatura que produce y la falta de conocimiento que tenemos de la obra de los autores de otras provincias. De ahí que proyectos como Contamos la Navidad, antología ya legendaria de relatos navideños, o la necesaria antología del cuento castellano y leonés Cuentos Pendientes, ambos de la mano de José Ignacio García, sean tan necesarios.

Esta tarde de cuento tiene a Celia Corral como maestra de ceremonias, coordinadora feliz que ha logrado reunir en torno al libro a las autoras vinculadas con Salamanca y aledaños: Gloria Rivas Muriel, que vive y trabaja en Valladolid y nació en La Fuente de San Esteban, Macu García, leonesa en la misma tesitura y Victoria Pelayo, zamorana de Cáceres que atraviesa Salamanca en un constante ir y venir por la carretera en la que nos conocimos. Grandes autoras vinculadas a la ciudad, practicantes de diversos géneros y que esta tarde de palacio plateresco presentan su narrativa, diversa y encantada de conocerse en un acto que se inicia con los agradecimientos de la coordinadora y también autora de uno de los relatos, a Nona y Arancha, almas de este espacio.

Un acto cercano y sentido en el que Celia Corral lee el nombre de todas las autoras de un libro que no quiere ser antología, lo que merecería un estudio más exhaustivo, pero sí un referente nacido de la auténtica antología Cuentos pendientes, y que pretende llegar a un lector universal partiendo de la tierra. Y lo hace a través de escritoras aunque lo importante es, según Celia Corral, la valía de los cuentos que nacen de la curiosidad y tienen temáticas y estilos muy diferentes. Las autoras presentes, que hablan de la educación religiosa, del maltrato, de la fantasía de la literatura y de la magia, son voces diversas, según Corral, que cuentan de una forma singular con una finalidad plural.

Y es una de nuestras singularidades la que recordamos con tristeza, Ángela Hernández, habitante de Valladolid, salmantina de origen, escribió su último cuento y murió antes de ver el libro publicado. Alma de la cultura vallisoletana, la autora es un buen ejemplo de la necesidad de hacer visible el talento de la tierra, acuñar una etiqueta “literatura de Castilla y León” y cuidarla. Este libro para Celia Corral, es una oportunidad de establecer conexiones, como afirma también Gloria Rivas, quien insiste en la capacidad de Corral para reunir a las autoras y en la libertad absoluta para escribir estos relatos que, según Victoria Rapado, ensalzan el cuento como género importante y no menor.

La reivindicación del cuento y su diversidad es una riqueza también para Macu García, quien acaba de publicar una novela y sin embargo, se siente cómoda con un cuento en el que la tragedia tiene un mensaje de optimismo porque para ella la literatura tiene una capacidad social. Cuentos como cuentas que recorre Celia Corral en un prólogo riguroso y a la vez clarificador, donde el diálogo con las autoras incide en la importancia de la tierra, el eco de la identidad sea hombre o mujer del artista que acaba definiendo con certeza afirmando: “Cada voz es un universo”. Universos diversos que nos recuerdan, según Paquita del Teso, el papel de las madres y abuelas al amor de la lumbre contando cuentos que quizás, como bien observó Carmen Borrego, son diferentes a los “relatos” que quizás uno lee en soledad. Reflexiones atinadas a cuatro voces con un coro en el público que ha sido tremendamente enriquecedor.

Todo en torno a un libro cuya portada de Rosana Largo cumple con el espíritu y esencia de este libro: la curiosidad, la diversidad, el descubrimiento. Un libro en el cabemos todas en un prólogo en el que hablamos todas, espacio de unión y de celebración no solo del cuento, sino de la literatura –sin género- que sirve para emocionar, relatar la memoria, conjurar lo malo, recordar el pasado, jugar y crear un espacio por compartir en torno a sus páginas ¿Quién puede pedir más y mejor?

Fotos de Carmen Borrego

Comentarios...