Miércoles, 10 de agosto de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La orientación sexual e identidad de género, tercera causa de los delitos de odio en España
X
DELITOS DE ODIO, UN RIESGO PARA LA CONVIVENCIA

La orientación sexual e identidad de género, tercera causa de los delitos de odio en España

LOCAL
Actualizado 16/05/2022 15:12
Redacción

Durante el pasado año se investigaron 1.800 delitos de odio, de los que el 26% estuvieron relacionados con la orientación sexual e identidad de género

Los delitos de odio van en aumento. Durante 2021 se investigaron 1.802 delitos de odio en nuestro país, según datos del Ministerio del Interior, y que supone un aumento con respecto a 2020, año en el que se denunciaron 1.401. Una cifra importante si tenemos en cuenta que 2020 fue un año marcado por la pandemia de la COVID-19 y las restricciones a la movilidad. Pero es que, además, como alertaba hace unas semanas el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, 8 de cada 10 delitos de odio no se denuncian.

Del total de delitos registrados en 2021, más del 26% estuvieron relacionados con la orientación sexual e identidad de género (477 en total), entendiendo como tal cualquier hecho que señala la existencia de un móvil de odio o discriminación hacia la víctima por su orientación sexual/identidad de género.

Los datos también reflejan que las menazas y lesiones acaparan los incidentes relacionados con los delitos de odio.

En Salamanca, según el último informe sobre la evolución de los delitos de odio, se denunciaron 10 delitos de odio en 2020 -último año con los datos desglosados por provincias- y de ellos 3 estuvieron relacionados con la orientación sexual o la identidad de género.

En la mayoría de los delitos de odio relacionados con la orientación sexual o la identidad de género, tanto la víctima como el autor suelen ser hombres. Son los hombres los que acaparan casi la totalidad de las detenciones e investigados por delitos de odio efectuadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Delitos de odio que ya no son una excepción en Internet y en las redes sociales, sino todo contrario, con 189 denuncias solo en el año 2020.

Datos que constatan la importancia de concienciar a la sociedad del riesgo para la convivencia que comportan los delitos de odio, animando además a la ciudadanía a no ser meros espectadores y a ser conscientes de la importancia de que se denuncien todos aquellos episodios de los que sean víctimas o testigos.

Además, es imprescindible seguir incidiendo en la formación y sensibilización sobre los delitos de odio, no sólo en el ámbito de la función pública, si no en el conjunto de nuestra sociedad, empezando por los más jóvenes, etapa de nuestra vida en la que se interiorizan prejuicios y estereotipos que es necesario erradicar, ya que suponen la semilla de futuros comportamientos discriminatorios.

Comentarios...